Sport.es Menú

El balance de Ernesto Valverde como entrenador del Barça

Tres derrotas (Roma, Liverpool y Yeda) han pesado más que cuatro títulos (2 Ligas, 1 Copa y 1 Supercopa de España) a la hora de valorar el trabajo del Txingurri

Con independencia de la gestión realizada desde los despachos, el juego del equipo declinó paulatinamente hasta que ni las estadísticas lo pudieron sostener

Ernesto Valverde dirigió el entreno del Barcelona después del pinchazo en Supercopa de España con su futuro en el aire | Perform

Dos Ligas, una Copa y una Supercopa de España no es suficiente crédito para mantenerse en el banquillo del Barça. Ernesto Valverde lo ha sentido en sus carnes, casi desde el día en el que se enfundó el chándal blaugrana hasta la jornada en la que Josep Maria Bartomeu le comunicó su cese.

Valverde encajó con su habitual cintura un lema que sonaba a advertencia: tan importante como ganar es la forma como se gana. Las pizarras con el 4-3-3 y el 4-4-2 echaban humo.

Este mantra y el debate que se genera en torno al estilo ha acompañado al Txingurri, quien intentó imponer su talante pausado en un club siempre volcánico, tanto en el triunfo como en la derrota.

TÍTULOS, ESTADÍSTICAS Y JUEGO

La hoja de servicios de Ernesto es más que respetable, tanto por títulos como por estadísticas. Pero tres derrotas -dos en la Champions (Roma y Liverpool) y una en la Supercopa de España (Atlético)- han supuesto su sentencia. ¿Por qué? Quizás porque el juego del equipo ha declinado a lo largo de la 'era Valverde', cada vez menos brillante y menos dominador.

El disguto de un amplio sector de la afición generó un intenso debate y sus defensores se quedaban sin argumentos ante derrotas tan dolorosas como las del Olímpico de Roma, Anfield y el King Abdullah de Yeda. En el 'debe' de Valverde siempre quedarán estos fiascos.

En los dos primeros de estos encuentros, el Barça demostró serios síntomas de fragilidad lejos del Camp Nou, que se incrementó partido a partido. En el tercero ratificó que le cuesta mantener la intensidad competitiva en los partidos grandes.

¿COMPLACIENTE Y CONSERVADOR?

El Txingurri dejará el FC Barcelona con la vitola de entrenador complaciente con las estrellas y demasiado conservador en sus planteamientos futbolísticos. Uno de los argumentos para mantenerlo en el cargo pese a los disgustos de la Champions fue, precisamente, el respaldo público y privado que recibió desde el vestuario. Y su caída en desgracia igualmente estaría relacionada con la pérdida de confianza de los pesos pesados.

¿Es justo atribuir esos calificativos al entrenador extremeño? Cualquiera sería complaciente con Leo Messi, el mejor jugador de la historia. El punto crítico habría sido dónde situar la línea para el resto de la plantilla. También es cierto que siempre respetó las jerarquías dentro del vestuario y eso penalizó especialmente a los más jóvenes.

El balance de Ernesto Valverde como entrenador del FC Barcelona | SPORT

PÉRDIDA DE SOLIDEZ

Con Valverde en el banquillo, el Barça ha ganado nueve de cada diez partidos. Sin embargo, la evolución de las estadísticas revela que mantuvo el poder realizador -algo más de un dos goles (2,34) de promedio- pero existe una 'trampa': la cuenta goleadora solo se ha arreglado en este curso cuando se recuperó Messi. Los blaugrana se han quedado sin marcar en 5 de 26 partidos, casi tantos como en todo el 2017/18 (6 de 59) y en todo el 2018/19 (6 de 60).  

Al mismo tiempo ha perdido solidez defensiva. En la temporada 2017/18, el Barça mantuvo su portería intacta en más de la mitad de duelos (54,24%) y en la actual, únicamente en uno de cada cuatro (26,92%).

El talento individual, especialmente el de Leo Messi, fue suficiente para ganar las dos primeras Ligas y liderar la clasificación en la actual. Pero la superioridad futbolística del primer curso se ha diluido en el tercero.

Así, del doblete inicial de Liga y Copa, el Barça ha pasado a la derrota en la Supercopa de España. Josep Maria Bartomeu decidió corregir sobre la marcha y tomar una decisión que desestimó el pasado mes de junio.

APLAZAMIENTO TRAUMÁTICO

En aquel momento, tras el ridículo de Anfield y la derrota en la final de la Copa del Rey ante el Valencia, el presidente no se decidió a destituir a Valverde. Unos meses después, a punto de afrontar la fase decisiva de la campaña 2019/20, el Barça opta por la fórmula más traumática temeroso de encontrarse abocado a una temporada en blanco.

Para muchos, también para algunos símbolos del barcelonismo como GuardiolaLuis Enrique o Iniesta, lo despiden de forma injusta y con el peor de los estilos.      

Este es el balance de Ernesto Valverde al frente del FC Barcelona        

TEMPORADA 2017/18 2018/19 2019/20 TOTAL
PJ 59 60 26 145
PG 41 (69,5%) 40 (66,6%) 16 (61,5%) 97 (67%)
PE 13 (22%) 13 (21,6%) 6 (23,1%) 32 (22%)
PP 5 (8,5%) 7 (11,6%) 4 (15,4%) 16 (11%)
Portería a cero 32 (54,24%) 26 (43,3%) 7 (26,92%) 65 (44,83%)
Sin marcar 6 (10,16%) 6 (10%) 5 (19,23%) 17 (11,72%)
GF* 141 (2,39) 138 (2,3) 60 (2,30) 339 (2,34)
GC* 41 (0,69) 57 (0,95) 30 (1,15) 128 (0,88)
TÍTULOS Liga y Copa Liga y SC España - 2 Ligas, 1 Copa y 1 SC España

(*).- Promedio de goles

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil