¿Puede el Barça restringir los negocios de Piqué?

¿Puede el Barça restringir los negocios de Piqué?

Piqué entrena en la Ciudad Deportiva | FCB

El CEO de Sports Law Institute, Toni Roca, analiza los límites legales de exigencias como las que Xavi y el club habrían solicitado al capitán de los azulgranas

“Las cláusulas de ‘régimen de vida adecuada’ sólo hacen mención expresa a actividades que puedan mermar el descanso, como actos nocturnos”, afirma

Gerard Piqué, futbolista del FC Barcelona, es noticia por su actividad fuera de los terrenos de juego. Diversas informaciones revelaron recientemente una reunión con Xavi en la que el entrenador solicitó al futbolista, uno de sus capitanes, centrar sus esfuerzos en su rendimiento y dedicar menos tiempo a su vida como empresario.

Todo ello, poco después de que Piqué acaparara focos por sus negocios con la Federación Española de Fútbol (RFEF) y su presidente, Luis Rubiales, a propósito de la Supercopa de España.

La reclamación del entrenador al futbolista, más allá del debate deportivo, también abre un debate jurídico que profundiza en los límites de lo que un club de fútbol puede reclamar a sus jugadores. ¿Está en disposición Xavi y el Barça de vetar la actividad empresarial de Piqué? ¿Podrían aplicar castigos por ello?

“Grosso Modo, un club o el entrenador de un equipo de fútbol no pueden castigar con sanciones explícitas a un jugador por ejercer actividades económicas más allá de su profesión dentro del terreno de juego”, comienza a explicar Toni Roca, CEO del Sports Law Institute y el despacho especializado en fútbol Himnus. Roca, eso sí, añade que la casuística es grande y depende de los contratos firmados entre las partes.

“En el caso del FC Barcelona no contamos con el contrato de Piqué, pero se puede tomar como guía contratos filtrados a la opinión pública como el de Neymar o el de Messi. Es de entender que, en este tipo de cuestiones, no serán distintos al que tiene Piqué. Este tipo de cláusulas suelen ser estándar. Puede cambiar el texto, pero no la esencia”, añade a su explicación Roca.

Entrevistas no, negocios si

 Estos documentos incluyen disposiciones vinculadas al ‘régimen de vida adecuada’. Así se denomina en varios contratos. “Son cláusulas que fijan que habrá una dedicación exclusiva, salvo autorización expresa del club. Pero luego amplían que esa autorización no es precisa cuando tales actividades sean ‘compatibles con la práctica del fútbol profesional (…) o con las instrucciones de vestuario’”, precisa Roca. “Se incluye el descanso, viajes, horarios de entrenamientos partidos… y en general todo lo que no afecta al jugador o al club”, matiza Roca.

Es este último punto, el de vetar “actividades que restrinjan el necesario descanso físico”, el que abre la puerta a que el club y Xavi prohibían a Piqué, por ejemplo, actividades que vayan más allá de una determinada hora y que puedan incidir en sus condiciones para entrenar con el resto de sus compañeros.

En este apartado entrarían, por ejemplo, entrevistas en programas late-night de televisión o actos nocturnos de presentación de eventos en previas de entrenamientos, como sucedió con una reciente cancelación de su presencia para dar a conocer la última edición de la Copa Davis en Madrid.

“Pero más allá de vetos de este tipo puntuales, legalmente no se puede restringir la actividad empresarial de Piqué. El propio contrato de los futbolistas permite que puedan dedicarse a otras actividades, siempre que sean compatibles con la práctica del fútbol (y los negocios de Piqué lo son) y ni afecten a su descanso, ni perjudiquen la imagen del futbolista o del club”, analiza Roca, también colaborador de la argentina Universidad Austral, uno de los centros de educación más relevante de Latinoamérica.

El debate del caso RFEF

Es en este último punto, el de la imagen del club, el único en el que Xavi o el FC Barcelona podrían ejercer cierta presión, aunque, según el criterio de Roca, sería legalmente complicado que derivara en sanción o veto a las actividades del futbolista. “Con respecto a la imagen, podría haber debate después de, por ejemplo, las filtraciones por los negocios de Piqué con la RFEF.

Pero para que se pudiera aplicar un castigo o solicitarle cesar sus negocios debería ser un escándalo de magnitud mucho mayor que el revelado en esas informaciones. No estamos en un escenario así. Hubo revuelo momentáneo sin afectar a la imagen del club. En todo caso a la del jugador, y es algo también debatible”, concluye Roca.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil