Sport.es Menú

Así se prepara Tito Vilanova para su gran reto

Una semana después del anuncio de Pep Guardiola, todo sigue igual en el vestuario del FC Barcelona. Los jugadores y el grueso del cuerpo técnico del primer equipo han asumido con gran naturalidad su adiós y han visto el relevo acordado con la junta directiva y Andoni Zubizarreta como un cambio natural, sin sobresaltos.

Toni Frieros

De hecho, tanto de puertas hacia dentro como hacia fuera, diríase que no ha ocurrido nada porque todo sigue como antes. Cada uno en su rol.
Tito Vilanova, después de haber dado su aprobación, y de verse con fuerzas e ilusión para liderar y dirigir el reto que le ha sido propuesto, no ha dado ningún paso al frente. Continúa siendo el segundo de Guardiola y comportándose como lo venía haciendo.

Esa fidelidad hacia Pep en el día a día, en los entrenamientos, en la preparación de los partidos, sólo se ha visto alterada, a la fuerza, por alguna reunión que ya ha tenido con Zubizarreta, porque aunque pueda ser visto como una 'costilla' de Guardiola, Vilanova tiene su propia personalidad, sus propias ideas, sus propios gustos y es evidente y obvio que la plantilla del FC Barcelona 2012-2013 será confeccionada atención a sus peticiones.

Por eso, lo que sí han hecho Tito y Zubi ha sido ir hablando de aquellos posibles fichajes que pueden llegar para reforzar el equipo, en qué punto está, cuales son las alternativas...

Lo que no ha hecho Tito ha sido hablar con la junta directiva, en este caso con Josep Maria Bartomeu, para negociar la duración de su contrato y los emolumentos que debe recibir.

La idea de Rosell es ofrecerle a Vilanova dos años de compromiso para evitar, precisamente, lo que ha venido ocurriendo con Pep, que ha ido renovando año a año y siempre cuando ya estaba acabando la temporada.

A pesar de la catarata de solicititud de entrevistas que ha recibido el club para Vilanova, los responsables de comunicación ya han diseñado su propia política: sólo hablará en una conferencia de prensa convocada a tal efecto y siempre después de la final de la Copa del Rey, nunca antes.

Tito, una persona ya de por sí discreta y reservada, no ha venido imitando a Guardiola en cuanto a las entrevistas individuales. En estos cuatro años como segundo entrenador, ha solido hablar una vez por temporada, principalmente con los medios de comunicación deportivos. Está por ver si mantendrá esta decisión, aunque ya declinó conceder entrevistas a los medios después de regresar a la actividad tras superar el proceso quirúrgico al que fue sometido.

Manteniéndose en un discreto segundo plano, sólo alterado por las conversaciones que viene manteniendo con la secretaría técnica del club, Vilanova tiene el convencimiento de que sólo cuando Guardiola cierre su etapa azulgrana como entrenador podrá dar un paso al frente y explicar qué Barça quiere y cómo lo quiere. Seguro que habrá muchísimos puntos de coincidencia con Pep, pero tal vez no en todos.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil