El Barça tumba al Celta con tres directos a la mandíbula

El Barça mantiene su ritmo de crucero, con independencia del rival y del once. En Balaídos pasó por encima de un Cleta que le propuso jugar al fútbol con sus mismas armas y se llevó un repaso.

JUAN MANUEL DÍAZ

FICHA TÉCNICA

LIGA BBVA

RC CELTA

0-3

FC BARCELONA

RC Celta

Yoel; Hugo Mallo, Cabral, Fontàs, Aurtenetxe (Toni, Min. 55); Álex López, Oubiña (c), Rafinha; Augusto Fernández (Mina, Min. 59), Charles y Nolito (Orellana, 68').

FC Barcelona

Valdés; Alves, Puyol (c), Bartra, Adriano (Montoya, Min. 31); Busquets, Song, Cesc (Iniesta, Min. 69); Pedro, Messi y Alexis 8Tello, Min. 83).

Goles

0-1, Min. 9, Alexis. Cesc recupera el balón, se apoya en Pedro y ya en el área remata; Yoel despeja y el balón llega a Alexis que remacha. 0-2, Min. 47, Yoel (p.p.).  Lanzamiento de Cesc desde fuera del área que se estrella en el larguero, el esférico rebota en el portero del Celta y acaba dentro de la red. 0-3, Min.54, Cesc. Messi conduce el esférico desde el centro del campo y al llegar a la frontal habilita a Cesc que llega por el interior izquierdo y coloca con la zurda un remate raso y ajustado al palo derecho de Yoel. 

Árbitro

David Fernández Borbalán (Comité Andaluz). Asistido en las bandas por Jesús Calvo Guadamuro y Jorge Canelo Prieto (Comité Andaluz). Cuarto árbitro, José Antonio López Toca (Comité Cántabro). Mostró tarjetas amarillas a Rafinha (Min. 23) por una entrada por detrás a Alexis; a Cesc (Min. 30) por protestar; a Augusto Fernández (Min. 34) por una falta sobre Montoya; a Cabral (Min. 38) por derribar a Pedro;

Incidencias

Estadio de Balaídos, unos 29,000 espectadores

Tres puntos más para seguir liderando el campeonato a la espera de lo que hagan el Atlético frente al Granada y el Real Madrid ante el Sevilla. Y eso sin alinear a Neymar, Xavi e Iniesta. El 'excel' del Tata es implacable.

Gerardo Martino presentó un once con cuatro novedades respecto al clásico frente al Real Madrid, pero que revolucionaban el equipo y el estilo.

En defensa, regresó el tándem de centrales Bartra-Puyol que tan bien había rendido frente a Osasuna. En el centro del campo, Busquets estuvo escoltado por Song y Cesc, lo que propició un corte más físico y de menos toque.

Y en ataque, Alexis y Pedro se situaron en las bandas junto a Leo Messi dando descanso a Neymar. En definitiva, un fútbol más directo para explotar al máximo la presión, la recuperación y la velocidad para lanzar a los puntas.

ESTILO BARÇA

Luis Enrique confió en el mismo once que goleó al Málaga, con excepción del regreso de Rafinha. Una apuesta por los jugadores que mejor podían disputarle el balón al Barça para buscar la primera victoria del Celta en Balaídos en esta liga.

Asumiendo estos riesgos, el Celta se encontró muy pronto con un Alexis Sánchez en estado de gracia. El chileno apareció en el área en el minuto 9 para remachar el 0-1 tras un rechace del portero Yoel a una buena oportunidad de Cesc.

Los blaugrana ya dominaban en el marcador pese a que el duelo estaba abierto y se iba de área a área en cada jugada. El Barça disfrutó de varias llegadas por mediación de Messi Pedro o Alexis, pero también el Celta tuvo las suyas, que exigieron a un seguro Víctor Valdés.

El Celta tuvo una doble oportunidad en el minuto 21, cuando Charles habilitó a Nolito para que se jugara el uno contra uno con Alves en el borde del área. A continuación, el brasileño del Barça perdió el esférico y fue Charles el que intentó el disparo, pero Puyol se interpuso.

CONTRATIEMPO ADRIANO

Nuevamente Charles lo intentó en un disparo escorado y algo blando que blocó Valdés (26'); y Rafinha tuvo dos oportunidades más en apenas un minuto (29') una muy cruzada y otra segunda que blocó en dos tiempos Víctor.

El Barça no acababa de tener controlado el juego aunque las oportunidades del Celta no eran claras del todo. Para colmo, Adriano se tuvo que retirar con molestias musculares a la media hora de juego.

Pese a todo, los blaugrana llegaron al descanso con ventaja y una última oportunidad de Leo Messi quien se lanzó a rematar un centro de Dani Alves que no pudo ajustar.

CESC GOLPEA DOS VECES

La historia se repitió de nuevo en el arranque del segundo tiempo, pero por partida doble para que el Barça sentenciara el duelo. Ni Luis Enrique ni el Tata Martino habían hecho cambios pero los blaugrana entraron más 'enchufados' e impusieron su contundencia.

A los dos minutos de la reanudación, Cesc sorprendió con un trallazo desde la frontal que se estrelló en el larguero y después, tras rebotar en el portero del Celta, entró en la portería el 0-2.

Replicó tímidamente el Celta con un disparo a la media vuelta de Charles que blocó Valdés; pero tres minutos después era el propio Cesc el que 'mataba' la contienda.

Leo Messi condujo un rápido contragolpe y al llegar a la frontal habilitó a Cesc para que armara un disparo raso y ajustado que sorprendió de nuevo a Yoel. El Barça se ponía 0-3 con casi cuarenta minutos de juego por delante.

LUIS ENRIQUE MUEVE FICHA

Fue Luis Enrique el que intentó la reacción de su equipo; primero supliendo al lesionado Aurtenetxe por Toni; y después, dando entrada a Mina por Augusto.

Sin embargo, el Celta estaba seriamente tocado tras los dos directos que le había propinado el Barça. El juego seguía siendo un tanto desordenado y vertical, y el Celta disponía de una buena oportunidad al enviar Nolito un lanzamiento de falta a los palos (67'); pero el Barça imponía su llegada.

Martino dio el relevo a Cesc por Iniesta y con la entrada del manchego el equipo ganó un tanto en control del juego, pero sobre todo aprovechó para explotar a placer los contragolpes.

Pedro tuvo una ocasión al disparar al larguero  (73') y Leo Messi dispuso de dos inmejorables ocasiones para marcar tras dos de sus clásicas cabalgadas (80' y 90+1), pero el marcador ya no se movió. Tello dio relevo a Alexis en la recta final completando los tres cambios del Barça.

BAJO CONTROL

El choque finalizó con el Barça durmiendo el balón y el Celta resignado. El conjunto de Luis Enrique, aseado y bien intencionado, se encontró con un rival que combina la calidad y el talento de sus estrellos con una practicidad inapelable.

Quizás sea un Barça menos romántico, pero igualmente eficaz y espectacular. Y los rivales, como siempre, tienen problemas para seguirle el rastro.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil