El Barça, en busca del gol perdido

El equipo recibe al Levante obligado a rescatar su feeling ofensivo, tras marcar solo un gol en los últimos tres partidos

Koeman, sancionado, se somete a otro plebiscito en el Camp Nou

| Perform

El gol que Memphis Depay marcó ante el Getafe es el último anotado por un delantero del Barça: hace casi un mes y desde entonces, el equipo vive bajo una nube de mediocridad y de malos resultados que multiplica las dudas de la afición, que mira con sospecha al entrenador y recela del palco. 

Más que nunca, el Barça necesita una victoria redonda, contundente, impecable: el horario y el rival -un Levante necesitado que todavía no ha ganado- invitan a que sea una tarde plácida en el Camp Nou, una de esas en las que la afición sale del Estadi reconciliada con el equipo y dispuesta a soñar nuevamente con un equipo seductor, entretenido y competitivo.

Acierto y puntería

Para ello, el primer paso es obvio: el Barça debe recuperar cuanto antes el caudal goleador. Acostumbrado a ser un equipo de irrenunciable espíritu ofensivo, en el que destacaba un Messi al que se le caían los goles de los bolsillos, ahora el equipo necesita recuperar su ‘feeling’ con el gol, después de marcar tan solo uno (obra de Araujo ante el Granada) en los últimos tres partidos.

Entre los numerosos problemas que arrastra el Barça, el del bagaje ofensivo es quizá el más acuciante: el equipo solo ha marcado ocho goles en cinco partidos, una cifra más propia de un equipo de media tabla que de un aspirante al título.

 

58 goles menos

De un plumazo, el Barça ha perdido 58 goles: los 38 de Messi y los 20 de Griezmann el año pasado. Recuperar este año esa cuota goleadora suena a misión imposible, pero solo a través del gol volverá el Barça a rescatar su identidad.  

Sergi Roberto, Memphis y Braithwaite son los máximos goleadores del equipo, con dos goles cada uno. Se echan en falta los goles de jugadores como Coutinho o Luuk de Jong, un ‘nueve’ de referencia que de momento apenas ha tenido oportunidades de gol.

Un motivo para sonreír

Y por supuesto, se echa en falta a Ansu: si todo va bien, será el gran protagonista de la tarde, en su regreso al equipo después de diez meses de lesión. Si el Barça necesita algo es la frescura, ambición y sonrisa del futbolista nacido en Guinea-Bissau. 

Otro de los nombres que sobrevolará el partido es el de Ronald Koeman: sancionado, no estará a pie de césped, pero su figura está tan discutida que se le mira con lupa en cada detalle: una cambio, una protesta arbitral, un retoque táctico; cualquier excusa sirve para que se genere un debate alrededor de la figura de un técnico que provoca tantas filias como fobias. 

Si el Barça no gana hoy al Levante, tendrá los días contados como entrenador, a falta de que el club encuentre cuanto antes a un sustituto, pero las preguntas seguirán en el aire: ¿quién arreglará este desaguisado? ¿qué medidas urgentes necesita este equipo para volver a ser el que era?

Pero el Barça está a tiempo de corregirse: puede hacerlo con una victoria solvente ante el Levante. por el bien del equipo y de la ‘gent blaugrana’, que sea una tarde plácida.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil