Así es el contrato de cesión de Griezmann

Así es el contrato de cesión de Griezmann

Griezmann habló acerca del duelo ante el Manchester United, que se disputará el próximo martes en Old Trafford | Perform

No habrá novedades este verano. Ni el Atlético puede devolver al jugador ni debe pagar todavía por él

Pagará 40 millones en el 2023 si Griezmann juega 45 minutos en el 50% de los partidos en los que esté disponible

El 31 de agosto del año pasado se cerró el mercado de fichajes en España. Aquel día, Antoine Griezmann regresó al Atlético de Madrid tras dos temporadas en el FC Barcelona. Negociaron los dos clubes durante muchas horas un intercambio de cromos que debía llevar al francés al Wanda Metropolitano y a Joao Félix al Camp Nou.

Gusta mucho el portugués a Joan Laporta, como el mismo presidente del Barça confesó esta semana en una entrevista, pero Diego Simeone no accedió a reforzar a un rival. Sí lo aceptó el Barça porque la prioridad blaugrana era librarse de la elevada ficha de Griezmann. Así que el francés acabó regresando al Atlético de Madrid en calidad de cedido por dos temporadas.

Mucho se ha escrito en los últimos días sobre el acuerdo entre el Barça y el club madrileño y sobre cuándo el club blaugrana podría ingresar por el francés algo de dinero, siempre bienvenido para sanear la debilitada economía blaugrana. Lo cierto es que el Barça no percibirá nada por Griezmann este verano y deberá esperar hasta el 2023 para ingresar los 40 millones que figuran en el contrato de cesión del francés como opción de compra.

Las condiciones del acuerdo son la siguientes. La cesión de Griezmann al Atlético de Madrid es por dos temporadas. El club madrileño paga la totalidad de la ficha del atacante francés y tiene una opción de compra que debe hacer efectiva al final de los dos años de cesión y que pasa a ser obligatoria siempre y cuando el delantero francés dispute un mínimo de 45 minutos en la mitad de los partidos en los que esté disponible para el entrenador. Es decir, no se tienen en cuenta ni los partidos en los que el delantero esté lesionado ni sancionado.

En el Barça están convencidos de que la condición que convierte la cláusula en obligatoria se cumplirá, pues Griezmann es un jugador importante en los esquemas de Simeone. De hecho, en lo que se lleva de temporada, el francés ha estado disponible en 26 partidos para el técnico argentino y en 20 de ellos ha disputado el mínimo de 45 minutos que se exigen por contrato. Es decir, que ha jugado un mínimo de 45 minutos casi en un 77% de los partidos en los que ha estado a disposición de su entrenador.

SIN CLÁUSULA DE DEVOLUCIÓN

Otra de las particularidades del contrato de cesión entre los dos clubes es que el Atlético de Madrid no tiene ninguna cláusula de escape tras el primer año de cesión, ni pagando una penalización.

Es decir, que el club madrileño no puede devolver a Griezmann este verano si no le interesa el jugador francés. Y si lo hiciese, el Barça podría negarse a acoger al delantero, que ha marcado ocho goles en lo que llevamos de temporada. Así que este verano no habrá novedades sobre Griezmann y el Barça deberá esperar al 2023 para tener 40 millones más en la caja.