Así se recuperará Ansu Fati

El canterano se enfrenta a cuatro meses en los que deberá armarse de paciencia para volver

Comprobar, en la sexta semana, cómo ha ido la cicatrización es uno de los momentos clave

Ansu Fati sufre una rotura del menisco interno | Perform

Ansu Fati tiene por delante un camino largo hacia los terrenos de juego. Se rompió el menisco interno de la rodilla izquierda ante el Betis, tras una dura entrada que fue sancionada con penalti. Tras valorar el alcance de la lesión, los servicios médicos del club, junto al doctor Ramon Cugat, uno de los mejores especialistas en rodillas del mundo, decidieron que la mejor opción para el canterano era pasar por el quirófano. El jugador fue operado el lunes y hoy, en principio, abandonará la clínica Quirón para empezar la recuperación.

SPORT se ha puesto en contacto con varios especialistas deportivos que, por pertenecer a clubs de primer nivel, han preferido guardar el anonimato, para saber exactamente qué proceso seguirá el jugador. Se trata de una lesión delicada, aunque de sobras conocida en el mundo del fútbol profesional. A continuación exponemos el camino a seguir.

MÁXIMA PRUDENCIA

En esta primera fase, de tres a cuatro semanas, hay que ser extremadamente prudentes y evitar ‘cargas precoces’ sobre la rodilla. Esto quiere decir que el jugador no debe apoyar el pie. La rodilla todavía tiene mucha agua alrededor de la zona intervenida y se debe tener cuidado con todo el proceso de drenaje para favorecer el proceso de cicatrización. En este periodo inicial se trabajará la movilización con fisioterapeutas, buscando la tonificación y aplicando tratamientos con corriente.

LA SEXTA SEMANA, CLAVE

A partir de la tercera o cuarta semana sí se empezará a hacer cargas progresivas sobre la zona intervenida. Es el momento, con mucho cuidado, de intentar trabajar la recuperación de la musculatura perdida. A partir de la sexta semana, se puede empezar a intuir si la intervención va muy bien, bien o presenta dificultades. Se trata de un momento clave y que depende, en gran parte, de cómo ha ido la cicatrización.

CAMINAR Y/O CORRER

Si todo va bien, alrededor de la semana 8, Ansu debería poder empezar a caminar haciendo cinta y, también empezar a trotar. Esta evolución debería completarse durante un par de semanas.

Durante esta fase es vital estar muy pendiente del dolor que el jugador, seguro, tendrá seguro tendrá, y de la inflamación de su rodilla. Además, habrá que incidir en que la movilidad sea completa. En función de los síntomas, se apretará más o menos...

Así ha sido la llegada de Ansu Fati a la Clínica Quirón para ser operado | @ElGolazoDeGol

TRABAJO DE CAMPO

Si todo evoluciona de la forma esperada, a partir de la semana 12, Ansu Fati ya podría empezar a realizar trabajo de campo. De ahí a su reaparición a nivel competitivo, deberían pasar entre tres y cuatro semanas. Eso sí, cualquier planificación está condicionada a la evolución del jugador y a un posible exceso dolor, aparición de agua en la rodilla o posibles inflamaciones.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil