Sport.es Menú

El Barça los hace mejores

El Real Madrid siempre compró Balones de Oro; el Barça los ha creado a través de su sistema de juego

Desde la llegada de Stoichkov al Barça, el club ha tenido a muchos jugadores entre los mejores del planeta, siendo Messi el más laureado

El Dream Team; Cruyff dio con la tecla con los fichajes
El Dream Team; Cruyff dio con la tecla con los fichajes | Fernando Zueras

No es lo mismo comprar un Balón de Oro (o cualquiera de las varias denominaciones que ha tenido esa distinción desde comienzo de los años 90...) que fabricarlo. 

En lo primero tiene mucha experiencia el Real Madrid (ZidaneKakáOwenCristiano Ronaldo...). Y en lo segundo, el Barça. El gran ejemplo ha sido, es, y seguirá siendo, Leo Messi. Fichado siendo infantil de primer año, ha recorrido todas las etapas formativas del FC Barcelona hasta convertirse en el mejor futbolista de todos lo tiempos.

Ha habido, y hay, otros caminos para llegar a la cima del fútbol mundial. Hay una pléyade de grandísimos jugadores, todos ellos históricos, que alcanzaron el estrellato después de fichar por el FC Barcelona.

Seis ejemplos mayúsculos de la transformación que han experimentado estos futbolistas que han tenido en el Camp Nou su mejor escaparate: Hristo Stoichkov, RomarioFigoRonaldoRivaldo y Ronaldinho. Y podríamos añadir muchos más que, aún sin llegar a conquistar el Balón de Oro, también se convirtieron en alguno de los mejores futbolistas dle mundo en el Barça, como Samuel Eto’o Deco.

Proyección mundial Hristo Stoichkov era un perfecto desconocido en Barcelona cuando Johan Cruyff lo fichó en  1990 procedente del CSKA Sofía. Integrante del mítico Dream Team, ganó la Copa de Europa en 1992 y dos años más tarde levantó el Balón de Oro.

Romario jugaba en una liga de poco alcance mundial, como  la holandesa, y en un equipo que ya no peleaba por estar en la ‘pomada’ europea como el PSV. En un año y medio en el Barça, el ‘Baixinho’ ganó la Liga, fue Pichichi, FIFA World Player y campeón del mundo. 

El Camp Nou también fue la rampa de lanzamiento de Luis Figo. Llegó a Barcelona en 1995 procedente del Sporting de Lisboa con 23 años y se marchó en el 2000 al Real Madrid. Tres meses después se hizo con el Balón de Oro, obviamente por su trayectoria en el Barça.

La historia de Romario se repitió con Ronaldo Nazario. Un joven de tan solo 19 años que destacaba en el PSV Eindhoven y que aterrizó en la Ciudad Condal en verano de 1996. Solo estuvo una temporada, suficiente para asombrar al mundo y hacerse con su primer FIFA World Player antes de irse al Inter de Milán.

A Rey muerto, Rey puesto. El Barça reaccionó a la ‘espantá’ de Ronaldo con el fichaje de Rivaldo, la gran estrella del Deportivo de la Coruña. Rivaldo alcanzó el cetro mundial en 1999, cuando levantó el máximo galardón de la FIFA después de convertirse en una gran figura mundial. Un caso clarísimo de lo que representa jugar en el Barça.

Si no, que se lo pregunten también a Ronaldinho. Ni la liga francesa ni el PSG eran escaparate para disfrutar de su talento. Antes de darle al Barça su segunda Copa de Europa en París en 2006, ‘Ronnie’ ya había ganado el primero de sus dos FIFA World Player.

La pregunta que debemos hacernos ahora es si Ousmane Dembélé, viendo la proyección que está teniendo, podrá aspirar un día a seguir el camino de esas grandes estrellas del fútbol. Viendo como se las gasta el francés, si quiere, puede.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil