El Barça teme que Dembélé tenga ya un plan definido

El galo se negó en verano a renovar su contrato y desde su entorno echan balones fuera

En el club azulgrana empiezan a pensar que Ousmane está esperando el verano de 2022 para irse gratis a donde quiera

Dembélé mostró su mejor cara ante la Juventus | MEDIAPRO

Por sus recurrentes despistes, puede ser que Ousmane Dembélé parezca un tipo despreocupado, como si a él tanto le diera una cosa u otra. Como si, a causa de su juventud, todavía no supiera qué espera de su carrera como futbolista. Sin embargo, la realidad es diferente. Ousmane es un tipo fiel a su entorno y sigue las directrices sin moverse un centímetro de los consejos de sus más allegados. Y ahora, eso podría jugar en contra del Barça. O al menos, eso temen en las oficinas del Camp Nou.

El contrato de Ousmane Dembélé finaliza el 30 de junio de 2022, por lo que el jugador podrá negociar con quien quiera dentro de 13 meses para cambiar de aires sin dejar un euro en las arcas del club catalán. No es ningún secreto que el Barça intentó por activa y pasiva traspasarlo este verano. La respuesta del galo siempre fue la misma: "No me muevo de Barcelona"

Aunque en los últimos días de mercado se filtró que Dembélé aceptaba cambiar de aires, lo cierto es que el francés sencillamente estaba dispuesto a ir de 'erasmus' a Manchester una temporada sin perder su importante contrato actual con el FC Barcelona. 

En Can Barça empiezan a creer que Ousmane seguirá de azulgrana hasta junio de 2022 para marcharse entonces con la carta de libertad. Su talento y juventud hace que tenga garantizado el recibir ofertas de equipos importantes, y más sin tener que pagar traspaso. Desde el cierre de mercado se han producido algunos contactos informales con el entorno del jugador y las sensaciones del club catalán siguen siendo negativas: intuyen que no tiene ningún interés en renovar y da largas a la hora de tratar el tema.

Teniendo en cuenta que el próximo es el último verano en el que el Barça podría hacer caja con el ex del Dortmund, parece claro que el conjunto azulgrana no tendrá ninguna posición de fuerza a la hora de intentar convencer al jugador para que cambie de aires. Por más que el club catalán le presione, Dembélé tiene la sartén por el mango.

La otra opción es que el Barça le diera la carta de libertad en junio, lo que no dejaría un traspaso pero permitiría sacarse de encima una importante ficha anual. Esta alternativa podría ser del agrado del jugador si encuentra un equipo que le haga un contrato largo, ya que perdería su último curso como blaugrana pero se garantizaría a cambio tres o cuatro temporadas más.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil