Sport.es Menú

El Barça no fichó a Griezmann para esto

El francés fue sustituido por Dembélé porque estaba aportando muy poco

Un remate de cabeza peligroso en el primer tiempo fue todo su bagaje

xortunobarcelona s french forward antoine griezmann l j191002222523
Griezmann sigue muy lejos del nivel que debería tener a estas alturas de la temporada | AFP

El barcelonismo, hasta el momento, está muy decepcionado con el desempeño que está realizando Antoine Griezmann como azulgrana. No acaba de romper. Lejos del nivel que le convirtió en uno de los mejores delanteros de la Liga y del mundo, su baja forma está penalizando, y mucho, al Barça, que le sigue esperando...

Frente al Inter, el francés ha formado delantera con Leo Messi y Luis Suárez. El tridente. Griezmann comenzó en la banda izquierda, pero solo en la pizarra. De hecho, siempre arrancó de fuera hacia adentro, para dejar el pasillo a las internadas de Semedo. Y ahí siempre se estrelló.

Obviamente, no se le puede negar trabajo y esfuerzo. Y entrega. Siempre intentó encontrar espacios y huecos en la forrada defensa italiana. Sobre todo, a base de paredes con Messi Suárez. En uno de esos intentos, perdió el esférico y en su reacción por recuperar la pelota hizo una dura entrada que le costó la cartulina amarilla.

Su mejor acción llegó al cuarto de hora, cuando dentro del área pequeña se elevó superando a Godín, lo que ya es meritorio, y remató de cabeza. Un testarazo que salió rozando el travesaño.

En el segundo periodo gozó de una clarísima oportunidad. Escorado a la izquierda, disparó inexplicablemente fuera, tocando la red. Es posible que, de haber marcado, lo hubiera anulado el VAR.

Sin protagonismo, sin éxito en sus centros, sin poder irse de nadie, gris y apagado, se ganó a pulso la sustitución por Dembélé. Mucho, mucho, va a tener que mejorar Griezmann para ganarse el corazón de los culés. De momento, poca cosa, y ese es un lujo que el Barça, el equipo, no se puede permitir.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil