Así actuaron Setién y Eder Sarabia en la pausa de hidratación

Riqui Puig fue quien recibió la mayoría de insturcciones de Setién y su segundo

Messi se quedó un tanto apartado, aún enojado con la actuación del árbitro

Quique Setién, en el banquillo del Barça ante el Atlético
Quique Setién, en el banquillo del Barça ante el Atlético | Valentí Enrich

La pausa de hidratación se ha convertido en uno de los puntos de interés de los partidos en este fútbol post-confinamiento. Después de la tensión respirada en Balaídos entre el cuerpo técnico del Barça y algunos jugadores, se esperaba con expectación la respuesta del staff en el primer parón para beber en el partido ante el Atlético de Madrid y esta vez el centro de atención fue Riqui Puig.

Tanto Eder Sarabia como Quique Setién se dirigieron de forma indivual al canterano para darle consignas y corregirle algunos movimientos. Setién también tuvo un intercambio de palabras con Arturo Vidal, mientras que Sarabia habló unos instantes con Piqué. En otra esquina, el entrenador de porteros repasaba jugadas con Ter Stegen.

Quien se quedó más apartado del grupo de futbolistas fue Leo Messi. El argentino había recibido un fuerte golpe poco antes y ello, junto con la polémica por el penalti repetido del Atlético, provocaron que esuviera enojado con el colegiado Hernández Hernández.

Messi, nada más situarse de nuevo los jugadores en el campo, se dirgió al árbitro canario para recordarle sus más que discutible dirección del encuentro.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil