Un Barça de 1.000 millones: El 1x1 del valor de la plantilla

Messi y Griezmann, con 140 y 120 'kilos' respectivamente, son los futbolistas con una cotización más alta

Los valores que más han crecido y que están al alza son Ter Stegen y De Jong, ambos con 90 millones

 El club azulgrana se suma a las medidas de prevencion ante la pandemia del Coronavirus | FC Barcelona

A pesar de la devaluación lógica por la crisis del coronavirus (que han sufrido todos los equipos del mundo), lo cierto es que las piezas del FC Barcelona siguen gozando de un alto valor en el mercado futbolístico; hasta seis jugadores sobrepasan los 60 millones de euros según ‘Transfermarkt’, por lo que la entidad posee músculo y argumentos para hacer caja en la próxima ventana si así lo precisa; Lionel Messi y Antoine Griezmann lideran este apartado con una tasación de 140 y 120 ‘kilos’ respectivamente, solo superados en el ránking global por Mbappé (200), Sterling (160), Neymar (160), Mané (150), Salah (150) y Harry Kane (150).

Dos de los valores de futuro más potentes del club son sin duda Marc-André Ter Stegen y Frenkie de Jong, que van al alza y se sitúan ya en los 90 millones.

De esta forma, pasamos a desglosar cómo se reparten en e FC Barcelona esos 1060 millones de euros, el total del valor de una entidad que representa la cuarta plantilla con una cotización más alta de todo el mundo, por detrás de Manchester City, Liverpool y Real Madrid, por este orden. De mayor a menor hacemos un repaso de contratos y tasación.

LEO MESSI: 140 MILLONES

Al argentino le ‘pesan’ sus casi 33 años (los cumple en junio) y le hacen situarse ya en octava posición en el ránking global de futbolistas más valorados del mundo. A pesar de continuar siendo el número uno sobre el verde, cada vez le queda menos tiempo en la élite y eso le penaliza a la hora de elaborar su tasación. El año próximo finaliza su vinculación y lo normal sería que la ampliara en breve.

ANTOINE GRIEZMANN: 120 MILLONES

Recién aterrizado en el Camp Nou esta misma temporada, el ‘Principito’ está recibiendo algunas críticas por su rendimiento y por la falta de conexión en la parcela de ataque con sus socios. Sacrificio y trabajo a raudales y un balance goleador más que aceptable hacen que su valor continúe siendo más que considerable y se sitúe en ese sentido como segundo en el plantel azulgrana.

TER STEGEN: 90 MILLONES

El club está intentando abordar su renovación como uno de los asuntos de máxima prioridad. No es para menos, puesto que el germano está a un nivel estelar y se ha erigido como salvavidas en numerosas ocasiones esta temporada. Su edad (27 años) y lo decisivo que es hacen que ahora mismo sea el segundo guardameta más valorado del planeta (solo por detrás de Oblak).

DE JONG: 90 MILLONES

Atado hasta 2024, se considera al holandés uno de los valores de futuro más firmes del fútbol actual. Indiscutible calidad, inteligencia sobre el terreno de juego y una capacidad de crecimiento enorme aún hacen de Frenkie uno de los activos más importantes del Barça. Le está faltando algo de regularidad, pero todos confían en que su adaptación acabará explotando en breve.

ARTHUR MELO:

No ha terminado de encontrar aún ese punto físico óptimo para rendir y sacar a relucir esa tremenda calidad que atesora y que ha mostrado de forma bastante intermitente. El club confía en él y en que encuentre ese punto para convertirse en uno de los puntales del futuro. Su juventud y esa capacidad innata para asociarse y el temple sobre el verde hacen que sea un activo valioso para el club.

DEMBÉLÉ: 70 MILLONES

¿Qué decir de Ousmane? Desde que aterrizó allá por 2017 ha vivido en un ‘looping’ permanente. Lesiones y ‘affaires’ extradeportivos han marcado su trayectoria hasta ahora. Ha mostrado su indudable talento a cuentagotas y eso ha provocado que su tasación haya descendido a pesar de mantenerse como uno de los TOP en este apartado en el Barça. Veremos qué sucede con él.

 La plantilla del Barça tiene un valor superior a los 1.000 millones de euros | FC BARCELONA

LENGLET: 60 MILLONES

Pase lo que pase, gran negocio el que el club hizo con el central galo. Llegó por 35 millones y prácticamente dobla ahora mismo su valor inicial. Inteligente, astuto en la anticipación, buena salida de balón y muy fiable atrás. Su edad (24 años) y su ascendencia en el equipo hacen que sea un activo importante y que el club le tenga muy en cuenta de cara al futuro. 

JORDI ALBA: 50 MILLONES

Sigue siendo uno de los mejores laterales zurdos del panorama futbolístico, pero cierto es que este curso está mostrando un nivel muy irregular, sobre todo por esa cadena de lesiones e infortunios que está viviendo. El de L’Hospitalet, a sus 31 años, está en plena madurez y su cotización es muy buena dentro del mercado para tratarse de un defensa. No hay dudas sobre su continuidad.

SERGI ROBERTO: 50 MILLONES

El canterano es un comodín muy valorado por todos los entrenadores que ha tenido. Su rendimiento siempre es de notable allí donde le pongan y eso le da un plus tanto sobre el verde como en su tasación. Su juventud (28 años recién cumplidos) y ese buen rendimiento que comentamos lo sitúan en buena posición en cuanto a valoración y como un abanderado del futuro del club.

