Athletic-Barça: Primer gran examen del Barça sin Messi

Athletic-Barça: Primer gran examen del Barça sin Messi

Koeman: Me gustaría que Braithwaite se quedara | FC Barcelona

El nuevo proyecto de Koeman, a prueba en un estadio que albergará público 18 meses después

El Athletic de Marcelino, que ha mantenido el bloque del curso pasado, busca su primer triunfo oficial

Todo nuevo proyecto debe pasar la reválida de La Catedral. En ocasiones llega con el engranaje rodado y en otras, como es el caso de esta noche, te topas con ello en pleno agosto y con la plantilla a medio confeccionar. En cualquier caso, una prueba excelente para calibrar el arranque de este Barça que está comenzando a aprender a vivir sin su referente los últimos 10-15 años. Huérfano de ese recurso que casi siempre aparecía y pocas veces fallaba, Ronald Koeman es consciente de que la responsabilidad ahora debe estar más repartida.

Como todo, tiene una lectura positiva. Futbolistas que hasta ahora tenían reservado un papel secundario están obligados a dar un paso al frente. En grandes escenarios y contra equipos con peso histórico en la competición. El momento de que no se encojan las piernas

Koeman repetirá el once de la primera jornada

| Marc Creus

APRENDER A ARREGLÁRSELAS

El técnico de Zaandam se mostró ayer en rueda de prensa más animado de lo habitual. Risueño, expresivo, extendiéndose en sus respuestas y transparente y sincero en sus afirmaciones. De esto último nadie puede tener ninguna queja realmente desde su aterrizaje. No elude nada y es de agradecer. A Koeman, como a cualquier barcelonista, le dejó tocado el perder al buque insignia sin verla venir. De un plumazo se vio despojado de su futbolista más desequilibrante, del perfil de jugador ingobernable para las defensas rivales.

Pero lejos de sumirse en un hoyo de pesimismo, el neerlandés vio una oportunidad. Un resquicio para intentar armar un bloque aún más sólido. Una escuadra que potencie mucho más el colectivo que las individualidades. Un grupo que sea capaz de sacar adelante situaciones adversas remando en conjunto y no siempre con la sensación de que “ya lo arreglará este”. Y en esas estamos.

En un primer partido con buenas vibraciones, con nombres propios que hicieron precisamente eso, dar un salto hacia adelante, el equipo venció bien a la Real Sociedad. Lástima ese ‘lamparón’ final de los dos goles que por momentos sembró de dudas el Camp Nou. No hay que olvidar que era un encuentro que se disputaba un 15 de agosto y que el grupo apenas hacía una semana que trabajaba al completo. Un ensayo poco fiable como para sacar conclusiones y hacer elucubraciones, pero sí útil para observar un poco por dónde quiere Koeman que se dirija el rumbo del equipo.

18 MESES DESPUÉS

El duelo en San Mamés servirá también para ver de nuevo las gradas de uno de los feudos más emblemáticos de nuestro fútbol pobladas. 11.000 gargantas apoyarán al equipo de Marcelino García Toral. Lejos de las grandes noches, pero sin duda una bendición para todos. También para los 22 futbolistas que saltarán de inicio al césped vizcaíno. Después de un insulso 0-0 en el Martínez Valero, los leones quieren deleitar a su gente (hace 18 meses que no se juega un encuentro oficial con público en La Catedral) con el primer triunfo del curso 2021/22.

Con prácticamente el mismo bloque que la pasada campaña, con Williams como puñal arriba, jugadores habilidosos como Munian y Berenguer, con la potencia del enésimo diamante en bruto salido de las entrañas de Lezama como es Sancet. Serán las armas de un equipo que tirará de corazón y de empuje para superar a un Barça extraño. Raro porque de las últimas ocho visitas azulgranas a San Mamés tan solo en una el cuadro barcelonista no había acudido con Leo Messi en la línea de ataque.

Eso significa que la afición rojiblanca y los distintos técnicos que han ido poblando el banquillo de local del coliseo bilbaíno tenían como misión principal intentar parar a ‘La Pulga’. Algo de lo que ya no tendrán que preocuparse más. “Estamos hablando del mejor jugador del mundo y sabemos que no solo contra el Athletic fue determinante. No tenerlo no sé si calificarlo de alivio, pero no cabe duda de que los argumentos ofensivos del Barça a nivel individual disminuyen”. No pudo ser más franco Marcelino ayer en la previa. El objetivo de Koeman y los suyos es que ese ‘alivio’ generalizado vaya desapareciendo con el paso de los partidos.

SIN MODIFICACIONES NI INVENTOS

A nivel deportivo, Koeman no introducirá ningún cambio salvo sorpresa en el once titular. Neto seguirá bajo palos (Ter Stegen ha vuelto a los entrenamientos, pero no se le espera antes del parón), Alba y Dest en los laterales, Eric Garcia y Piqué como pareja de centrales, De Jong-Pedri-Busquets en la sala de máquinas y el tridente Memphis-Griezmann-Braithwaite arriba.

Temas