Aniversario Ansu Fati

Ansu cumpe hoy 17 años señalado como el nuevo prodigio de La Masia tras meses vertiginosos

El regreso de los pesos pesados en la delantera abre un debate en el club sobre los pasos a seguir

Ansu Fat, ídolo en Montenegro | Jordi Gil

Ansu Fati es un adolescente con cara de niño conviviendo con adultos al máximo nivel. En apenas unos meses ha dejado de ser anónimo a ser señalado. Y ha pasado de joven promesa a convivir con el exceso de las comparaciones.

Hoy cumple 17 años tras un pequeño revés de realidad: una actuación más acorde con su edad tras varias apariciones fulgurantes. Mientras él era titular contra el Valladolid sus compañeros de generación disputan el Mundial sub’17 en Brasil. 

Así de fulgurante está siendo el despegue de una de las grandes apariciones del fútbol internacional. En tiempo récord ha pasado de jugar en el juvenil A a convertirse en el goleador más precoz en la historia del Barça en la Liga. 

De  entrenar con Valdés a entrar en la quinielas de la selección absoluta con un debut exprés en la sub’21. Una de esas historias precoces que tanto gustan a los aficionados y a los medios de comunicación porque lo nuevo siempre resulta más excitante.

“Es increíble. Va a ser un año seguramente inolvidable”, reconoce Ansu, que no puede disimular su perplejidad por la velocidad de los acontecimientos. Lo reconoció su padre: durante la primera semana entrenando con los mayores apenas podía comer. Un nerviosismo que parece desmentir en el campo, donde demuestra un atrevimiento insospechado para un crío de 17 años. 

El vestuario pide paciencia

“Me impresionó desde el primer entrenamiento”, reconoció Messi en una entrevista para la FIFA. “Me gustaría que fuera entrando  gradualmente como hicieron conmigo cuando empecé. No podemos olvidar que solo tiene 16 años. Debe seguir disfrutando y que el ruido no tenga un impacto negativo en él”.

Ansu ha entrado bien en el vestuario de los mayores, pero todos recomiendan ir paso a paso con el futbolista y alejarle de una responsabilidad que no le corresponde. 

Ansu Fati fue protagonista ante el Valladolid | DAVID RAMÍREZ

Fati todavía está tratando de adaptarse a la exigencia del fútbol de élite. Lo explicó Lenglet en el último parón de selecciones. “Tiene mucho talento. Comparte vestuario con jugadores internacionales en su posición. Aprovechó las ausencias de algunos compañeros y jugó muy bien. Pero tiene algunos problemas para seguir el ritmo de entrenamientos y partidos”. 

Un cambio de ritmo que hizo que tuviera algunas molestias en la rodilla, también porque todavía se encuentra en fase de crecimiento. En los últimos partidos había perdido protagonismo, pero Valverde le dio la titularidad ante el Valladolid.

“Tiene cualidades, es joven, le hemos visto cosas que nos pueden ayudar: tiene desparpajo, es rápido, encara bien”, sostiene el técnico.  Pero el contexto ahora ha cambiado. Griezmann sigue ahí. Y han vuelto MessiSuárez y Dembélé

Con la puerta abierta del filial

“Estoy convencido de que Ansu y Pérez vendrán con nosotros tarde o temprano. A mí nadie me ha dicho que ya no bajarán”. García Pimienta lo tiene claro. