Sport.es Menú

Barça: Prohibido fallar ante el Celta

El equipo debe resarcirse del mal sabor de boca de la derrota ante el Levante y el empate frente al Slavia

La presencia de Luis Suárez en la lista de jugadores convocados no garantiza que vaya a jugar ante los gallegos

messi-suarez
La euforia tiene que volver esta noche al Camp Nou | VALENTÍ ENRICH

Es verdad que, como se afirma en las entrañas del Camp Nou, cualquier equipo se cambiaría ahora mismo por el Barça. Líder en la liga y también en su grupo de Champions League. Todo ello es cierto, si bien en este caso debemos recurrir al viejo y conocido proverbio de “no dejes que un árbol te impida ver el bosque”.

Malas sensaciones 

Un equipo como el Barça, que ha puesto el listón tan alto en la última década, donde ha dominado el fútbol mundial, tiene la obligación de ganar siempre, sí, pero sobre todo debe hacerlo de forma reconocible, basándose en sus señas de identidad.Y ese Barça excelso, domador de los partidos, del balón y del rival, hace tiempo que no aparece. Desde luego no lo vimos en el Ciutat de Valencia, donde un Levante voluntarioso y esforzado le pintó la cara al multimillonario equipo azulgrana.

Y tampoco compareció el martes pasado en el Camp Nou ante el Slavia de Praga, donde los hombres de Valverde no pudieron doblegar al conjunto checo poniendo así en riesgo la clasificación para los octavos de final de la Champions League. En definitiva, dos partidos consecutivos con un pésimo rendimiento y muy malas sensaciones. Dos tropiezos que, como suele ocurrir por estos lares, han propiciado encendidos debates sobre la idoneidad de Valverde como entrenador y el nivel de ciertos futbolistas. Un clásico cuando las cosas van mal.

Importantísimo

El propio técnico azulgrana decía ayer que el partido de esta noche es “importantísimo”, poniendo el dedo en la llaga sobre esos dos contratiempos seguidos. El sabe mejor que nadie que el único medicamento para acapar con el runrún generalizado que pone en duda su trabajo es ofrecer un buen partido de fútbol esta noche ante el Real Celta de Vigo (21,00 horas). El club, el equipo y la afición no podrían digerir otro traspié frente a un Celta que está en zona de descenso... y que ha perdido los últimos cuatro partidos.

Por todo ello, el Barça tiene que resarcirse y, de algún modo, hacer pagar los platos rotos al Celta, que estrena entrenador con el ex azulgrana Oscar García Junyent. El conjunto azulgrana ha ganado sus cinco partidos de Liga en el Camp Nou y cuatro de ellos por goleada (Betis, Valencia, Sevilla y Valladolid). Por lo tanto, el conjunto gallego parece una víctima ideal para repetir esos resultados y demostrar que el Estadi, en Liga, es un fortín inexpugnable.

¿Estará Luis Suárez en ese empeño? De momento, ayer tarde recibió el alta médica y entró en la lista de convocados, tal y como era su intención y como avanzó SPORT en la edición de ayer viernes.Otra cosa es que vaya a ser titular ya que Valverde no suele arriesgar ni un ápice con un jugador que acaba de salir de una lesión muscular. El uruguayo ya ha padecido dos contratiempos en el sóleo y hay que ir con pies de plomo con él.

El Barça notó mucho su baja ante el Slavia, donde Messi tuvo que jugar de falso nueve y tanto Griezmann como Dembélé no estuvieron a la altura de lo que exigía el partido. Lo más probable es que el charrúa empiece en el banquillo y en función de como vaya el encuentro salga o no. Y que a nadie le extrañe que bien Griezmann Dembélé también sean suplentes y empiece desde el principio Ansu Fati.

El encuentro ante el Celta también será una nueva oportunidad para comprobar si Junior Firpo ha venido para hacer bulto o realmente para ser un jugador importante. La baja de Alba le abre las puertas de la titularidad de par en par. Otra cosa es que Valverde siga apostando por Semedo como lateral zurdo a pesar de ser diestro y mantenga a Junior en la grada. Quién iba a decir que un duelo ante el Celta tendría tantos alicientes.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil