Arturo Vidal, el salvavidas del Barça

El jugador chileno ya lleva esta temporada 4 goles y su aportación es decisiva para desencallar los partidos 'espesos'

Frente a los estilistas del equipo, Vidal aporta lucha y pelea sin descanso cada vez que pisa el terreno de juego

Arturo Vidal, en una acción de esta temporada en Champions | MEDIAPRO

Josep González

Arturo Vidal llegó al Barça en el verano de 2018 levantando no pocos recelos sobre si era un futbolista apropiado para el estilo de juego blaugrana. El jugador chileno dejaba el Bayern de Múnich para aterrizar en el Camp Nou abanderando como principales virtudes una entrega incansable en el mediocampo y una pelea constante por robar balones. Frente a los estilistas del Barça y el juego combinativo del toque y pase, Arturo ofrecía lucha y pelea sin descanso.

A sus 32 años e iniciada ya su segunda temporada con la camiseta blaugrana, Arturo Vidal ha dado un rendimiento más que amortizado teniendo en cuenta los 18 millones que pagó el Barça al Bayern para hacerse con sus servicios. Saliendo casi siempre desde el banquillo como revulsivo o arma para desencallar y oxigenar los partidos que se complican, el chileno se ha convertido en un elemento clave para un Ernesto Valverde que no duda en recurrir a él cuando las cosas se tuercen y hay que cambiar el signo de los encuentros.

En el partido ante el Leganés, Vidal salió al terreno de juego en el minuto 57 cuando el marcador reflejaba un incierto empate (1-1). Y, una vez más, su aparición en el campo de Butarque fue providencial ya que lograría el gol de la victoria del Barça (1-2) tras aprovechar el rechace de un defensa. No fue un tanto de bandera, pero había que estar allí, bajo palos, en aquel instante, para rematar aquel balón que llegó casi por accidente. Y, como siempre que se le necesita, Arturo estaba allí para resolver la papeleta del equipo azulgrana.

MEJOR MARCA GOLEADORA

Esta temporada ya lleva acumulados 486 minutos en juego -9 partidos y 345 minutos en Liga y 3 partidos y 141 minutos en Champions- firmando ya cuatro tantos -todos en el campeonato liguero ante el Betis (1), Sevilla (1), Valladolid (1) y, ayer, ante Leganés (1)- y una asistencia de gol, en el partido ante el Inter de Milán, donde su salida fue clave para revolucionar el partido y dar el triunfo al Barça. Del total de nueve encuentros en los que Valverde ha contado con él, solo ha sido titular y ha jugado los 90 minutos completos en un partido en LaLiga -ante el Valladolid (5-1)- y otro en Europa -ante el Slavia de Praga (0-0)-.

La temporada pasada el jugador chileno la completó sumando 2.744 minutos en el terreno de juego. Disputó 33 partido en LaLiga, 11 en la Champions League, 8 en la Copa del Rey y 1 en la Supercopa de España, aportando 3 goles al equipo y 7 pases de gol. Esta campaña, donde ha marcado 4 goles, ya supera su marca personal del pasado año y es el tercer realizador en Liga del Barça por detrás de Leo Messi (8), Luis Suárez e igualado con Antoine Griezmann (4).

Vistos sus números, parece que hay ‘King’ para rato en el Barcelona, aunque su nombre, cada vez que se abre una ventana de fichajes, está en el escaparate y hay muchos clubs europeos que ya han intentado hacerse con los servicios del mediapunta chileno, como es el caso del Inter de Milán, cuyo entrenador Antonio Conte lo ha reclamado para reforzar a su equipo en el mercado de invierno.

En una entrevista reciente a SPORT, el chileno confesó que “vine acá para triunfar. Vine a ser lo que me gusta ser, importante, como lo he hecho en toda mi carrera. No estoy aquí para ir cambiando de equipo cada vez que se abra el mercado” para señalar sobre su función en el Barça que era aportar algo diferente a los centrocampistas habituales: “Yo tengo que atacar, defender, recorrer muchos metros en el campo y siempre jugando al máximo”.

Arturo Vidal, genio y figura, y, ahora mismo, un salvavidas para el Barça.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil