Ansu Fati, un mes de locura

A finales de mayo tenía una oferta formal de un grande de Europa y un pie fuera del Barça

El plan era que empezara el curso en el Juvenil A y lo acabara en el filial pero a Valdés le duró un amistoso

A mediados del pasado mes de mayo Ansu Fati (16 años/Guinea-Bisáu) tuvo un pie fuera del Barça. Apenas unos día antes parecía que solo faltaba la firma, pero algo se torció por el camino.

La anunciada renovación de Ilaix, otra de las comidillas de la cantera, por unas cantidades muy superiores a las habituales, contribuyó a que se estancara la continuidad de Ansu

También la sensación creciente entre los jugadores de La Masia de que el camino hasta el primer equipo es cada vez más complicado. Dudas que el Barça logró a última hora disipar haciendo un esfuerzo económico y convenciéndole de que, efectivamente, lo veían como un jugador con posibilidades reales de terminar en el Camp Nou.

También fueron importante los consejos de algunas de las personas claves en su carrera como Albert Puig,  que lo llevo al club azulgrana cuando era un niño, y en quien Bori Fati, el padre del chico, tiene una gran confianza. 
Ansu contaba con una oferta formal de uno de los grandes de Europa, pero terminó aceptando la propuesta del Barça. Ocurrió oficialmente el  pasado 24 de julio:  renovaba hasta el 2022 con opción a dos temporadas más. Y la cláusula de rescisión pasaba a ser  de 100 millones de euros.    

EL PLAN DEL BARÇA 

El acuerdo contemplaba un hoja de ruta deportiva muy clara para esta temporada: empezaría en el Juvenil A de Víctor Valdés y terminaría en el Barça B. Pero la pretemporada ya empezó a velocidad de vértigo para el extremo. Valdés solo pudo dirigirlo en un partido, porque ya fue llamado para el filial de García Pimienta.

Ansu Fati está aprovechando cada minuto que le da Valverde | FCB

El exmeta apenas pudo disfrutarlo pero no tardó en reparar que estaba delante de algo especial.  “He jugado con los mejores y no tengo ninguna duda con él. Es talento puro, es anarquía y hay que darle libertad para que fluya. No hay que pegarlo a la banda ni nada”. 

Cuándo Fati conoció a Valdés no podía imaginarse que unas semanas después estaría debutando con el primer equipo en el Camp Nou ante el Betis. O que se convertiría en el jugador más joven en la historia del Barça en marcar con los mayores. 

Lo logró en El Sadar con una cabezazo formidable. Un gol que, tras el partido, explicaría así a la televisión del club. “No sabía que el cabezazo había sido gol. He mirado a la portería y ¡hostia, ha entrado! Me he quedado muy sorprendido”, fueron las sinceras palabras del jovencísimo futbolista de solo 16 años.

Valverde le volvió a dar minutos, y como ya ocurrió en el Camp Nou, volvió a responder. “Tiene cualidades, es joven, le hemos visto cosas que nos pueden ayudar: tiene desparpajo, es rápido y encara bien”, destacó el Txingurri.   

Ayer Ansu Fati presenció el partido del Barça B en el Estadio Johan Cruyff y los aficionados le dieron trato de estrella. En el club están convencidos de que tiene madera para llegar a serlo algún día. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil