Ansu Fati, la precocidad del gol

El canterano suma en su primera temporada siete goles: seis en LaLiga y uno en la Champions

Está a cinco de Bojan, que en el año de su debut logró doce entre Liga (10), Copa y Champions

La precocidad no es garantía de éxito. A veces, muchas, solo es una medida de tiempo. La precocidad sin continuidad es solo una anécdota, un tachón de tiza en la pared. Lo que convierte en extraordinario avanzarte a tu tiempo es hacer de lo extraordinario algo regular. Messi no es el mejor de todos los tiempos porque debutase con 16 años y marcase su primer gol con 17, sino por todo lo que ha hecho desde entonces.

Fabrice Olinga es, aún hoy, el goleador más joven de LaLiga. El camerunés se estrenó con 16 años y 98 días  en Balaídos en el minuto 83 de un Celta-Málaga. Fue el 18 de agosto de 2012. Aquella temporada jugó nueve partidos más en Primera y no volvió a ver puerta. Hoy, con 24 años, juega en el Mouscroun de la Jupiler Pro League de Bélgica. Pero Olinga, por lo menos, figura en las estadísticas históricas, mientras que otros niños precoces han visto como su nombre se difuminaba entre la neblina del tiempo hasta convertirse en solo un recuerdo. En el trastero de la historia descansan Babangida, Jeffren o Nano, por poner solo tres ejemplos.

NÚMEROS PARA SOÑAR

Así, la irrupción de Ansu Fati esta temporada se valorará en el futuro como el inicio de una carrera legendaria solo si tiene continuidad. El canterano ha echado abajo de una patada la puerta que separa el fútbol base del profesional, de tal manera que ni siquiera ha puesto un pie en el paso intermedio, el Barça B, equipo con el que no ha llegado a debutar. Ni siquiera Messi pudo evitar jugar en el Mini Estadi.

Ansu Fati pinta bien, muy bien. Huele a grande, a futbolista de esos que pisan dejando huella. Sin hacer ruido, superada ya explosión mediática de su llegada a la elite, sigue dando razones para descartar una trayectoria efímera. Ante el Villarreal, saliendo en el minuto 72, marcó uno de esos goles para los que no solo es necesario tener talento y olfato, sino también calle. Fue su sexto gol en LaLiga. El primero lo logró con 16 años y 304 días, el tercer jugador más joven en anotar en el torneo de la regularidad tras el mencionado Olinga y por detrás de Muniain, que marcó con 16 años y 289 días. Con el que marcó en la Champions, ya suma siete.

SOLO BOJAN LE SUPERA

Ansu Fati es el goleador más joven de la Champions gracias al tanto que marcó ante el Inter. Sin embargo, si ampliamos el campo de visión, Bojan sigue teniendo el honor de ser el futbolista más joven en alcanzar los seis goles que suma en LaLiga. Mientras el bisauguineano llegó a esa cifra con 17 años, 8 meses y 2 días, Krkic lo hizo con 17 años, 6 meses y 24 días. En su primera temporada, con Rijkaard, Bojan anotó doce goles (10 en LaLiga, 1 en Champions y 1 en Copa). Ansu tiene tiempo para igualar y superar esos números porque quedan cuatro jornadas de Liga y la Champions, pero lo que ya ha logrado es, en silencio, convertir a Vinicius, el estandarte del futuro madridista, en una broma:_en dos temporadas suma ocho goles, cuatro en LaLiga.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil