Sport.es Menú

Un Barça al ralentí golea al Levante para seguir líder

Un Barça al ralentí golea al Levante para seguir líder
Un Barça al ralentí golea al Levante para seguir líder | sport

Juan Manuel Díaz

FICHA TÉCNICA

LIGA BBVA 2015-16

FC BARCELONA

4-1

LEVANTE UD

FC Barcelona

Ter Stegen, Alves, Mascherano, Bartra, Adriano, Rakitic, Busquets (Gumbau, 62'), Messi (c), Munir, Sandro y Neymar.

Levante UD

Rubén, Iván López, Trujillo, Feddal, Juanfran (c), Toño, Camarasa (Rubén, 79'), Verza, J. Lerma, Ghilas (Casadesús, 62') y Roger (Deyverson, 67').

Goles

1-0, Min. 50, Bartra. Leo Messi envía un medio pase para Marc que cerca del poste derecho de Rubén Martínez baja el balón con el pecho y remacha a la red con el pie derecho. 2-0, Min. 55, Neymar. Centro de Alves desde la derecha, toca el esférico el portero y le cae a Neymar que dispara, rechaza un defensa y de nuevo el brasileño remata; aunque Rubén toca la pelota, esta se cuela en la portería. 3-0, Min. 60, Messi. Penalti de Trujillo sobre Neymar que lanza Leo con la zurda, potente y alto, batiendo a Rubén. 3-1, Min. 66, Casadesús. Centro de desde la izquierda que Ter Stegen no despeja y Casadesús se aprovecha para empujar el esférico a la red. 4-1, Messi, Min. 90. Jugada individual de Leo Messi que tras deshacerse de varios rivales lanza un disparo que supera al meta del levante.

Árbitro

Fernández Borbalán (Comité andaluz). Mostró tarjetas a Verza (45') por agarrar de la camiseta a Leo Messi.

Incidencias

Camp Nou, 76.013 espectadores.

El FC Barcelona se mantiene al frente de la Liga BBVA 2015-16 tras un partido cómodo frente al Levante (4-1), jugado al ralentí y que Luis Enrique Martínez aprovechó para recuperar las rotaciones.

El público del Camp Nou acabó haciendo la ola, contento por el triunfo pero también buscando un poco de entretenimiento en una recta final sosa y sin tensión. Solo la magia de Leo Messi, repartida a lo largo del encuentro, hizo bueno el partido.

Tras el empate en el debut de la Champions contra la Roma (1-1), el Barça tenía que afrontar cuatro partidos en apenas diez días: Levante, Celta, Las Palmas y Bayer Leverkusen.

Un nuevo sobreesfuerzo para una plantilla que viene castigada por una pretemporada complicada por la gira estadounidense y los compromisos de las Supercopas que ya se ha cobrado varias lesiones, la última la de Rafinha Alcántara.

Por tanto, parecía obligado que Luis Enrique recuperara una de sus señas de identidad y recuperara las rotaciones para presentar una alineación nueva contra el Levante.

Así, Luis Enrique sentó a Jordi Alba, Mathieu, Iniesta y Luis Suárez y armó un once que se dibujó de entrada como un 4-2-3-1 con Sandro en punta y Leo Messi en la media punta con Neymar y Munir por los costados. Rakitic y Busquets formaron el doble pivote.

El FC Barcelona dominó el juego con comodidad desde el principio, cercando la portería de Rubén Martínez aunque dando la sensación que el motor estaba bajo de revoluciones.

A pesar de todo, las llegadas a la portería rival fueron cada vez más peligrosas ante un Levante claramente agazapado en la cueva, intentando que su destino se cumpliera lo más tarde posible tras las goleadas encajadas en visitas anteriores.

LLEGAN LAS OCASIONES... Y EL SUSTO

Al llegar el cuarto de hora empezaron a sucederse las ocasiones del Barça. Primero en un doble intento de Leo Messi en una acción individual dentro del área que el meta levantinista acertó a bloquear al final; después, en un lanzamiento de falta directa del propio Leo; y a continuación, en una contra fulminante conducida por la estrella de Rosario quien habilitó a Neymar por la izquierda pero el brasileño disparó demasiado cruzado.

Todo eso sucedió en apenas siete minutos, del 14' al 21', y cuando el gol del Barcelona parecía inminente el Levante estuvi a punto de dar el susto en una salida al contragolpe de Ghilas quien, tras deshacerse de Mascherano, disparó sin ningún tino cuando estaba cara a cara con Ter Stegen.  

Sin el entrejuego de Iniesta, la capacidad de desborde por la banda de Jordi Alba o la movilidad y olfato goleador de Luis Suárez, Leo Messi se erigió una vez más en el líder del ataque de un Barcelona que, sin apretar a fondo el acelerador, seguía probando fortuna frente a un ultraconservador Levante. 

DE CABEZA

A los 35 minutos, el argentino se apoyó en Sandro para llegar a la frontal y lanzar un disparo que rechazó Rubén Martínez; el propio Sandro intentó aprovechar el rechace pero su chut salió muy desviado. Solo le faltaba rematar de cabeza y lo hizo tres minutos después tras un centro de Alves, pero el esférico se escapó por encima del larguero. 

El equipo de Lucas Alcaraz solo existía en tareas defensivas y la mejor imagen de ello fue la jugada que cerró la primera parte: un agarrón de Verza a Messi cuando el blaugrana se escapaba hacia la portería. El lanzamiento libre directo de Leo, sin fortuna, fue la última acción del primer periodo.  

MARC BARTRA ABRE LA LATA

No hubo cambios tras el descanso y parecía que el partido iba a seguir por los mismos derroteros cuando una acción atípica sirvió para abrir el marcadopr. El continuo asedio blaugrana acabó con Marc Bartra en el área levantinista. Leo Messi vio la posición del defensa central y le envió un centro templado; Bartra amortiguó con el pecho y remató con la bota derecha el 1-0 (51').

La parte más difícil estaba hecha y Marc Bartra le dedicó el tanto al lesionado Rafinha, como también lo haría Neymar al lograr el 2-0 (55'). Fue tras un centro de Dani Alves que se tragó el portero del Levante; el esférico le cayó a su compatriota que consiguió marcar en un doble remate.

La cadena siguió fue el propio 'Ney' quien fabricó el 3-0 para Messi (60'). El brasileño entró en el área y aguantó la tarascada de Trujillo que cometió un penalti tonto. Leo Messi lo lanzó con la zurda, potente y arriba, provocando que el Camp Nou coreara su nombre.

LA DE TER STEGEN

Cuando parecía que tenía que llegar una media hora de tranquilidad para el Barcelona, Ter Stegen volvió a tener un error en una salida que permitió a Casadesús conseguir el 3-1 (66'). La distancia era mucha, pero el nuevo error del meta alemán provocó unos minutos de descomposición del equipo y, sobre todo, alimentó el debate para cuando Claudio Bravo esté recuperado de su lesión.

La debilidad del Levante vino al rescate de las posibles dudas del Barcelona cuando Feddal cometió un claro penalti sobre Messi (74') que Fernández Borbalán pitó sin dudar. Pero la caída de tensión blaugrana era importante y Leo disparó esta vez al larguero y el remate acabó fuera.

Todavía se pudo señalar otro penalti de Juanfran sobre Rakitic tras una recuperación del croata sobre el capitán del Levante, pero incluso el colegiado se contagó de la falta de tensión.

LA GUINDA

Luis Enrique aprovechó para dosificar a otro titular, Busquets, al que suplió Gumbau, llamado a tener más protagonismo en la primera plantilla en las próximas semanas. 

Parecía que poco más iba a dar de sí el duelo. El público del Camp Nou se entretenía en la recta final haciendo la ola a falta de ocasiones y juego; y entonces apareció de nuevo Leo Messi para hacer una jugada individual marca de la casa, con un excelente slalom y establecer el 4-1 (90').

De esta manera los blaugrana se refrendaron en el liderato de la Liga antes de viajar a Vigo en donde se encontrarán al Celta de Nolito; un equipo en forma y que será bastante más peligroso que el modesto Levante.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil