Aubameyang, el solucionador de problemas del Barça

Aubameyang, el solucionador de problemas del Barça

Así salió Aubameyang esta tarde del Hotel Sofía  | David Bernabeu

Llegó en enero para resolver la carencia de goles del equipo y ahora se postula como la única gran venta del verano

13 goles en cuatro meses le situaron como pichichi blaugrana, pero la negativa a salir de otros compañeros desembocarán en su adiós

Como si del Señor Lobo en ‘Pulp Fiction’ se tratase, Pierre-Emerick Aubameyang soluciona los problemas del Barça. El delantero gabonés aterrizó en Barcelona sobre la campana del mercado de fichajes de invierno y se irá pocas horas antes del bocinazo definitivo del cierre de transferencias estivales. Su intachable actitud demuestra que ha tenido un enorme compromiso con el club, ayudándole a resolver todos los problemas que se le prestaban.

Llegó al Camp Nou para solucionar la horrible sequía goleadora por la que atravesaba el Barça. Las peticiones de Xavi Hernández pasaban por acumular más pólvora en el ataque. De ahí la llegada de Ferran Torres, Adama Traoré y el propio Aubameyang. El gabonés solo necesitó media temporada -menos de cuatro meses para ser más concretos- para situarse en lo más alto de la tabla goleadora del equipo.

Sus trece dianas le permitieron ser el pichichi blaugrana, empatado con Memphis; aunque el neerlandés necesitó 38 encuentros, 15 más que el gabonés. Primer problema solucionado, aunque no sirvieron para alzar ningún título en la finalización de la temporada.

Segundo problema imprevisto

El nombre de Aubameyang no se postulaba como uno de los candidatos a salir del Camp Nou. De hecho, el club anunció a bombo y platillo su cambio de dorsal: del ‘25’ al ‘17’. Participó como uno más durante la pretemporada y anotó cuatro goles en la ronda de encuentros amistosos del verano.

El Barça necesitaba ejecutar la venta de un peso pesado de la plantilla para sanear las cuentas del club. El mejor colocado para ello era Frenkie de Jong, pero el neerlandés se ha estado negando en rotundo a cambiar de aires y a rebajarse notoriamente su ficha salarial. Otro de los nombres que también aparecía en las quinielas para dejar de vestir de blaugrana era Memphis, pero ha optado por agotar su último año de contrato.

En estas, la opción de Aubameyang ha ido ganando peso en los últimos días por varios motivos: la insistencia del Chelsea en firmarlo, la imposibilidad de encontrar una salida a otro futbolista con cartel y el incremento salarial del que se beneficiaría el delantero en su segundo curso.

Aceptó llegar al Camp Nou con una ficha inferior, pero que se vería compensada en este nuevo curso. ‘Auba’ relanzó su carrera que estaba estancada en el Arsenal, se convirtió en uno de los nuevos ídolos de la afición culé, el Barça no pagó un traspaso por él y su ficha fue más que asumible. Ustedes dirán...

Encaje de bolillos

Durante el día de hoy se hará oficial su traspaso al Chelsea, permitiendo al Barça generar una importante plusvalía con su operación, ayuda a liberar masa salarial y facilitará la llegada de Marcos Alonso para reforzar el lateral izquierdo del equipo. Como ‘blue’, además, volverá a recuperar los galones que tenía como blaugrana la campaña pasada, pero que estaba perdiendo en este nuevo año.

La llegada de Lewandowski le sitúa como titular indiscutible en la punta del ataque en los esquemas de Xavi, posición de la que estaba adueñado Aubameyang hasta hace poco más de un mes. Bien es cierto que el gabonés había aceptado con deportividad la llegada del polaco y de manera positiva la competencia que ambos tendrían en la posición de ‘9’. Habría sido un suplente de lujo y el equipo habría tenido los tres puestos del ataque doblados con recambios de enormes garantías. Demasiada calidad para tan pocos huecos en la vertiente ofensiva.

Nuestro protagonista acepta salir del Camp Nou e iniciar una nueva etapa futbolística. ¿Lo ven? El solucionador de problemas tiene nombre y apellidos: Pierre-Emerick Aubameyang.

Temas