"En la Asamblea nos jugamos el futuro del Barça”

"El Espai Barça es el pilar estratégico del futuro del club. El que garantizará su viabilidad en los próximos 100 años"

"Como junta hemos salvado al club de ser inviable. Ahora necesitamos estabilidad"

Elena Fort, vicepresidenta del Área Institucional del FC Barcelona
Elena Fort, vicepresidenta del Área Institucional del FC Barcelona | Javier Ferrándiz

¿Es la misma Elena Fort que estuvo en el Barça en 2008? 

Cuando llevas el Barça dentro de ti es todo un honor ser directiva. Ahora me pilla con otra madurez y con un rol diferente. 

¿Acabó dolida por la demanda de los avales que afrontó?

Sí, porque me hicieron responsables de unos actos cuando yo no formaba parte de aquella junta directiva. Me afectó la injusticia de cómo se planteó la Acción de Responsabilidad. Me pedían más de tres millones de euros.

La Acción de Responsabilidad.

La forma de explicarla y cuantificarla fue una doble pirueta de mala fe. Esta junta lo que tiene que hacer es trabajar para mejorar todas estas cuestiones de garantías y controles y situaciones, porque lo que ocurrió entonces fue absolutamente kafkiano.

¿No habría que acabar con los avales?

Además de ser un quebradero de cabeza, comporta dos cosas que a mí me preocupan. Una, son antidemocráticos, porque no toda la gente por meritocracia puede ser directivo. Y desde un punto de género, me preocupa que las mujeres puedan llegar a ser directivas o presidenta del Barça. Hay que proteger al club de gestiones negligentes y al mismo tiempo que todos los que puedan aportar cosas buenas puedan ser directivas o directivos del Barça.

Un momento de la entrevista a Elena Fort, realizada en su despacho profesional

| Javier Ferrándiz

¿Cuántas horas al día le dedica al Barça?

Si cuenta 40 horas semanales legales de trabajo, pues el 70% de mi tiempo. Además, hago asesoría en el Parlament, tengo dos hijos y mi trabajo de abogada..

¿Cómo se lo ‘monta’?

Durmiendo muy poco por las noches, seis horas a lo sumo, y trabajando los fines de semanas, pero no quiero hacerme la mártir porque cuando acepté el cargo de ser directiva ya sabía lo que ello comportaba.

¿Cuántas veces se lo pensó cuando se lo propuso Laporta?

Ni una vez. En eso soy bastante irracional. El Barça me puede. Ya hace 50 años que soy socia. El 9 de noviembre hará 100 años que hay constancia escrita del primer Fort socio del Barça, mi bisabuelo.

¿No le da vértigo haber llegado ahora tal y como está la situación económica del club?

Da un poco de respeto, pero al mismo tiempo te da un plus de responsabilidad.

Defensora del Espai Barça...

Es el pilar estratégico del futuro del club, el que debe garantizar la viabilidad del Barça en los próximos cien años. Desde que entramos en marzo hasta ahora hemos estado trabajando, analizando, pidiendo información y estudiando qué se podía hacer y qué no se podía hacer. No es un cambio de proyecto, es una mejora del mismo.  

Elena Fort atendió a SPORT y repasó la actualidad del FC Barcelona

| Javier Ferrándiz

¿Qué mejoras?

La falta de previsión que había en algunos temas, como el tecnológico, los marcadores, que no estaban presupuestados, la sostenibilidad y desde el punto de vista estructural, no nos gustaba la idea de reubicar a 12.500 socios de primera gradería a tercera. Eso no lo aceptábamos y pedimos buscar otras soluciones arquitectónicas dentro del mismo proyecto.

¿Ir a Montjuïc es factible?

Es una opción. No planteamos dejar el Camp Nou por capricho, es que todos los expertos técnicos nos dicen que hay riesgo de seguridad compatibilizar las obras con partidos del primer equipo del Barça. A algún sitio tendremos que ir, ya sea Montjuïc o al Johan Cruyff.

¿Puede garantizar que nada más terminar la Liga entrarán las máquinas en el Estadi?

Si la Asamblea confía en nosotros, y autoriza la financiación, debido a que todo el trabajo ya está prácticamente acabado, la idea es comenzar lo más pronto posible. Es esencial.

¿Cuándo estaría acabado todo el proyecto?

En verano 2025.

¿Los naming rihts financiarán parte de la obra?

Trabajamos con todas las ideas de financiación habidas y por haber, pero seguramente no es la opción principal. Nuestra estructura de negocio es que la propia actividad que genere el nuevo estadio acabe pagando la obra.

Piden 1.500 millones...

Hasta un máximo de 1.500 millones que, ojo, no se suma a la deuda ya existente. Va por otra vía, porque se financiará con los ingresos.

Como socia, ¿no le duele que un proyecto votado en 2014 todavía no se haya iniciado? Me refiero al Camp Nou...

Llegamos muy muy tarde, efectivamente. Estamos a la cola de todo lo que son los estadios de fútbol de clubs de primer nivel. Que conste que en 2010 ya hubiéramos podido empezar, pero la otra junta tiró a la papelera nuestro proyecto e hizo el suyo propio, algo que encuentro legítimo...

El llamado proyecto Foster...

Era perfectamente aplicable y se hubiera podido financiar. Este proyecto Espai Barça ha sido una de las grandes negligencias de la anterior junta.

Usted era partidaria en 2013 de hacer una Asamblea extraordinaria y aprobar los estatutos uno a uno...

La reforma del 2013 era una reforma integral de los estatutos. Ahora no lo es, es solo de ocho artículos puntuales.  

El Artículo 67 es el más polémico de todos, ¿no?

Eso me ha llegado, o que genera más dudas. Es consecuencia de la Acción de Responsabilidad y de ponerse autolimitaciones. Eso puede estar bien cuando el club funciona con normalidad, pero a día de hoy no es viable. Nosotros no queremos derogarlo. Pedimos a la Asamblea permiso para no aplicarlo durante un tiempo y poder salir de la situación en la que estamos, porque con esa regla es imposible que en dos años se pueda cumplir el ratio de patrimonio neto positivo. Si no se permite congelarlo estaremos causando al club un riesgo institucional innecesario. No podemos llevarlo a unas nuevas elecciones innecesarias. No podemos tener planes en marcha y tener las manos ligadas. Eso es erosionar a una junta que está empezando con una situación económica bestial.

¿No tienen miedo a que se les pida avalar parte de las pérdidas de la 20-21?

No. Sabemos lo que pasó en 2003, la sentencia, y es inviable legalmente. No puede caber en la cabeza de nadie que si entras el 17 de marzo en el club todas las pérdidas anteriores tengan que ser para ti cuando tú estás gestionando una cosa que te viene dada. Fíjese si esta junta asume riesgos y responsabilidades que por tal de salvar al club toma estas decisiones, incluso cuando alguien pueda ponerlo en duda. 

Otra imagen de Elena Fort, ayer, en Barcelona

| Javier Ferrándiz

¿La Asamblea del domingo es la más importante de la historia reciente del club?

Sí, esta sí. Si no se suspende de forma temporal el artículo 67, nosotros, como cualquier otra junta, no tendremos margen de maniobra.  Tenemos que acabar con acciones que erosionen constantemente al club y poner más ‘seny’. Más allá del 1908, cuando Gamper evitó la desaparición del club, en este momento, como junta hemos salvado al club de ser inviable. Y por lo tanto necesitamos tiempo para que haya una estabilidad institucional en el club y que podamos dimensionarlo en el lugar que le toca.

¿Gobiernan mirando por el retrovisor?

La voluntad de la junta es trabajar para que el club tenga futuro y no mirar hacia atrás, pero nos hemos encontrado con lo que nos hemos encontrado. Y según los resultados del ‘forensics’ haremos lo que tengamos que hacer, sin ganas de mirar hacia atrás, pero sí ejerciendo nuestra responsabilidad.

¿También pide, como Romeu, dos años de paciencia?

Lo que pido es que los socios entiendan la dimensión de la situación y que la junta que está ahora merece su confianza para tirar adelante su proyecto. Eso no se consigue en un año y quizá tampoco en dos. Necesitamos tranquilidad para poder salirse del agujero donde estamos.

Usted es independentista. ¿Cuál debe ser el posicionamiento político que ha de tener el club?

El Barça debe estar alejado de todos los partidos políticos. A la vez debe ser fiel a sus esencias, a sus raíces. Y son las que son. Están vinculadas al país, a Catalunya. Y somos lo que somos. El club debe estar al lado de su gobierno, de sus instituciones y de la mayoría que quiera el pueblo.

¿Cómo definiría a Laporta?

Como una persona excepcional.

¿Qué le pide al socio de cara a la Asamblea?

Que entienda la dimensión de la situación, que las propuestas que le hace esta junta directiva no son fruto de la improvisación, sino de una reflexión y que son propuestas para mantener este club cien años más. Y mantenerlo como está: propiedad de sus socios. Eso es lo que les tenemos que garantizar.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil