El Barça podría ofrecer 25 millones y Villa para fichar a Rooney

Jordi Blanco

El fichaje de Wayne Rooney por el Barça podría no ser una quimera de acuerdo a los parámetros que, de entrada, tiene previstos el club blaugrana para una operación que sin estar abierta no se contempla tan utópica como podría parecer. David Villa, a quien el club blaugrana le busca una salida este mismo verano, podría ser la llave que abriera la puerta a la incorporación del delantero inglés.

De la misma forma que ocurre con el Chelsea o el Arsenal, el Barça se mantiene a la espera de conocer el resultado de la reunión que el futbolista debe mantener en breve con su entrenador, David Moyes, para saber a qué atenerse. Aunque en su discurso oficial el club inglés se mantiene firme en mantener a Rooney en la plantilla, no es un secreto que la relación entre el técnico escocés y el delantero es muy tirante desde que coincidieron en el Everton y de la misma manera que uno sopesa seriamente la posibilidad de dejar el club, al otro no le importaría en absoluto sacárselo de encima.

Es por ello que el Manchester United, que incorpora a la plantilla al joven Wilfried Zaha, fichado en enero y cedido en el Crystal Palace, busca en silencio a otro delantero con el que completar la plantilla. Moyes no piensa en una figura de primer nivel, papel reservado a Van Persie, pero sí en un jugador con gol... Y en ese concepto entra la jugada que sería redonda para el Barça.

El jugador que pudiera abrir la puerta del Camp Nou a Rooney no sería otro que Villa, al que el club busca una salida pero no acaba de concretar su traspaso. El Barça, de acuerdo a fuentes próximas a la directiva, ha negociado en las últimas semanas con Tottenham, Arsenal y Liverpool su traspaso, pero los nueve millones de euros que pide el club por la transferencia no son asumidos por los interesados.

El Arsenal de hecho habría dado un paso al costado mientras que tanto 'Spurs' como 'Reds' no están dispuestos a pagar más de cinco millones en concepto de traspaso, una cifra alejada de los doce que inicialmente confiaba en ingresar el Barça.

Así las cosas, en Barcelona estarían dispuestos a negociar con el Manchester United un trasvase entre los dos futbolistas. Quiere esto decir que si David Moyes viera con buenos ojos la incorporación de Villa a su plantilla, la directiva de Sandro Rosell se mostraría dispuesta a pagar hasta 25 millones de euros por fichar a Rooney.

En el Camp Nou se sabe que es poco menos que imposible luchar con el Chelsea en un aspecto financiero, pero, llegado el caso, se confía en los deseos del propio jugador, quien nunca ha ocultado su admiración por el equipo blaugrana y ha llegado a insinuar que le encantaría jugar en él.

Económicamente, es obvio, Rooney también debería poner de su parte por cuanto los más de 14 millones de euros de salario anual que tiene en el Manchester United superan lo que estaría dispuesto a pagarle el Barça, aunque el ahorro de la ficha de Villa, que se cifra el próximo ejercicio en 10 millones, ayudaría a llegar a un acuerdo con el futbolista inglés.

La situación, difícil, está clara. Si a Moyes le seduce tener a Villa en su plantilla el fichaje de Rooney por el Barça no sería, para nada, una quimera.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil