¡A tope! Así se recupera Dembélé... y muestra que lucirá el dorsal 7

El Barça pierde la paciencia con Dembélé

El club quiere que responda de manera inmediata a la última oferta de renovación planteada

Lo consideran una falta de respeto por parte de un futbolista que se ha pasado más de la mitad de su contrato lesionado

Ya no hay más margen. El Barça le ha lanzado un ultimátum a Osumane Dembélé para que responda de manera inmediata a la última oferta de renovación planteada por el club. Acaba contrato el próximo 30 de junio y en el Barça comienzan a estar enfadados ante tanta dilación por parte de su entorno.

Lo consideran una falta de respeto por parte de un futbolista que se ha pasado más de la mitad de su contrato lesionado. El área de fútbol se había marcado el mes de octubre como fecha límite para cerrar este tema, por lo que la próxima semana, como mucho, debería haber novedades.

La historia de este culebrón hace albergar pocas esperanzas de renovación. Mientras Dembélé asegura de forma interna que quiere seguir en el club y que se encuentra muy a gusto en Barcelona, el Barça tiene informaciones de primera mano que hablan de reuniones de su entorno especialmente con dos clubs, Manchester United y Juventus. Al francés le están presionando para que ate en corto a su agente y firme si ésta es su decisión, pero en los últimos días nadie en el Barça ha podido sacar nada en claro.

Con este panorama, el Barça se plantea actuar con dureza. Dembélé debería estar listo para tener algo de participación en el equipo a partir de la próxima semana, pero no jugará si no renueva. Es una decisión dura porque el equipo necesita gol y el francés es un futbolista que puede ser determinante si se encuentra bien físicamente. El Barça ya actuó así con Ilaix y acabaron sacado un traspaso relativamente beneficioso. A Dembélé le enseñarían la puerta en enero para sacar algo de dinero, pero tampoco tienen claro que el futbolista esté por la labor. La única medida de presión es la grada en una temporada en la que Dembélé se juega sus opciones de ir al Mundial de Qatar. Si no juega, lo va atener complicado y esa puede ser una buena baza para que haya un acuerdo de no agresión entre todas las partes.

La oferta del Barça es la que es. No hay mucho margen salarial y, como mucho se le mantendría la ficha haciendo una clara apuesta por Dembélé en el futuro. Es evidente que si sale libre, el francés podría doblar su salario en la Premier y en Italia. Si ampliara contrato solo podría deberse a una apuesta deportiva clara por las dos partes. El presidente, Joan Laporta, y el vicepresidente deportivo, Rafa Yuste, le han dado todo el cariño posible desde el verano porque creen que sería una catástrofe que el futbolista se fuese gratis en junio. El club invirtió más de 100 millones de euros por Dembélé y no lo pueden permtir. La paciencia se acaba. Y el tiempo también. En nada se decide todo.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil