Arturo Vidal podría entrar en la operación Lautaro

El Inter de Conte está interesado en el chileno

El técnico ya le contactó el pasado invierno para convencerle

 El azulgrana pasó un balón a Messi con la cresta | MEDIAPRO

Arturo Vidal, jugador del FC Barcelona hoy en cuarentena, está llamado a ser pieza clave en el fichaje de Lautaro por el club azulgrana. El centrocampista chileno es objeto del deseo del Inter de Milan y los gestores de la entidad nerroazzura verían con buenos ojos un cambio de cromos más un ingreso de una cantidad económica.


El entrenador del Inter de Milan, Antonio Conte, fue clave en la trayectoria de Arturo Vildal porque fue él quien pidió su contratación a la Juventus cuando Conte estaba en el banquillo en la temporada 2011-12. La Juventus pagó 15 millones de euros por un jugador que estaba destacando en el Bayern Leverkusen. A las órdenes de Conte, Arturo Vidal dio un salto adelante y dejó huella en Italia.

EL PAPEL DE CONTE


El propio Antonio Conte, hoy entrenador del Inter de Milán, quiere volver a reencontrarse con Arturo Vidal, razón por la que ha pedido reiteradamente a sus dirigentes la contratación del chileno. Ocurrió en este mercado de invierno en el que el propio Conte contactó con Vidal para convencerle de que fichara por el Inter de Milán. El chileno se negó a cambiar de aires porque argumentó estar a gusto en el club azulgrana donde, poco a poco, iba teniendo más minutos y su papel era más trascendente.


La ofensiva de Conte por Vidal no cesará y en verano intentará otro asalto para lograr un jugador de estas características. Vidal le encaja por su experiencia, por ser un jugador físico y porque se adapta bien a su estilo de juego. Le da igual su edad, hoy 32 años y en verano ya habrá cumplido los 33, porque cree que el chileno todavía tiene cuerda para rato en un campeonato habituado a jugadores de edad avanzada.


Este interés es una oportunidad para el Barcelona porque sería una manera de abaratar el coste de Lautaro, 111 millones de euros. La inclusión de Vidal podría rebajar la operación en unos 20/25 millones de euros. Esta cifra es la que pide el Barça para deshacerse del centrocampista.


La marcha de Vidal no sería un problema para el club azulgrana, deseoso de rebajar tanto la masa salarial como la edad de su plantilla. La marcha de Vidal sería la oportunidad para jugadores de la casa como Collado o Riqui Puig o el regreso de Aleñá, que está cedido en el Betis hasta final de temporada.


El club tampoco descarta incorporar a algún centrocampista de corte defensivo, estilo Keita, para darle a la plantilla el contrapunto que necesida.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil