Así fichó el Barça a Lee

Lee, junto a Neymar
Lee, junto a Neymar | sport

Septiembre del 2010. Albert Puig, entonces coordinador del fútbol base del FC Barcelona, está en Suráfrica viendo partidos de la Copa Danone. Ve jugar a Suráfrica y se fija en un pequeño jugador tremendamente habilidoso que juega con la selección de Corea del Sur. Puig ja conocía al vicepresidente de la Federación coreana, porque meses antes se había fichado a otro jugador de ese país, Paik. A través de él, consiguió hablar con el presidente de la Federación y averiguar que la selección coreana en diciembre de ese mismo año estaría en Catalunya, jugando en el torneo organizado por la Penya Barcelonista Hristo Stoichkov de Sant Cugat del Vallès. 
La relación de Puig con la federación coreana era lo suficientemente fluida como para conseguir que unos días antes de la disputa del torneo, Lee ya hiciese una prueba con el Barça. Corea aceptó y pidió también que el club barcelonista probase a otros jugadores coreanos, entre ellos Jang, ahora también jugador del Barcelona. 
Lee convenció desde el primer momento, tanto por las pruebas en el club como por su actuación en el torneo y el Barça decidió ficharle a él y a Jang. Los dos regresaron a su país, pero en marzo del 2011 ya estaban de nuevo en Barcelona. El club diseñó un plan específico para ellos, que incluía una adaptación de dos meses para que a partir del verano ya estuviesen plenamente integrados y pudiesen empezar a jugar en la temporada 2011-2012. 
A partir de ahí, y cuando le han dejado, Lee ha demostrado de sobras su calidad, tanto en el Barça como en la selección sub’16 de Corea del Sur. A veces las comparaciones pueden ser odiosas, pero en el Barcelona, y aunque sea con la boca pequeña, no dudan en admitir que si en el club hay un sucesor de Leo Messi, ese es Seung woo Lee.

JOSEP CAPDEVILA

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil