Barça, uno de los ocho equipos que más se juegan en la reunión del martes de la UEFA

La UEFA debe decidir cómo se solucionan las cuatro eliminatorias pendientes de los octavos de final de la Champions

Solo el duelo Bayern-Chelsea (0-3 en la ida para los bávaros) parece estar más encarrilado y los blaugrana, tras el 1-1 de San Paolo, tenían a su favor el factor campo

 El club azulgrana se suma a las medidas de prevencion ante la pandemia del Coronavirus | FC Barcelona

La reunión que ha convocado la UEFA para este martes 17 de marzo, en el que se afrontarán las consecuencias de la extensión de la afectación por el coronavirus, es clave para el futuro del máximo organismo continental, sus 55 Federaciones asociadas y los miles de clubes que dependen de ella.

Pero, sin duda, hay ocho de estas entidades, entre ellas el FC Barcelona y el Real Madrid, que deberán de estar muy atentas a las resoluciones que se tomen de cara a la resolución de la Champions 2019/20 pues sus eliminatorias de octavos de final están pendientes de resolución.

La afectación por la expansión del coronavirus se ha ido extendiendo con rapidez por todo el mundo hasta convertirse en una pandemia con graves consecuencias a nivel global.

Es evidente que en estos momentos son prioritarias las crisis sanitaria, humana y social, en primer término, y las tremendas consecuencias económicas y laborales, inmediatamente después. Pero en este segundo apartado se incluyen los responsables del Deporte y, específicamente del Fútbol, que como deporte de masas integrado en la industria del ocio, tiene una incidencia de carácter global y es un motor económico de primer orden.

LA UEFA BUSCA FÓRMULAS

En este sentido, la UEFA quiere encontrar fórmulas que compatibilicen la finalización de los torneos nacionales y de las competiciones continentales dejando hueco para la Eurocopa 2020, un torneo estratégico para su economía, pues valora su impacto en más de 2.500 millones de euros.

Y cuando se empiece a componer ese puzzle de fechas y de intereses deportivos y económicos es cuando deberán estar muy atentos los responsables del Barça pues sus opciones de estar en el sorteo de los cuartos de final de la Champions 2019/20 siguen en el aire.

No es necesario realizar un gran ejercicio de memoria. La propagación del coronavirus hizo que el Barça-Nápoles pasara de estar programado para jugarse el miércoles 18 a puerta cerrada a suspenderse hasta nueva orden.

No es un asunto menor pues el equipo de Quique Setién, tras el 1-1 arrancado del San paolo con mucho sufrimiento, ya se veía perjudicado al no poder rentabilizar el factor campo en un Camp Nou desierto. 

NUEVA VUELTA DE TUERCA

Con el paso de los días se ha dado una nueva vuelta de tuerca, pues las opciones que se manejan para aligerar los calendarios es que las rondas de cuartos y semifinales se disputen a partido único, en incluso se organice un play off o una final four en campo neutral.

Para Atlético de Madrid, PSG, RB Leipzig y Atalanta se trata de un problema menor porque pudieron finalizar sus duelos de octavos con relativa normalidad. No hay que olvidar que solo en octavos se saca partido de haber realizado una buena fase de grupos. Los primeros de grupo juegan siempre la vuelta en casa.

A partir de ahí, sorteo puro. No es un factor definitivo -que se lo digan al Liverpool ante el Atlético-, pero es un derecho adquirido en el campo que siempre ayuda.

La lógica indica que estas eliminatorias pendientes se completrán con normalidad cuando se reanude la actividad competitiva. Pero se está comprobando que la incidencia del coronavirus lleva su propio calendario, en función del país.

Y ahí tienen que hilar fino los dirigentes del fútbol. En el caso del Barça, recibir al Nápoles en un Camp Nou a rebosar puede ser una ayuda psicológica extraordinaria, más aún después de un parón que puede haber afectado a la forma física de los jugadores.  

EL BARÇA NO ES EL ÚNICO

Otro tanto puede alegar Josep Guardiola, ya que el Manchester City consiguió un valioso 1-2 ante el Real Madrid en un Santiago Bernabéu a rebosar. La vuelta en el Etihad resultará decisiva. 

Un caso también extremo es el del Olympique de Lyon, que logró un apurado 1-0 ante la Juventus de Turín en el Parc OL que debería defender en el Juventus Stadium ante un Cristiano Ronaldo desencadenado.

Quizás el único que pueda respirar con relativa tranquilidad sea el Bayern de Múnich, pues su contundente 0-3 ante el Chelsea en Stamford Brigde le resta presión a la vuelta en el Allianz Arena. En todo caso, un arma de doble filo qyue podrían aprovechar los 'blues'.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil