Sport.es Menú

Así condiciona el mercado de fichajes las llegadas de Neymar y Griezmann

La posición de lateral izquierdo es una de las que necesitan un segundo efectivo de garantías que, en prestaciones, se acerque a Jordi Alba

Se ha desestimado entrar en la puja final por De Ligt y está pendiente un relevo que dé garantías a medio y largo plazo a Luis Suárez como delantero centro

El deseo del Barça es ver a Neymar y a Griezmann con la camiseta azulgrana | Marta Fernández

El FC Barcelona va a ser uno de los clubes más activos en el mercado de fichajes de este verano, pero muy condicionado por dos operaciones mayúsculas como son los fichajes de Antoine Griezmann y Neymar Junior. La apuesta por el francés y el brasileño supondrá que la dirección deportiva deberá revisar su plan de fichajes.

De cara a la temporada 2019/20, el Barça está trabajando con al menos un refuerzo por línea. El centrocampista Frenkie De Jong (Ajax) fue el primero, en plena campaña. También se ha completado con el Valencia CF el trueque de los porteros Neto y Jasper Cillessen, solo pendiente de que cada entidad haga sus equilibrios contables.

La expectativa es que la contratación de Antoine Griezmann cristalizará a partir del 1 de julio, cuando su cláusula de rescisión con el Atlético de Madrid baje de los 200 a los 120 millones de euros y se pueda completar una operación que ya estuvo a punto de realizarse un año atrás.

En cambio, el fichaje de Neymar tiene visos de convertirse en uno de los 'culebrones' del mercado de verano, si bien la voluntad del brasileño es firme y el PSG parece decidido a encontrar una salida, pero la 'repatriación' del delantero paulista podría rondar los 200 millones, incluyendo en la operación a su compatriota Philippe Coutinho.

CONDICIONA OTROS REFUERZOS

No obstante, el esfuerzo económico que supone afrontar estas dos operaciones hará que el Barça deba hacer apuestas menos potentes a la hora de reforzar otras posiciones, como la del lateral izquierdo. No se han descartado los informes de apuestas de futuro como Junior Firpo (Real Betis) o Raphael Guerreiro (Borussia Dortmund), una de las opciones preferidas, pero se tiene muy en cuenta la opción abierta todavía de contratar a Filipe Luis, que acaba de quedar libre tras su etapa en el Atlético de Madrid.

El brasileño sería una solución a corto plazo, pero se trata de un jugador veterano y experimentado que encajaría bien en el vestuario y podría dar un relevo de garantías a Jordi Alba.  

De hecho, el club ya decidió no entrar en la puja que Mino Raiola, el mánager de Matthijs De Ligt, ha querido provocar a raíz de su excelente campaña y el interés de muchos 'grandes' de Europa. Aunque el defensa central holandés interesaba, y mucho, al Barça, los responsables blaugrana no han querido atender su peticiones económicas, consideradas desmesuradas.

EL DELANTERO CENTRO

En la delantera, las incorporaciones de Neymar y Griezmann reportarían talento y gol, pero tácticamente no solucionarían una carencia de la plantilla: un relevo para Luis Suárez como delantero centro nato a medio y largo plazo.

En la plantilla no hay un jugador con el mismo perfil del 'Pistolero' y el brasileño y el francés juegan a otra cosa. Ernesto Valverde debería buscar nuevas fórmulas para darle relevo, teniendo en cuenta además que en la plantilla está Ousmane Dembélé. Excepcional rompecabezas, pero rompecabezas al final.

Las posibles salidas de la plantilla (la ya completada de André Gomes, las de Rafinha, Denis Suárez...) deberían ayudar a aligerar la nómina y a ingresar un dinero que el Barça necesita, como el resto de clubes, para afrontar sus refuerzos.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil