El Barça se olvida de Cuadrado

El club no está por la labor de competir con la oferta del United
El club no está por la labor de competir con la oferta del United | sport

Si no se produce un improbable giro de los acontecimientos en los próximos días, Cuadrado no vestirá la camiseta del Barcelona este curso. El club azulgrana ha sopesado la posibilidad de fichar al colombiano en los últimos meses, pero finalmente ha llegado a la conclusión de que la operación es inviable. El principal motivo es económico, pues su fichaje supondría un desembolso que no entraba en las previsiones del club. 

Dídac Peyret

El precio de mercado del colombiano era uno antes del Mundial pero, su irrupción en la competición y las ofertas que maneja la Fiorentina, han hecho que su fichaje se vaya a más de 40 millones. Una cifra que solo el Manchester United está dispuesto a plantearse. La Fiorentina ha sido la gran beneficiada de la situación y sigue jugando a una especie de subasta por el futbolista, que estaba muy ilusionado con la posibilidad de jugar en el Barcelona.

CONVENCIDO DE IRSE DE LA FIORENTINA

Cuadrado tomó la decisión de irse del club italiano durante el Mundial, donde se dio cuenta que estaba preparado para jugar en un grande, y entendía que la Liga se adaptaba más a sus características que la Premier. También las dificultades de la lengua que encontraría en Inglaterra, así como vivir en una ciudad como Manchester, hicieron que el colombiano prefiriese la opción del conjunto de Luis Enrique. Con todo, el jugador ya sabe que ahora mismo la opción del United es la que tiene más posibilidades de producirse tras las reuniones las últimas semanas de su agente Alessandro Lucci en Florencia con el presidente del club italiano, Andrea della Valle. 

El Barcelona se echado para atrás tras conocer las cantidades que está manejando el United para hacerse con el jugador. Y no solo en lo que al traspaso se refiere. El conjunto inglés le ofrece una ficha que supera los cuatro millones de euros limpios al futbolista y un contrato largo. Unas condiciones que en el club azulgrana se consideran más propias de un crack consolidado que de un futbolista en crecimiento.

El club azulgrana, además, se ha encontrado con el obstáculo de Alves, un jugador del que se esperaba sacar un rendimiento económico este verano, pero por el que no ha llegado ninguna oferta en firme hasta ahora. El brasileño termina contrato el curso que viene y, a pesar de que se dejó querer por el PSG, sabe que el verano que viene podrá cobrar prima de fichaje y contar con una suculenta ficha. 

Ante esta situación, al club solo le queda la opción de darle la carta de libertad y que el jugador cobre lo que le resta de contrato.
Una posibilidad que en el club solo se manejaba como la última opción. La alta ficha del brasileño ha frenado el interés del algunos clubs por el jugador y Alves ya se ha hecho la idea de seguir esta temporada en el Barcelona.
Buena sintonía con Luis Enrique

Hasta la fecha el cuerpo técnico está muy satisfecho con la predisposición que ha mostrado el jugador desde que se reincorporó a la pretemporada azulgrana una vez terminadas sus vacaciones. El lateral ha llegado en buena forma física y Luis Enrique le ha transmitido que, si entrena bien, tendrá protagonismo en el conjunto azulgrana. Ambos han mantenido varias charlas desde que el brasileño regresó y el propio Luis Enrique dijo públicamente que Alves “es uno más de la plantilla y cuento con él”.

El jugador está ilusionado con la llegada del asturiano y mantiene intacta la confianza en sus posibilidades. Es más, Alves ya ha dicho a su entorno que está convencido de que será titular esta temporada como lo ha sido desde que llegó. Y es que tanto Guardiola, como Tito, Roura y Martino han reservado al brasileño un papel protagonista. La llegada de otro lateral aumentaría la competencia por una posición con tres jugadores.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil