El Barça espía a Bale en Londres

Albert Valentí, miembro de la secretaría técnica del Barça, estuvo el pasado domingo en Craven Cottage, el estadio del Fulham, para ver en directo las evoluciones de Gareth Bale, el zurdo del Tottenham Hotspur, que se impuso 1-3 en el estadio londinense (precisamente con Bale como autor del primer gol del partido), según informó la Cadena Cope, ya que el club blaugrana contempla la opción de Bale como alternativa para ocupar el costado izquierdo de la defensa en caso de que Eric Abidal no acepte la oferta de renovación que el club le propuso hace ya varias semanas.

Redacción

La directiva del Barça espera que el jugador francés responda a la oferta de renovación antes del final del mes noviembre. Abidal sigue estudiando la propuesta barcelonista, de una temporada más otra en función del número de partidos.

El francés ya ha dejado claro que su intención es seguir en el Barça, aunque su decisión dependerá del tipo impositivo de su nuevo contrato, el único punto que genera dudas en el lateral francés, que en varias ocasiones ha subrayado su intención de retirarse como jugador del Barça y de quedarse a vivir en Barcelona.

Gareth Bale, una de las sensaciones del mercado futbolístico, lleva meses en la agenda blaugrana. Albert Valentí quiso comprobar de primera mano cómo se adapta a la nueva demarcación en la que se mueve esta temporada, centrocampista en un 4-2-3-1. El internacional galés explotó como lateral en la pasada temporada, cuando se convirtió en la gran referencia del Tottenham, especialmente gracias a sus partidos en la Liga de Campeones, cuando su precio se disparó.

De hecho, su cotización será el gran problema con el que se encontrará el Barça si finalmente decide apostar fuerte por su fichaje en el próximo mercado de verano. El Chelsea ya habría ofrecido cerca de 45 millones de euros por Bale, pero el interés del club `blue¿, de momento, no ha ido más allá de un tímido acercamiento, un tanteo de las posibilidades de su incorporación.

Consciente de su potencial, el Tottenham espera obtener al menos 40 millones de euros por la venta de su jugador con más recorrido. A sus 22 años, Bale responde perfectamente al lateral de futuro que busca el Barça. Rápido, potente, hábil con el balón y con una especial vocación ofensiva. Bale fue una de las claves de la buena temporada del Tottenham en la campaña 2009-10, que permitió al equipo del norte de Londres jugar la Champions el año pasado. Su versatilidad le permite jugar más adelantado, ocupando una posición de volante e incluso, en circunstancias puntuales, de extremo, gracias a su velocidad y capacidad de desborde en el uno contra uno.

En su caso, además, aporta una cuota de gol especialmente interesante tratándose de un lateral. El año pasado anotó siete goles en la Premier y cuatro en la Champions. El galés juega en el Tottenham desde el verano de 2007, cuando llegó a White Hart Lane procedente del Southampton. Desde entonces, ha marcado 22 goles en partido oficial con la camiseta del Tottenham Hotspur, explotando a las órdenes de Harry Redknapp.

El pasado mes de marzo, Bale firmó la renovación por el Tottenham hasta el año 2015, por lo que el Barça debería negociar su salida y preparar cerca de 40 millones de euros para garantizar su traspaso.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil