El Mini es un solar

Las obras de derribo del antiguo campo del filial concluyeron con la retirada de la pasarela que lo unía al Palau Blaugrana

En el área que ocupaba el campo se edificará el nuevo Palau Blaugrana

Las obras de demolición del Miniestadi, la Barça Escola y la Passarela ya llegan a su fin

Galería3 fotos

20/01/2020 - DAVID RAMÍREZ

El Mini es un solar

/

X

El Miniestadi ya es historia. Dentro del desarrollo del plan 'Espai Barça', el FC Barcelona ultimó la retirada de los últimos elementos arquitectónicos del que fue la casa del filial blaugrana desde 1982 hasta que el club dispuso del flamante estadio Johan Cruyff edificado en la Ciudad Deportiva Joan Gamper.

Las obras de demolición arrancaron el pasado 7 de octubre después de que el 3 de octubre el Ayuntamiento de Barcelona concediera la licencia de obras.

El desmantelamiento del Mini englobó en realidad tres planes; el que se ejecutó en primer lugar es el que afectó al propio estadio, que se empezó a derribar por el Gol Sur tras retirar los asientos y las partes accesorias. 

A continuación, las obras se centraron en la Barça Escola, para acabar con la pasarela que conectaba el campo con el Palau Blaugrana. Esta última fase se ha completado en enero de 2020 y se ha realizado sin que se viera  afectada la actividad del recinto en el que juegan las secciones del club. A partir de ahora se iniciará el proyecto de urbanización de la zona, en donde en un futuro se ha de edificar el nuevo Palau,, dentro del plan aprobado por el ayuntamiento para reorganizar todo el área.  

Demolición mecánica

El FC Barcelona realizó un acto de despedida para una instalación con tanto simbolismo el pasado 24 de septiembre de 2019. Se celebró en el Auditori 1899 y al mismo asistieron muchos deportistas blaugrana que desarrollaron los primeros años de su carrera sobre su terreno de juego.

Ya con el estadio Johan Cruyff a pleno renidmiento, y a lo largo de los últimos meses, se procedió a la demolición mecánica con la utilización de una pinza hidráulica que tritura y arranca el hormigón.

El Barça descartó otros métodos, como la voladura, porque las dimensiones del Miniestadi permitián apostar por un sistema más conbtrolado y sostenible. Por otra parte, se podróan reciclar y reaprovechar más del 80% de los materiales, incluidos la mayor parte de sus 15.000 asientos.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil