Sport.es Menú

El Barça-Dortmund dejó dos incógnitas y cuatro certezas para el futuro

La buena actuación del tridente y los regresos europeos de Umtiti y Rakitic invitan al optimismo

Las dudas por despejar: la bajada de tensión del último cuarto de hora y la capacidad para mantener este nivel lejos del Camp Nou

 Luis Suárez puso el 1-0 en el duelo del Barça ante el Dortmund a pase de Messi | MEDIAPRO

El Barça ofreció su mejor versión de la temporada frente al Borussia Dortmund (3-1) en el momento más oportuno, cuando necesitaba certificar su pase como primero de grupo a los octavos de final de la Champions. ¿Será el despegue definitivo de un equipo que se ha mostrado muy irregular en este primer tercio de temporada? 

El Dortmund tuvo menos mordiente de lo esperado, pues por fortuna Lucien Favre se confundió al no incluir a Jadon Sancho en el once inicial y condicionó así todo su esquema.

El equipo de Ernesto Valverde tuvo momentos de brillantez, especialmente cuando el balón pasó por las botas de Leo Messi; nada nuevo. En cambio, hay dos incógnitas que quedaron sin despejar y que se pueden resolver en partidos como el del próximo sábado, frente al Atlético en el Wanda Metropolitano, o el clásico del 18 de diciembre ante el Real Madrid.

LAS INCÓGNITAS

La primera es la bajada de tensión del último cuarto de hora, una constante en muchos partidos de esta campaña. El Dortmund se hizo con el balón y el mando del juego, y estuvo a punto de volver al partido cuando Sancho marcó su gol y envió un disparo a la madera. Ter Stegen tuvo que emplearse a fondo en dos ocasiones. 

La segunda duda es si esta versión mejorada se mantendrá en campo contrario, especialmente ante rivales de peso. No es un tema menor, teniendo en cuenta la sangría de puntos lejos del Camp Nou, y porque los fiascos ante la Roma y el Liverpool todavía pesan como una losa en los aficionados, y a veces parece que también sobre los jugadores.

detalles para el optimismo

Pero en el día después parece justo poner en valor los aspectos positivos que dejó el Barça ante el Borussia. El más espectacular fue, sin duda la buena sintonía del tridenteLa desgraciada lesión de Dembélé tuvo como consecuencia que arrancó del banquillo a Griezmann y el efecto positivo fue doble: abortó el nacimiento de un 'caso' en torno a Antoine y permitió que Messi Luis Suárez mostraran una mayor conexión con él. Que cuaje el tridente es clave para las aspiraciones blaugrana.

También fue muy importante que el regreso de Ivan Rakitic al centro del campo junto a Sergio Busquets y Frenkie De Jong diera orden y solidez al equipo. Messi brilló por su talento, por las facilidades que dio el Dortmund, pero también porque el equipo estuvo siempre bien parado para apoyarle en sus arrancadas y en sus slalom desde el círculo central. El croata aporta inteligencia táctica, toque y capacidad de sacrifico. Y lo más importante, demostró que mezcla muy bien con el de Ciutat Badia y el holandés.

Y en la última línea, la buena actuación del casi inédito tándem Umtiti-Lenglet fue una gran noticia. Samu y Clement demostraron que son una alternativa competitiva cuando sea necesario dar el relevo a Piqué. Su buen balance tiene el valor añadido de que se trataba una línea defensiva experimental, con Sergi Roberto y Júnior Firpo en los laterales.

MEJORA COLECTIVA

Todos estos detalles permitieron ver a un colectivo más capacitado para tirar la línea de presión más arriba de lo habitual y que supo hacer circular el balón con más sentido y velocidad que en los últimos encuentros, a la espera de las arrancadas de Leo. En definitiva, fue un Barça más reconocible aunque faltaban varios de los titulares habituales, por lo que ahora está por ver cómo gestiona Valverde el futuro próximo.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil