Sport.es Menú

Así jugará el Barça B esta temporada

Gerard López y García Pimienta tienen muy claro lo que quieren de este Barça B
Gerard López y García Pimienta tienen muy claro lo que quieren de este Barça B | sport

Este sábado comienza la competición en el Grupo III de la Segunda División B, donde están los equipos catalanes. Uno de esos conjuntos es el Barça B, descendido de la Liga Adelante la pasada temporada. No es una categoría nueva para el filial barcelonista, pero es evidente que se encontrará en una situación a la que está poco acostumbrado.

Josep Capdevila

Jugar en Segunda B obligará al Barça B a un cambio de chip. De hecho, es probable que veamos dos Barça B muy diferentes: uno cuando juegue en casa, en el Miniestadi y otro cuando lo haga fuera. El Barça se encontrará con 4 o 5 campos considerados "muy complicados" porque son de dimensiones pequeñas y, además, con césped artificial. Y hay un par o tres de campos más considerados "complicados" porque aunque son de césped artificial, tienen unas dimensiones que le pueden ir mejor al equipo. ¿Qué pasará cuando el filial vaya a alguno de esos campos? Pues que no cambiará totalmente su estilo de toque por un fútbol directo, pero sí que deberá buscar un fútbol más práctico. Habrá que adaptarse más a los terrenos de juego que a los rivales y está claro que el equipo no tendrá ninguna facilidad para poder tener la posesión del balón. Se enfrentará a rivales que no querrán para nada tener el balón y que se limitarán al patadón hacia adelante.

El sistema es probable que no cambie. En un principio, el Barça B seguirá con el 4-3-3 habitual. Lo que se buscará es el perfil de jugador que vaya mejor para cada partido. ¿Verdad que el juego del Barça no era el mismo si jugaba Pedro o lo hacía Neymar aunque el sistema fuese el mismo? Pues eso es lo que se buscará para el filial, que según las características del terreno de juego y el rival, juegue un jugador en una determinada posición o lo haga otro. Y eso lo que puede provocar es alguna sorpresa, en forma de ver jugadores en posiciones a las que habitualmente no estamos acostumbrados a verles. Por ejemplo, en esta pretemporada, a los técnicos. Gerard López y García Pimienta les ha sorprendido el rendimiento que han tenido Campins o Grimaldo jugando en posiciones más adelantadas. Los dos, por lógica, deben seguir siendo laterales pero no deberá sorprender que en algunas fases de algún partido o incluso como titulares en otras, alguno de los dos ocupe plaza de interior o de extremo.

Una de las incógnitas, seguro que no para los técnicos pero sí para los aficionados, es que pasará con la portería. El Barça B comienza la temporada con tres porteros, además de Jokin, el guardameta fichado de Osasuna y que se podrá incorporar en enero. O sea que, de entrada, para esa posición están José Aurelio Suárez, Adrián Ortolá y Ondoa. A priori, no es probable que los técnicos opten por rotar en la portería, como sí que harán indiscutiblemente con los jugadores de campo. Quien juegue el sábado será el portero titular, aunque sabrá que no podrá confiarse en ningún momento. Porque si bien es cierto que Ondoa parte en un principio con menos opciones que Suárez y Ortolà, estos dos están hoy por hoy muy igualados y juegue quien juegue en Cornellà, no tendrá la titularidad asegurada ni mucho menos.

SERGI SAMPER DEBE SER EL LIDER DEL EQUIPO

Ya se sabe que los galones se deben ganar en el terreno de juego, pero sobre el papel, el líder de este Barça B debe ser Sergi Samper. El cuerpo técnico del filial sigue pensando que debe ser un jugador muy importante en este equipo. Aunque se rumoreó en algunos momentos que podría salir cedido a algún equipo de Primera, lo cierto es que Sergi ha demostrado en esta pretemporada un gran compromiso con el equipo y, a parte del ascenso, uno de los retos de este año será que Samper vuelva a demostrar que, como piensa mucha gente en el club, es "carne" del primer equipo.

EN ENERO SE DECIDIRA SI SE FICHA

Como el resto de equipos del club, el Barça B no se ha podido reforzar con ningún fichaje. Se ha incorporado solo a Jokin y no podrá jugar hasta enero. Este hecho, el de no poder fichar, es negativo pero a la vez positivo para el equipo. Porque el cuerpo técnico verá durante estos primeros meses cómo evoluciona el equipo y será entonces cuando se decidirá si se ficha o no. A priori, por ejemplo, Dongou aparece como único "9" puro del equipo. Por lo tanto, esa podría ser una de las posiciones a reforzar. Pero también puede ocurrir que en estos primeros meses jugadores como Maxi Rolón, Aitor Cantalapiedra, Cámara o cualquier otro se "destape" en el aspecto goleador y se considere que no es necesario fichar un goleador.

'BICHO' NO SEGUIRA

En Segunda B, cada equipo solo puede presentar 22 fichas. Y el Barça, en estos momentos, tiene 25 jugadores, sin contar con Pol Calvet e Isaac Padilla (lesionados de larga duración), ni Ca, Huertas, Lucas Gafarot y Amir, que se marchan cedidos. De esos 25 podemos descontar a Joakin, que no tendrá ficha hasta enero, y a Bicho. El gallego no entra en los planes del equipo y se le está buscando una salida. Pero aún así, aún sobrará otro jugador al que, por lo menos de momento, se no se le podrá hacer ficha.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil