El Barça recupera a los 'jugones' para seguir a ritmo de récord contra el Betis

Juan Manuel Díaz

El Barça afronta en el Benito Villamarín uno de los partidos más complicados de la Liga, tanto por sus antecedentes recientes frente al Real Betis como por el momento de juego del equipo de Pepe Mel, cuarto en la clasificación y que fue capaz de derrotar, dos semanas atrás, al Real Madrid (1-0). Un buen desafío para el conjunto de Tito Vilanova que viaja a Sevilla la misma mañana del partido con el objetivo de agrandar su récord histórico de trece victorias y un empate consecutivos y así ratificar su liderato.

En una previa que desde el punto de vista del Barça ha estado marcada por el estado físico de Leo Messi, el Real Betis no tiene bajas importantes y su afición sueña con hacer su particular 'doblete' y tumbar a los blaugrana como hizo con los 'blancos' de 'Mou'. La última vez que lo consiguieron fue en la temporada 2007-08, con Paco Chaparro en el banquillo.

Messi vuelve para liderar a los 'bajitos'

En lo que respecta al Barça, Tito Vilanova quiere presentar en Sevilla un once de gala y para ello no dudará en recuperar a los 'jugones' que reservó el pasado miércoles ante el Benfica. Así pues, Xavi, Iniesta, Cesc y, obviamente, Busquets, volverán a coincidir en la alineación titular, donde custodiarán al mejor futbolista del mundo. Un Leo Messi que, salvo sorpresa de última hora, volverá a ser la máxima referencia ofensiva azulgrana tras dar el susto hace apenas cuatro días en el Camp Nou.

Las principal duda en el once de salida radica en el carril derecho de la defensa, donde Adriano apunta a titular en detrimento de Dani Alves, que vuelve a la convocatoria pero con el que Tito será, a priori, bastante prudente. Se espera que Jordi Alba vuelva al lateral izquierdo con lo que Adriano ocuparía el flanco derecho de la zaga.

Otro de los que volverá al selecto grupo de elegidos de Vilanova para ser de la partida es Mascherano. El 'Jefecito' compartirá dupla defensiva con Piqué y su presencia permitirá que Puyol tenga un merecido descanso. Una rotación que en teoría también afectará a David Villa. Con el regreso de los 'jugones', quedarán dos plazas libres en ataque: una es intocable para Messi y la otra se espera que la ocupe Pedro, por lo que el 'Guaje' esperará su oportunidad en el banquillo, donde podría ejercer el rol de revulsivo como ya hiciera con éxito semanas atrás en el Sánchez Pizjuán.

Últimos precedentes complicados para los de Tito

El Barça no vence en el Villamarín desde la campaña 2005-06 (1-4) y los dos antecedentes en la 'era Guardiola' son sendos empates. Es más, el último precedente en la Copa (cuartos de la temporada 2010-11) es un 3-1 que no tuvo consecuencias gracias al 5-0 de la ida en el Camp Nou. A un conjunto consolidado y un estilo atractivo, Pepe Mel suma a su potencial ofensivo contar con el cuarto clasificado en el 'Pichichi', Rubén Castro, con 8 dianas.

El lleno parece asegurado y las alrededor de 50.000 localidades estarán repletas con la esperanza de ver en juego a Leo Messi a la caza del récord de Gerd Müller. No son estos los únicos argumentos de un Barça que llega como líder absoluto del campeonato con una serie de récord de trece triunfos y un empate y siete de siete como visitante. También la historia está de parte del equipo de Tito Vilanova pues ha ganado 18 y empatado 13 de los 47 partidos anteriores en campo verdiblanco.

Más argumentos para la confianza de los barcelonistas: Tito Vilanova recupera al grueso de titulares a los que dio descanso frente al Benfica en la Champions. Alba, Mascherano, Cesc, Xavi, Iniesta y Pedro siguieron el duelo frente a los portugueses desde la grada. Valdés y Busquets, desde el banquillo; y Piqué solo jugó los últimos 24 minutos. Es evidente que todos ellos tienen todas las papeletas para jugar frente al Betis y, con o sin Messi en el once inicial, armar un equipo de garantías.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil