Barça y Manchester City buscan fórmulas para encontrarse por Ferran Torres

Barça y Manchester City buscan fórmulas para encontrarse por Ferran Torres

Ferran Torres abrió el marcador ante el Marsella | MEDIAPRO

Los azulgranas saben que la negociación no será rápida ni sencilla: la partida de 'póker' solo ha comenzado

Los ingleses pidieron el viernes 80 millones de euros, cantidad a la que el Barça no puede llegar

Sin prisa pero sin pausa. El Barça ha trabajado en silencio la operacón Ferran Torres en los últimos meses, pero ahora ya no tiene sentido buscar la discreción. Todas las cartas están encima de la mesa y el futuro del atacante de Foios lo marcará la capacidad de Barça y Manchester City de alcanzar o no un acuerdo que satisfaga a ambas partes.

El viaje a Manchester de este viernes del director de fútbol azulgrana, Mateu Alemany, junto al CEO del club, Ferran Reverter, es la mayor prueba de que la cosa va en serio: en el Barça hay consenso total respecto a Ferran: es el elegido y se hará un esfuerzo económico por él. De hecho, no es la primera vez que Alemany estuvo en Inglaterra para tratar de avanzar en el fichaje del internacional con España. 

A día de hoy, solo una cosa está clara: Ferran quiere jugar en el Barça y así lo ha trasladado a Pep Guardiola, que no se opone a su salida siempre y cuando haya acuerdo entre clubes. Y ahí, claro, Pep no tiene la palabra.

VOLUNTAD INGLESA

El encuentro de este viernes entre ambos clubes sirvió para constatar varias cosas. La primera es optimista en clave azulgrana, pues el mero hecho de que la entidad británica se sentara a negociar ya indica que hay cierta predisposición a dejar salir al jugador de 21 años.

Por contra, el City es consciente de que Ferran es un activo muy valioso y lo trata como tal. En la reunión del viernes, los ingleses dijeron al Barça que el precio de salida es de 80 millones de euros, una cantidad que el club catalán, por más esfuerzos que quiera hacer, no va a poder alcanzar dada su situación económica.

¿DISTANCIA SALVABLE?

Aunque es por todos sabida la difícil situación que viven las arcas del Barça, lo cierto es que el club azulgrana cuenta con poder alcanzar una oferta de 50 millones de euros fijos para poder convencer a la directiva ‘skyblue’. Es en esa distancia de unos 30 millones de euros donde se disputará la partida de póker entre Barça y City. Y en ella jugarán un papel importante los conceptos variables de diferente grado de dificultad de cumplimiento.

Con todo, la principal complicación para el Barça es que incluso para disponer de esos citados 50 millones de euros en el mercado invernal deberá antes llevar a cabo la hoja de ruta diseñada y que le permitiría obtener dicha cantidad.

EL CITY NO CEDE DE MOMENTO

A día de hoy, la idea del Barça sigue siendo la de poder lograr un traspaso en enero, aunque no hay que descartar otros escenarios como una cesión en invierno con opción de compra obligatoria el próximo verano. En el peor de los casos, la operación incluso podría tener que posponerse hasta verano. El 'partido' será largo y de momento el City no está siendo flexible.

A día de hoy no se ha puesto sobre la mesa un hipotético intercambio de jugadores. Por ahora se trabaja únicamente en lo que sería un traspaso al uso, aunque durante el transcurso de las negociaciones el Barça podría verse obligado a echar mano de nuevas fórmulas para lograr su objetivo.