El Barça se deja la Liga ante el Atlético

Partido intenso y de gran ritmo donde se marcaron tres goles de penalti... y otro en propia puerta

De poco sirvió el gol 700 de Messi y un partido de gran oficio de los azulgranas

El duelo de los dos gigantes del fútbol español comenzó con sorpresa. Setién apostó por modificar el esquema del Barça. Volvió al 4-4-2, sacrificando a un delantero (Fati o Griezmann) para seguir confiando en Riqui Puig. Una vuelta de tuerca muy valiente en la pizarra… que rápidamente se reflejó en el terreno de juego. 
Desde el primer segundo, el partido tuvo ritmo, idas y venidas. Y eso puede ser bueno o malo, depende del control del balón y la asunción de riesgos de cada equipo. Ante la presión alta del Atlético, el Barça respondió con una rápida circulación del esférico. Ahí, Riqui hace falta. Al primer minuto, disparo de Suárez. Poco después, zapatazo de un recuperado Rakitic que despejó Oblak. 

FICHA TÉCNICA

LaLiga

FCB

2-2

ATM

FC Barcelona

Ter Stegen; Semedo, Piqué, Lenglet, Jordi Alba; Busquets (Ansu Fati, 85'), Vidal (Griezmann, 90'), Rakitic (Sergi Roberto, 63'), Riqui Puig; Messi y Luis Suárez

Atlético de Madrid

Oblak; Arias, Giménez, Felipe, Renan Lodi; Carrasco (Lemar, 85'), Saúl, Thomas, Correa (Vitolo, 85'); Diego Costa (Morata, 76') y Llorente (Joao Felix, 69')

Goles

1-0 M.11: Diego Costa (pp). 1-1 M.19: Saúl (p). 2-1 M.50: Leo Messi (p). 2-2 M.62: Saúl (p)

Árbitro

Hernández Hernández (colegio canario). Amonestó a Ter Stegen, Piqué y Messi por parte blaugrana y a Saúl, Felipe, Carrasco, Diego Costa y Lemar por parte rojiblanca

Campo

Camp Nou

Toma y daca

En ese toma y daca, con un centro del campo con mucho desgaste, propició un saque de esquina que, impecablemente sacado por Messi, acabó en gol ‘gracias’ a Diego Costa, que batió a su propio compañero.
Mandando el Barça en el marcador, el Atlético no se arredró y gracias a su gran poderío físico (Saúl Llorente estuvieron superlativos) hizo correr hacia atrás a los azulgranas. Y ahí no son muy sólidos. Carrasco le robó la cartera a Piqué y dentro del área Artur Vidal le hizo un ‘penaltito’. Lanzó Costa, despejó Ter Stegen y el VAR lo mandó repetir por haberse adelantado el meta alemán. Saúl no desaprovechó el regalo de Hernández Hernández. ¡Vaya con el VAR!

Con el Barça apretando, el peligro se vestía de contragolpe, donde los de Simeone son unos maestros. Antes del descanso, Oblak envió a saque de esquina un lanzamiento de falta de Messi. Tablas en todo, incluso en ganas, oficio e intensidad. Un buen Barça, pero también un magnífico Atlético. El Camp Nou estaba disfrutando de lo lindo… en silencio.
No pudo comenzar mejor el segundo tiempo. En sus albores, el central Felipe hizo otro ‘penaltito’ a Semedo. Claro, si se pitó el leve toque de Vidal Carrasco, también este. La pena máxima la aprovechó Messi para marcar su gol 700 … ¡de ‘panenka’! Una efemérides así, merecía un penalti con esa personalidad.

Si el Atlético tiene una virtud es que jamás se rinde. Y menos contra los grandes, como demostró en Liverpool. De esa insistencia llegó otro penalti, de Semedo a Carrasco. Nuevamente leve toque. Y otra vez Saúl ante Ter Stegen que estuvo a punto de detener el esférico. Más igualdad imposible.

Reaccionó Setién y cambió a Rakitic por Sergi Roberto. Y Arthur en el banquillo. Todo queda dicho.
Muy enchufados los de Setién, conscientes de lo que estaba en juego, disfrutamos de una gran oportunidad de Vidal a centro de Semedo que salió lamiendo la escuadra.

Simeone metió en el campo a Joao Féliz. Después a Morata. Setién tardó mucho más en mover el banquillo. Le gustaba lo que estaba viendo. Iban cayendo los minutos, las piernas se iban cargando y el empate penalizaba más al Barça, que se alejaba más del título de Liga. Solo el Real Madrid se había llevado un punto del Camp Nou esta temporada.
Había que buscar el triunfo como fuera. Y el técnico cántabro tomó una decisión para estudiar: sacó a Busquets, que había estado impecable, y metió a Ansu Fati, dejando la posición de pivote a Sergi Roberto. Regreso al 4-4-3. Ah, y Griezmann en el banquillo... para jugar los minutos del añadido.

Tablas y a expensas del Real Madrid. Si los blancos ganan su próximo partido, se irán de cuatro puntos. La Liga se pone casi imposible. Dos empates consecutivos es demasiado castigo. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil