Sport.es Menú

Asalto final al fichaje de De Ligt

El Barça sabe que las negociaciones están complicadas y sabe que debe dar un paso al frente

El entorno del jugador entiende que su cotización ha subido y aprieta con otras ofertas

El fichaje de De Ligt tendrá que esperar hasta el final de la temporada | Marta Fernández

La partida por el fichaje de De Ligt ha llegado a su recta final. Si hace unas semanas el optimismo reinaba en las oficinas del Barça, ahora las sensaciones son algo más alarmantes. La operación se ha ido complicando ante las nuevas exigencias económicas y el club sabe que debe dar un paso al frente para asegurarse un fichaje considerado estratégico. De Ligt sigue teniendo al Barça como opción prioritaria, pero su entorno entiende que la cotización del futbolista ha subido como la espuma, por lo que el escenario ha variado. Las próximas semanas serán decisivas.

 El Barça avanzó en la contratación de De Ligt durante el mes de febrero. Hubo contactos contínuos y el central holandés se decantó claramente por el proyecto blaugrana. Convencido de que iba a tener protagonismo y de su peso en el futuro del club, influyó mucho el fichaje de su amigo y compañero De Jong. Todo estaba muy encarrilado e, incluso, en el club blaugrana hubo la percepción de que podía firmarse el fichaje en el caso de que el Ajax hubiese caído ante la Juventus en la Champions. Las negociaciones estaban muy, muy encarriladas.

De Ligt siempre fue claro al no querer interponer su futuro con los objetivos deportivos de su equipo y la firma de cualquier opción se fue retrasando. Y en ese espacio de tiempo, el central ha tenido un protagonismo bestial en el equipo. Tanto, que su entorno entiende que la cotización del futbolista ha subido y que las condiciones ahora no pueden ser las mismas que se hablaron hace unos meses. Es evidente que De Ligt se ha confirmado como el central estrella en el mercado europeo por edad, progresión y la carencia de futbolistas contrastados en esa posición.

La operación no se ha roto, ni mucho menos, pero presenta ahora más complicaciones, ya que hay muchos equipos al acecho pujando por el futbolista. El Barça siempre ha intentado calcar la operación De Jong con la de De Ligt incluso pagando un precio de traspaso algo inferior. Pero esa previsión inicial ha estallado ya y el futbolista está a la espera de un nuevo movimiento blaugrana.

Por el momento, Bayern, PSG y Juve, que parecían ya absolutamente resignados a perder a una de las grandes joyas del fútbol europeo han vuelto a la carga. Y alguna de estas propuestas estarían, hoy por hoy, muy por encima del precio del mercado. El futbolista y su entorno, evidentemente, han decidido esperar porque el paso del tiempo es favorable a sus intereses. Y el Barça ya sabe que debe dar un paso al frente.

El área deportiva ya ha hecho todo el trabajo pertinente en la operación De Ligt y la carpeta del futbolista ya está en manos del presidente, Josep Maria Bartomeu. En el mes de enero y ante la posibilidad de perder a De Jong, Bartomeu hizo un movimiento relámpago, un auténtico golpe de efecto reuniéndose con el futbolista y pactando las cantidades finales del traspaso. Es probable que haya un escenario similar en las próximas semanas y que el Barça haga un esfuerzo final para espantar a sus rivales.

Pese a todo, el timming también puede ser complicado. El Ajax puede convertirse en finalista de la Champions la próxima semana. Y en las próximas dos semanas se juega la posibilidad de ganar una liga apretadísima contra el PSV. Quedará poco margen y el fichaje de De Ligt podría dilucidarse ya en el mes de junio, pero en el club blaugrana tienen claro que deberán poner todas sus armas encima de la mesa para ganar la batalla.

De Ligt es el candidato número uno en la lista de fichajes del Barça para la próxima temporada y toda la planificación de fichajes está sujeta a esta operación. El Barça intentará cerrar primero esta operación para definir, luego, el delantero que debería complementar a Luis Suárez durante la próxima temporada. La inversión sobre ese atacante podría variar mucho en función del éxito de la ofensiva final por De Ligt. Desde el club insisten en que se mantiene el optimismo y que los contactos son contínuos, aunque se deberá hacer un esfuerzo final.

De Ligt está ilusionado con jugar en el Barça, junto a De Jong y junto a Leo Messi. Le encanta la ciudad, sabe que podrá desarrollar su fútbol y que ganará títulos. Pero también es cierto que hay equipos que aprietan muchísimo con el dinero, conscientes de que será un central que puede marcar una época. La decisión se acerca.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil