El Barça inicia el Gran Tour

El Barça inicia el Gran Tour

El Barça ultima la preparación del encuentro ante el Mallorca | DAVID BERNABÉU

La exigencia física a la que se someterá el equipo pondrá a prueba la confección de la plantilla

Doce partidos en cuarenta días antes del Mundial marcarán el devenir de la temporada

Existirá un antes y un después del mes de octubre porque, antes del Mundial, el Barça no ganará nada, pero puede empezar a perderlo. El calendario, por cortesía de la FIFA, se aprieta hasta lo imposible y se convierte en una tensa faja capaz de dejar sin oxígeno a cualquier equipo. En el caso del Barça, además, tras un parón de selecciones que ha descosido la defensa de Xavi con bajas tan importantes que el técnico se ha visto obligado, ya en Palma de Mallorca, a echar mano del Barça Atlètic.

Y, pese a todo, no hay excusas. No porque no existan, sino porque el club no puede permitírselas. Toca coger aire, apretar los puños y empezar a pedalear. La meta lo merece.

Parón trampa

Esta será la tercera experiencia de Xavi a la vuelta de una parada internacional y en las dos anteriores el Barça logró la victoria. La primera fue tras ser destituido Koeman y los blaugrana se impusieron 1-0 en el debut de Xavi. La segunda fue tras el 0-4 en el Bernabéu y el equipo, al regreso, ganó al Sevilla 1-0. El problema es que esos triunfos no tuvieron continuidad en el tiempo, algo que, en este momento, no puede permitirse el Barça.

Tras superar al Espanyol, un empate sin goles en Benfica empezó a abrir las puertas de la Europa League y, tras vencer a los hispalenses, el Barça solo fue capaz de ganar un partido en las cinco siguientes jornadas, despidiéndose de las opciones de luchar LaLiga.

El calendario del Barça hasta el Mundial

| Marc Creus

Calendario asfixiante

Son doce partidos en cuarenta días, un partido cada 3,25 entre hoy sábado y el 9 de noviembre, cuando la competición de clubs volverá a detenerse para dar paso a la preparación del Mundial de Catar. Esto son solo números, pero es que los rivales son imponentes.

El Mallorca espera en Palma tras quince días en los que ha tenido tiempo de preparar con esmero y dedicación la visita blaugrana. Acto seguido, llega el Celta y, después, el plato gordo: el clásico ante el Real Madrid en el Santiago Bernabéu, donde la enorme igualdad en la competición doméstica permite pensar que será un partido, aunque aún en la novena jornada, decisivo para los intereses de ambos conjuntos.

La Champions

Cuando arranque el Mundial, el Barça ya sabrá a qué atenerse en la Champions. Las cuatro jornadas que restan para acabar la fase de grupos se juegan del 4 de octubre al 1 de noviembre. Los dos partidos ante el Inter están situados antes y después del clásico, lo que supone, en solo una semana, jugarse la vida en Europa y gran parte de las aspiraciones en LaLiga.

Tras el doble enfrentamiento ante los italianos, llega el Bayern al Camp Nou y el Barça tendrá la oportunidad de demostrar que, como hizo en Múnich, ha vuelto a la máxima competición europea para quedarse. La exigencia es máxima y el Mundial, en el fondo, queda muy, muy lejos.