El autógrafo premonitorio de Joan Laporta a Pedri en 2010

El presidente del Barça, durante su primer mandato, visitó la Peña Barcelonista de Tenerife-Tegueste y le firmó la camiseta a un joven Pedri

"Todos eran del Barça en aquel pueblo... ¡hasta el cura era culé", recordó entre risas Laporta

Laporta le firmó un autógrafo en la camiseta a un jovencísimo Pedri
Laporta le firmó un autógrafo en la camiseta a un jovencísimo Pedri | sport

De recibir un autógrafo en la camiseta, a estampar su rúbrica en uno de los contratos más importantes de la historia reciente del Barça. Ayer, Pedri estampó su firma en el documento que le vincula con el club blaugrana hasta 2026. Lo hizo acompañado del presidente Joan Laporta, quien rememoró una anécdota que sucedió en 2010.

Un joven Pedri, culé hasta la médula desde bien pequeñito, recibió con gran alegría la visita de ‘Jan’, durante su primera etapa como presidente del Barça, a la peña de su pueblo natal: Tegueste. El equipo acababa de ganar el triplete y el tinerfeño, que apenas tenía siete años, se fotografió con su hermano 'Fer' junto a los tres títulos alzados aquella mágica temporada: Copa, Liga y Champions.

Primer encuentro anónimo

Laporta se desplazó a la pequeña localidad tinerfeña para visitar la Peña Barcelonista de Tenerife-Tegueste, fundada por su abuelo y presidida por su padre. Pedri se acercó al máximo dirigente blaugrana para que le firmase la camiseta del Barça que lucía: la segunda equipación de la temporada 2006-07, de color naranja.

Durante la rueda de prensa posterior a la renovación del ‘16’ blaugrana, Laporta rememoró dicha anécdota. “En una visita que hice como presidente en mi anterior etapa a Tegueste, nos encontramos y te firmé una camiseta. Fíjate como cambian las tornas, que ahora eres tú el que firmas, y mucho”, le recordó el presidente al jugador. 

‘Jan’ resaltó el gran sentimiento de barcelonismo que se vivía en aquel pueblo. “En la Candelaria se estaba celebrando un misa, fuimos para hacer tiempo. Hasta el cura era del Barça”, dijo Laporta, añadiendo que “todos eran del Barça y el que no, lo disimulaba”. Es aquí cuando al presidente le jugó una mala pasada el subconsciente afirmando que “no me extraña que Messi, ay... ¡Pedri!, fuese del Barça, creció en un ambiente muy culé", dijo entre las risas de todos los asistentes al acto celebrado en el Auditori 1899.

Quién sabe si aquel chaval que no levantaba un palmo del suelo y vibraba con los goles del argentino desde el sofá de casa logrará acercarse al infinito legado que dejó gravado en la historia del Barça. Su presente es brillante y su futuro, esperanzador.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil