Ansu: un futuro como delantero centro

Ansu: un futuro como delantero centro

Xavi explica que Ansu Fati tendrá minutos poco a poco | MAITE JIMÉNEZ

Siempre ha sido más un 9 que otra cosa, pero da la sensación de que ahora solo puede ser un 9

En los escasos 225 minutos que ha jugado ha dado dos asistencias y ha marcado dos goles. Solo le supera Lewandowski.

Ansu Fati jugó 30 minutos contra el Elche en el último partido del Barça substituyendo a Memphis. Abierto en la banda recibió cuatro balones (61', 71', 88' y 89') y en ninguno de ellos buscó el uno contra uno. En estas situaciones hay que cambiar de ritmo y buscar los límites de la musculatura y el delantero azulgrana prefirió reiniciar la jugada con un pase en corto y hacia atrás.

Como nueve, en cambio, estuvo activo y cercano al gol: remató de chilena contra el cuerpo de John Donald (65'); perdió una ocasión por un mal control en el punto de penalti (67'); remató demasiado cruzado un pase genial en cuchara de Pedri (74') y no pudo superar al propio John Donald ni a Palacios en otra acción que acabó en el sexto córner del partido. Finalmente, los dos balones que Pedri y Frenkie le enviaron al espacio (72' y 90') demostraron que la capacidad de Ansu para poner su cuerpo en el estado de máxima velocidad está lejos de su mejor versión.

Hay que tener en cuenta que la recuperación completa del músculo isquiotibial llegará cuando no solo pueda correr a la máxima velocidad sino que lo pueda hacer de manera repetida. Si hablamos de los 90 minutos de un partido, un delantero centro de un equipo que suele atacar, sumando acciones con y sin balón, suele llegar a los 40-45 esprints (unos 15-20 a la máxima velocidad posible), y un falso extremo, cerca de 50 esprints (10-15 de máxima exigencia).

En cuanto a las aceleraciones y desaceleraciones que tanto castigan a la musculatura, ambos superan las 100 en cada capítulo. Para Ansu estos registros son, hoy por hoy, inviables. Le falta ritmo e intensidad para competir de manera continuada en cada uno de los minutos del partido.

Ansu Fati solo ha sido titular esta temporada en el estreno de la Champions League contra el Viktoria Plzen

| DAVID RAMÍREZ

El futuro de Ansu

Por eso Ansu se siente mejor jugando por dentro -ante el Elche coincidió con Lewandowski 18 minutos y con Ferran, 12- que por fuera, donde necesita más chispa y trabajo, no solo en ataque sino también en defensa ya que con Xavi los extremos son fundamentales en el inicio de la presión y la persecución de los laterales.

Es intuitivo, ha dado dos asistencias en tan pocos minutos y tiene gol: ya ha marcado dos, tantos como Dembélé y el doble que Raphinha, Ferran y Memphis siendo solo superado por Lewandoski, que ha anotado 11.

Ansu Fati marcó el tercer tanto del Barça ante el Cádiz con la asistencia del polaco  | LaLiga

Además, se le contabilizan 14 remates -siete a portería, uno al palo y seis, fuera- y siete acciones con pases de mérito a un compañero en esos 225 minutos de juego en ocho encuentros; juega concentrado -no ha caído ni una sola vez en el fuera de juego- y es inteligente para ocupar los espacios que no ataca, por ejemplo, Lewandowski.

En cambio, suma apenas dos centros desde la banda... porque cada vez la pisa menos. ¿Reinventándose? Ansu siempre ha sido más 9 que otra cosa pero da la sensación que ahora solo puede ser un 9. Hace falta tiempo para apuntar cual va a ser el futuro del jóven jugador del Barcelona, todavía con 19 años.

Él está poniendo todo de su parte, en lo físico y en lo psicológico -tanto sufrimiento he hecho merma-, dejándose ayudar en ambos terrenos. En lo técnico y en lo táctico, sigue estando a punto. Xavi cree que el retorno, con mayúsculas, está cerca y el barcelonismo sigue enamorado y dispuesto a esperar.

 

 

Temas