Sport.es
Sport.es Menú

El Barça confía en ingresar 66 millones en ventas

El club espera recaudar la mitad de lo que costó el fichaje de Coutinho

Mascherano, Arda, Deulofeu, Rafinha y Aleix Vidal serán los protagonistas de la 'operación salida'

Cinco jugadores en la rampa de salida
Cinco jugadores en la rampa de salida | sport

Cerradas ya las incorporaciones de Coutinho y de Yerry Mina, la gran prioridad del Barça es obtener todo el dinero posible en concepto de traspasos de los jugadores que ya no cuentan para Ernesto Valverde. 

La operación salida está más candente que nunca, con un objetivo muy definido por parte de la directiva y la dirección deportiva, ingresar al menos 60 millones de euros en concepto de venta de jugadores de aquí a finales de mes.

No será una empresa fácil, a pesar de las cifras en las que se mueve el mercado internacional de fichajes, porque cada caso presenta peculiaridades muy concretas. Pero el club quiere que los ingresos permitan cubrir aproximadamente la mitad del coste del fichaje de Coutinho, es decir, alrededor de 60 millones de euros, 66 según las previsiones más optimistas.

La última convocatoria de Ernesto Valverde, correspondiente al partido de Copa ante el Celta, retrató los planes de futuro del entrenador y al mismo tiempo, marcó la hoja de ruta de las salidas: Aleix Vidal, Rafinha, Deulofeu y Arda ni siquiera entraron en la convocatoria, síntoma de que están en la plataforma de salida. Tampoco entró en la lista Denis Suárez, aunque su caso es diferente porque ni existen ofertas en firme ni el club tiene la intención de desprenderse de él. 

Con Mascherano ocurre todo lo contrario: fue titular ante el Celta, pero su futuro está lejos del Barça, concretamente en el fútbol chino. Su caso es el más despejado: el Barça espera ingresar alrededor de 10 millones de euros con la venta de Mascherano, cuya salida ya está pactada. 

Deulofeu, destino Italia

A partir de ahí, existen varios casos abiertos: Deulofeu tiene asumido que se irá del Barça ante la falta de minutos: aún tiene alguna opción de disputar el Mundial, pero para ello tiene que volver a competir. 

Su destino será probablemente el fútbol italiano, pero aún existen dudas sobre el equipo en el que jugará: el Nápoles está muy interesado en él, aunque la prioridad del equipo italiano es la llegada de Simone Verdi, del Bolonia. El Nápoles parece dispuesto a pagar unos 20 millones de euros por ‘Deulo’. El jugador, eso sí, quiere decidir su futuro y ver aumentada su ficha en caso de tener que abandonar el Barça, que aspira a ingresar 18 millones de euros por su venta. Económicamente, el Barça saldría ganando, porque en verano el club pagó 12 millones por su vuelta al Barça. El Inter también está dispuesto a sumarse a la puja, pero solo en calidad de cedido, una opción que el club blaugrana no contempla. 

Aleix Vidal ha tenido una cierta continuidad a las órdenes de Ernesto Valverde, pero también está en la cámara de salida del club. Su ficha no es de las más altas, pero es un jugador con un buen cartel y fácilmente ‘exportable’: el Sevilla parecía su destino más probable, pero el club andaluz vive una tormenta institucional y ha preguntado por el capitán y lateral derecho del Celta, Hugo Mallo. Así, Aleix podría acabar también en el fútbol italiano: el club tiene la intención de venderlo por unos 10 millones de euros, siete menos de lo que costó.

Arda, a punto de desatascarse

El futbolista que menos minutos ha tenido con Ernesto Valverde, Arda Turan (inédito esta temporada), continúa negociando su salida con destino al fútbol turco, concretamente al Basaksehir, actual líder de la Liga turca. 

La operación está pendiente de que el club turco y el Barça alcancen un acuerdo, ya que el jugador ya ha dado su visto bueno al traspaso. De hecho, es el único equipo al que quiere irse el futbolista del Barça.

 
El Barça reclamará entre diez y doce millones de euros por su traspaso. El club se librará de pagar una de las fichas más altas de la plantilla, con lo que la masa salarial se aliviará notablemente, aunque no servirá para compensar los 34 millones de euros de su fichaje. 
El representante del jugador, Ahmet Bulut, tiene previsto reunirse con el Barcelona en las próximas horas, pero ya ha dejado dicho que el futuro del futbolista pasa por el Basaksehir “en un 99 por ciento de posibilidades”. 

Rafinha se irá cedido al Inter

Rafinha también está a un paso del fútbol italiano: en su caso, es el Inter el equipo que más se ha posicionado para llevarse al jugador, aunque el Arsenal también llegó a preguntar por el brasileño. El padre de Rafinha, Mazinho, pasó ayer por las oficinas del Barça para intentar aclarar el futuro de su hijo, que parece pasar por una cesión al Inter de Milán hasta el mes de junio. 


Hasta aquí, las tres partes están de acuerdo, pero el problema surge después: el Barça quiere incluir una opción de compra de 25 millones de euros y el Inter se planta en los 20 ‘kilos’, una diferencia que de momento retrasa la operación, aunque el propio jugador ya ha asumido que tendrá pocos minutos en el Barça y que para competir, deberá abandonar el club blaugrana. 

También parece claro que la opción de regresar al Celta, donde ya estuvo cedido en la temporada 2013-14, se ha diluido casi por completo. Felipe Miñambres, director deportivo del Celta, reconoció que existió interés en el jugador brasileño, pero las cifras han impedido que cuaje la operación, al tratarse de unos registros difícilmente asumibles para el Celta, que acaba de invertir 300.000 euros en el fichaje de Robert Mazan, lateral izquierdo de nacionalidad eslovaca. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil