Ansu Fati: estéril y sin profundidad

De los treinta balones que tocó, veintiseis fueron un pase hacia atrás

Marró la única ocasión que tuvo y, además, no supo tapar a su par, Gayá, que provocó el penalty y dio el pase del 1-0

undefinedvalencia cf vs fc barcelona foto javi ferrandiz 200125180223
Ansu Fati no tuvo protagonismo en ataque y sufrió en defensa | JAVI FERRÁNDIZ

Partido absolutamente esteril y sin prácticamente protagonismo alguno por parte de Ansu Fati. Abierto en la banda derecha para ensanchar el campo, el canterano careció de las dos principales virtudes que debe tener un extremo: valentía en el uno contra uno y profundidad.

Tocar balones tocó muchos, una treintena, y de ellos, prácticamente todos tuvieron un desarrollo idéntico: control y pase hacia atrás. Es decir, nada. Intentó, es verdad, tirar algunos desmarques, pero no le vieron. Sin duda, su principal error no estuvo en su escasa aportación ofensiva, si no en la pobre cobertura defensiva. Sí, porque la obligación de un extremo también es saber tapar las subidas de su marcador, en este caso el lateral izquierdo Gayá. El valenciano, internacional, provocó el penalty que después atajó Ter Stegen. Corrió la banda sin oposición alguna.

La primera y única vez que Ansu Fati tuvo la oportunidad de pisar área valencianista fue nada más comenzar la segunda parte. Messi le puso un gran balón al espacio y Ansu, nervioso y precipitado, metió la puntera, saliendo el balón cerca del palo derecho de la portería del Valencia. 

Cinco minutos después volvió a producirse otra acción que Quique Setién debería repasar con sus jugadores. Especialmente con el joven canterano porque otra vez saliendo el Valencia al ataque, Gayá corrió la banda izquierda sin que nadie le molestara. Su centro, después, acabó en el primer gol de los locales. ¿Cómo es posible que el lateral zurdo del equipo contrario llegue a la línea de fondo del equipo rival?

Ansu Fati acabó siendo sustituido por Collado, que debutaba esta temporada en el primer equipo. Una pobre actuación de Ansu que deberá hacer reflexionar tanto al jugador como al entrenador. ¿Donde están la chispa y el desparpajo que exhibió en sus primeros partidos como azulgrana? No es nada bueno que en vez de progresar, de pasos hacia atrás.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil