Así es el Barça con y sin Messi

Así es el Barça con y sin Messi

Messi corre riesgos, no se arruga nunca e intenta lo mejor: el caño que dejó a Sterling seco... en medio campo | TELEFÓNICA

Xavi Hernández reconstruye a marchas forzadas un equipo que se quedó sin gol de forma drástica el pasado verano

El técnico recupera el estilo de juego pero echa en falta un futbolista diferencial que decida en los días en los que se atasca el grupo

"Echaremos mucho de menos a Messi", se lamentaba un veterano exjugador del Barça el día en el que Messi anunció de manera oficial su adiós al Barça. "Hasta ahora, íbamos por ahí, hacíamos un partido de mierda (sic), Leo marcaba un gol y repartía una asistencia y te volvías para casa pensando que habíamos jugado muy bien". Una vez consumado su fichaje por el PSG, el debate en el barcelonismo era intenso entre los que pensaban que la ficción deportiva que provocaba contar con el mejor jugador perjudicaba la transición, tanto a nivel económico como deportivo, y los que consideraban que contar con el argentino hubiera permitido que el cambio de ciclo fuera más llevadero.

Apenas seis meses después, se puede decir que el genio de Rosario ha tenido una adaptación complicada al PSG y a París tras más de dos décadas en el Camp Nou y en Barcelona, y el Barça está masticando arena en el inicio de la 'era Port Messi', sin un referente que galvanice a jóvenes y veteranos y lo que es peor, que intimide y noquee a los rivales.

Un año atrás, en la primera mitad de la temporada 2020/21, Leo Messi había disputado 23 partidos con el Barça (2.120 minutos) en los que había aportado 16 goles y 6 asistencias; de ellos, 3 goles y 2 asistencias en la fase de grupos de la Champions.

Recién estrenado el 2022, el balance del argentino en el primer tramo del curso 2021/22 es de 16 partidos jugados con el PSG (1.315 minutos) en los que ha conseguido 6 goles y 5 asistencias (1 gol y 5 asistencias en la Ligue 1).

Aterrizaje complicado de Messi, temporada convulsa del Barça

Messi no ha tenido un aterrizaje sencillo en el PSG. En primer lugar por su salida traumática del Barça y la necesidad de adaptarse sobre la marcha a su nuevo club, su nuevo entrenador y sus nuevos compañeros. Después, los problemas físicos en la rodilla, las convocatorias de Argentina y el coronavirus tampoco le han ayudado en su aclimatación. No se pudo estrenar en la Copa y ha jugado poco en la Ligue 1; sin embargo, en la Champions ha mantenido sus estadísticas habituales (5 dianas en 5 partidos). Y es en este punto en el que el balance resulta especialmente doloroso para el Barça, que por primera vez en dos décadas ya está fuera de la máxima competición continental tras la fase de grupos.

Porque es evidente que la temporada del Barça es más que convulsa. Ronald Koeman fue relevado por Xavi Hernández quien, de manera simultánea y a marchas forzadas, intenta recuperar el estilo de juego, formar un once competitivo más allá de las lesiones y exprimir al máximo una plantilla que se ha reforzado con cuentagotas (Ferran Torres) o directamente de la cantera (Nico, Gavi...).

Lo que va del Barça de enero de 2021 al Barça de enero de 2022

La comparativa entre el Barça de enero de 2021 y el de Enero de 2022 resulta especialmente odiosa. Un año atrás, el equipo era tercero en La Liga a 11 puntos del líder (Atlético) y en estos momentos es sexto a 17 puntos del Real Madrid.

A principios de 2021, el conjunto azulgrana había perdido la final de la Supercopa de España contra el Athletic, y la pasada semana cayó in extremis frente al Real Madrid en la semifinal de la edición 2022 de este torneo, eso sí, tras disputar un buen partido frente a los de Carlo Ancelotti (2-3).

Como en el pasado curso, los blaugrana siguen vivos en la Copa del Rey, pendientes del choque de octavos de final a partido único en San Mamés frente al Athletic club, precisamente el rival frente al que conquistó el título de la pasada edición.

La Champions, hecho diferencial

Sin duda, el 'hecho diferencial' es el fiasco europeo: mientras que doce meses atrás Koeman planificaba los octavos de final de la Champions frente al PSG, ahora Xavi piensa en el duelo de los dieciseisavos de la Europa League contra el Nápoles. Dos rivales temibles, pero en competiciones muy distintas...

Xavi Hernández saca petróleo de la plantilla que ha heredado mientras los debates futbolísticos se mantienen en el Camp Nou; resulta evidente que, aun con las notorias carencias defensivas, el principal hándicap hasta el momento ha sido la falta de gol en un equipo que de un plumazo se quedó sin Leo Messi y Antoine Griezmann, además del lesionado Ansu Fati.

¿Con o sin Messi? Fútbol ficción

¿Qué trayectoria habría tenido el Barça en la fase de grupos de la Champions si Leo Messi hubiera continuado en el Estadi? Es fútbol ficción, y recurrir a la cita del veterano exjugador del Barça el día del adiós de Messi sonará oportunista para algunos, porque es evidente que el Barça cierra un ciclo y la reconstrucción es necesaria. Sin embargo, los datos son inapelables:

El balance de Messi con el PSG es de 5 goles en 5 partidos disputados. El campeón francés finalizó la fase como segundo del grupo A, a un puntos del Manchester City (12 a 11). El balance del Barça es de 1 gol a favor en los 6 partidos disputados (por 9 encajados), con 2 victorias, 3 derrotas y el doloroso empate (0-0) frente al Benfica en el Camp Nou que implicó la virtual eliminación del torneo, consumada en la última jornada con un inapelable 3-0 ante el Bayern.

Temas