Sport.es Menú

Azulgranas en la I Guerra Mundial

Este noviembre se cumplen 100 años del armisticio de la Gran Guerra (1914-1918)

Todos salvo el galo Fenouillère sobrevivieron al horror del conflicto bélico

Seis `sportmen¿ de los tiempos heroicos del Barça. Todos combatieron en la Primera Guerra Mundial después de su paso por la entidad azulgrana. De izquierda a derecha y de arriba a abajo: Fenoullière, Morris II, Pattullo, Rozitsky, Steel y Carlier
Seis ‘sportmen’ de los tiempos heroicos del Barça. Todos combatieron en la Primera Guerra Mundial después de su paso por la entidad azulgrana. De izquierda a derecha y de arriba a abajo: Fenoullière, Morris II, Pattullo, Rozitsky, Steel y Carlier | Archivo

En la Primera Guerra Mundial, librada en Europa entre 1914 y 1918 y de la que el pasado domingo se cumplieron 100 años del armisticio, participaron algunos ex jugadores del FC Barcelona. En el bando alemán combatió Walter Rositzky y, en el aliado, George PattulloJim CarlierHenry MorrisSandy Steel y René Fenouillère.

La única víctima del conflicto bélico fue el francés René Victor Fenouillère, subteniente del 410º regimiento de infantería de Granville. Nacido en Portbail el 22 de octubre de 1882, perdió la vida el 4 de noviembre de 1916 en el norte de Reims. Fenouillère defendió la camiseta azulgrana en 1903, alineándose en tres partidos no oficiales (Calliope, Salut y Mataroní). El primer duelo, contra el Calliope, el nombre de un buque de la armada británica anclado en Barcelona, lo hizo en calidad de refuerzo al ser entonces (10 de marzo de 1903) jugador del Espanyol. Tuvo el honor de ser el primer futbolista galo del FC Barcelona. De regreso a su país jugó con el Racing Club de París y Red Star. Fue olímpico en Londres 1908. En la década de los treinta el campo del Avranches, primer equipo que defendió, bautizó el campo con su nombre.

Jim Carlier fue otro de los primeros jugadores franceses que jugaron en el FC Barcelona, aunque muy poco se sabe de él. Luchó en la guerra como aviador del ejército francés y solo disputó seis partidos oficiales con el equipo azulgrana, uno de la Copa Pirineos, aunque en realidad el nombre oficial de la competición fue el de “Challenge Internacional del Sur de Francia”, y cinco del Campionat de Catalunya (un gol). Su posición en el terreno de juego podía ser en la zona ancha o en vanguardia. En el periódico “La Publicidad” del 2 de febrero de 1914, bajo el título “Sportsmen notables” se escribe una silueta de él y se asegura que “llevando en Barcelona muy poquísimo tiempo, ha devenido un familiar nuestro, convive con nosotros el sport y hace que en su país sepan lo que es el deporte catalán, escribiendo en sus periódicos con toda la veracidad de que no siempre son capaces los que nos visitan”. Se agregó, además, que “si como jugador es admirado, en el trato personal encanta. Afable y cariñoso, se tiene captadas todas las simpatías”. Y que “sus talentos financieros le tienen ocupando un alto cargo en una muy importante casa extranjera”.

Jim Carlier luchó en la guerra como aviador del ejército francés

En el ejército aliado también combatieron PattulloMorris II y Steel. El primero, escocés, fue un delantero de una gran efectividad que jugó entre 1910 y 1912 (15 goles en ocho partidos oficiales). Nacido en Glasgow el 4 de noviembre de 1888 y fallecido en Londres el 5 de septiembre de 1953, Gamper lo “descubrió” en una salida campestre. Se organizó un partidillo y, pese a empezar de portero, acabó anotando cinco goles… Pattullo, que fue un ejemplo de integración, combatió con la Brigada Escocesa Tyneside y fue condecorado con la Military Cross al valor. Gavin Jamieson, en un reciente artículo en el diario “Ara” desveló que “sobrevivió a la guerra, pero sufrió problemas respiratorios el resto de sus días a causa del gas tóxico utilizados en los campos de batalla”.

Enrique “Henry” Ramón Morris De Olea, anglo-filipino, hermano de Samuel Alfredo Morris y Miguel Samuel Morris Yrisarri, todos jugadores del Barça en competición oficial salvo el segundo, fue aviador del ejército británico y como desveló Fernando Arrechea en los “Cuadernos de Fútbol nº 60” de CIHEFE, “fue herido en combate, aunque sobrevivió”. Morris II, nacido en Manila de padre inglés y madre vasca, jugó cuatro partidos oficiales (todos del Campionat de Catalunya) entre 1904 y 1905 como delantero y anotó dos goles. Fue campeón en 1905.

Alexander “Sandy” Steel fue otro de los combatientes con pasado azulgrana en la primera Gran Guerra. Nacido el 25 de julio de 1886, defendió los colores del Manchester City y Tottenham. En los Spurs coincidió con dos hermanos, Robert y Daniel. Como azulgrana solo se alineó en 13 partidos oficiales, convirtiendo 13 goles. Fue campeón de la Copa Pirineos 1912 y 1913, competición en la que disputó cuatro partido y firmó cuatro goles. En un partido del Campionat de Catalunya, contra e Numància de Barcelona (2-9) firmó un póquer de goles. 

En el bando alemán combatió Walter Rozitsky, un jugador que gracias a la investigación de Eugen Scheinherr y Fernando Arrechea sabemos que “fue ciudadano alemán, con rango militar de teniente, de Hamburgo, nacido en esa ciudad el 16 de marzo de 1889”. Así consta en el expediente militar de la Primera Guerra Mundial. Rozitsky sobrevivió al conflicto bélico, tal y como certificó él mismo enviando una carta a Joan Gamper al término del mismo confirmándole que estaba “sano y salvo” tras cuatro años en las filas del ejército alemán. Tras su etapa azulgrana (1911-1913) en la que jugó 11 partidos oficiales y marcó cuatro goles, jugó en el Real Madrid entre 1913 y 1914. En los “Cuadernos de Fútbol nº 85” de CIHEFE se especifica que, “tras la derrota alemana regresó a su Hamburgo natal y estableció un comercio en Bei den Mühren”.

Otro jugador, Royston St. Noble, que disputó un partido no oficial con el FC Barcelona en 1902, fue aviador de la RAF. Royston era hermano de George, que sí tuvo un mayor protagonismo en el equipo azulgrana, en el que actuó entre 1901 y 1906.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil