Ansu: el GPS marca su estado

Ansu: el GPS marca su estado

Ansu Fati marcó el tercer tanto del Barça ante el Cádiz con la asistencia del polaco  | LaLiga

Los datos que recoge marcan el camino a seguir tanto en los entrenamientos como en los partidos

Los valores en cuanto a potencia y resistencia se acercan a los que tenía antes de la lesión, pero en lo que se refiere a la velocidad, aún tiene margen de mejora

No hace falta comentar que la sinergia entre Xavi, su área técnica y el doctor Ricard Pruna y su staff médico debe ser perfecta. De hecho, lo es. Tras la lesión el objetivo de todos ha sido conseguir que el jugador esté listo para competir al nivel anterior de la lesión. Para ello, debe estar preparado física y mentalmente. En el caso de Ansu todo es especialmente más sensible dados los precedentes. Dicho lo dicho y visto lo visto, vamos con la pregunta del millón de dólares: ¿cómo está Ansu?

Físicamente, casi a punto. Como todo se trabaja a partir de la fuerza se puede decir que en cuanto a potencia y resistencia los valores de Ansu se acercan a los que tenía antes de la lesión. Sin embargo, por lo que se refiere a la velocidad todavía tiene margen de mejora y ahí viene el problema. Como ya hemos comentado, las lesiones de isquios llegan en instantes de aceleración, desaceleración o esprint que, en el caso del delantero azulgrana, pueden suponer el 75% de sus acciones.

Al final de sus partidos acostumbra a tener molestias, aunque sean pequeñas, que aconsejan apelar a la prudencia. Parece que el músculo, tras el tratamiento conservador, necesita más tiempo para oxigenar bien y ante la posibilidad de una nueva ruptura se está optando por ir más despacio de lo deseado. Y esto, a Ansu, le está afectando porque no es titular y porque jugando tan poquito no puede cumplir sus objetivos en el Barça ni en una selección española que está a las puertas del Mundial.

Xavi, consciente de los datos, también intenta proteger al futbolista en el terreno emocional. La temporada empezó con la idea de volver a contar con Ansu al cien por cien de sus posibilidades. Así, el entrenador lo trató de revulsivo en la primera jornada, ante el Rayo, y en la segunda, ante la Real Sociedad, con sendos empates en el marcador.

Golazo que finiquita el partido del Barça ante la Real Sociedad, una gran asistencia de Lewandowski que termina convirtiendo Ansu Fati | LaLiga

Ante los madrileños no cambió nada pero sí ante los vascos, con un gol y dos asistencias que reanimaron de golpe al aficionado culé. Pero ante la realidad de los datos y para evitar el estrés ante situaciones de partido complicadas que pudieran perjudicar la cadena emocional del jugador y provocar una nueva lesión muscular su aportación en el resto de los partidos -Valladolid, Sevilla, Cadiz y Elche- siempre ha sido con el marcador muy favorable. Fíjense que en Munich, con 2 a 0 en contra en el marcador, Xavi prefirió sacar antes a Ferran y concederle apenas 10 minutos a él.

El GPS

Hablamos mucho de los datos que manejan Xavi y su staff para decidir concederle más o menos minutos a Ansu. Saben ustedes que ya hace mucho tiempo que la tecnología ayuda a los entrenadores a través de un GPS que los futbolistas llevan en sus armillas interiores tanto en las sesiones de entrenamiento como en los partidos. Sepan que estos GPS ofrecen centenares de datos individuales y colectivos y que, a partir de ellos y de las comparaciones, los especialistas pueden gestionar la salud de los jugadores.

Ansu Fati ejerció de revulsivo en la victoria ante la Real Sociedad saliendo desde el banquillo

| EFE

En el caso de Ansu, un delantero, manejan por ejemplo datos precisos sobre distancias recorridas andando (de 0 a 0'2 m/s), andando rápido (0'2-2 m/s), trotando (2-4 m/s), corriendo (4'5-5 m/s), esprintando (5'5-7 m/s) y a la más alta velocidad (+7 m/s); todo ello con posesión del balón o sin él; las acciones de aceleración y desaceleración; número de esprints; zonas y momentos del partido, y todo aquello que usted pueda imaginarse

Los valores que recogen los preparadores físicos más los datos resultantes de las pruebas médicas que examinan, por ejemplo, la potencia del músculo, marcan el grado de fatiga del isquiotibial de Ansu y el camino a seguir tanto en los entrenamientos como en los partidos.

Hasta ahora lo hemos visto más tirado hacia la banda izquierda que por el centro, pero todo apunta a que Ansu Fati se convertirá en delantero centro. Es cuestión de tiempo.

Temas