SEMEDO: 40 MILLONES

Incansable en ese flanco derecho de la defensa, el luso ha ido creciendo exponencialmente hasta adueñarse casi por completo de esa parcela del Barça. Un tanto acelerado en ocasiones (sobre todo a la hora de decidir cuando llega a línea de fondo o pisa área), Nélson tiene buen cartel y es uno de los nombres que se barajaría para hacer caja este verano. Novias no le faltarán. 

UMTITI: 40 MILLONES

Otro cuyo valor ha sufrido una devaluación los últimos tiempos. Samuel ha pasado de ser uno de los centrales más prometedores del mundo a verse acuciado por las lesiones, sobre todo en esas malditas rodillas que tantos quebraderos de cabeza están generando a él y al club. 26 años y unas condiciones casi inmejorables deberían situarle mucho más arriba en el ránking.

ANSU FATI: 40 MILLONES

Seguramente el futbolista que ha tenido un crecimiento más bestia de su valor en los últimos meses. Fati, que continúa teniendo ficha del filial, tiene una tasación en el mercado de 40 millones de euros, a la altura de grandes jugadores del viejo continente. El atacante ha crecido mucho este curso y ha madurado a pasos agigantados a pesar de sus 17 años. Una cifra al alza a todas luces...

LUIS SUÁREZ: 35 MILLONES

Se sitúa en los números más bajos de su carrera. A nivel de valoración hablamos, claro. El charrúa sigue siendo un goleador contrastado, uno de los ‘killers’ a tener más en cuenta en Europa, pero lo cierto es que tiene ya 33 años y está en plena recuperación de una lesión importante, por lo que esa tasación ha caído en picado. El club debe decidir a corto plazo si apuesta por su renovación.

SERGIO BUSQUETS: 35 MILLONES

Sergio lleva años siendo un estandarte del ‘ADN Barça’, de una forma de entender el fútbol, de una filosofía. Desde que Guardiola lo guiara y le hiciera dar el salto ha ofrecido un rendimiento sencillamente brutal. Quizás se le ha quemado precisamente por eso, porque el club nunca ha tenido un sustituto de garantías para él. A sus casi 32 tiene cuerda aún y no se entiende a un Barça sin él.

GERARD PIQUÉ: 25 MILLONES

Muchos se llevarán las manos a la cabeza viendo tan abajo el nombre de Piqué. Pero es que, mal nos pese, Gerard suma ya 33 primaveras y su cotización va en consonancia con el peso de la edad. Del DNI vaya, porque el catalán sigue teniendo una jerarquía indiscutible y continuaría siendo elegido por la gran mayoría de los técnicos del mundo en sus onces ideales del momento.

JUNIOR FIRPO: 25 MILLONES

No ha cuajado el hispanodominicano desde su llegada. Le está viniendo algo grande la elástica azulgrana y, sobre todo, el estar a la sombra de Jordi Alba. De hecho, oportunidades ha tenido más de lo que pudiera haber imaginado precisamente por las lesiones del de L’Hospitalet, pero no ha sido capaz de convencer. Tiene muchos números de salir, veremos si en forma de traspaso o cesión.

RAKITIC: 25 MILLONES

Demasiadas ventanas de fichajes en el ojo del huracán como venta segura y el croata ha ido resistiendo como buenamente ha podido. Obviamente su valor de mercado no es el mismo que hace un par de años, cuando el club esperaba sacar alrededor de 60-70 ‘kilos’ por él, pero aún así se le volverá a colocar en la rampa de salida con el objetivo de sacar, al menos, el precio de su cotización actual.

NETO: 25 MILLONES

Llegó como ‘guardaespaldas’ de Ter Stegen en un trueque bien extraño con Cillessen, que había ofrecido un rendimiento excelente a la sombra del germano durante su periplo en el Barça. Lo cierto es que el brasileño apenas ha acumulado cuatro partidos oficiales este curso en los que ha encajado siete tantos, unos números que dejan bastante que desear. El club, abierto a todo con él.

ARTURO VIDAL: 14 MILLONES

Convertido ya en todo un ‘viejo rockero’, el chileno sigue dando guerra y teniendo ascendencia en el equipo a pesar de sus casi 33 años. Experiencia en la mayoría de ligas europeas, la intensidad y agrevisividad que aporta sobre el verde son muy valoradas por sus técnicos, incluso para los más puristas como Setién. En cualquier caso, sería una sorpresa que no cambiara de aires en verano...

BRAITHWAITE: 12 MILLONES

Nos hemos quedado todos un poco con las ganas de ver más del danés. No le ha acompañado la suerte sin duda porque cuando empezaba a entrar en la rotación y a impregnarnos a todos de esa energía y ese desparpajo en el campo estalló toda esta crisis. La sensación es que era un parche temporal y que la secretaría técnica no vería con malos ojos recuperar los 18 ‘kilos’ de inversión.

RIQUI PUIG: 10 MILLONES

Es uno de esos casos que el club debe analizar en profundidad y que promete convertirse en un culebrón a corto plazo. Riqui tiene una calidad fuera de toda duda, pero es evidente que tiene muy complicado gozar de protagonismo en el primer equipo. Una venta no se contempla, pero sí una cesión. En ese caso el club debería renovarlo previamente porque en un año expira su contrato...

RONALD ARAUJO:

A pesar de no haber tenido continuidad en el primer equipo y haber ejercido un poco de parche hasta ahora por la lesión de Umtiti y las sanciones en diferentes momentos de la temporada de Piqué y Lenglet, el uruguayo es un central con proyección, físicamente muy potente y que tiene un vínculo con el club hasta 2023. De cara al próximo curso debería dar un salto en forma de primer equipo o cesión. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil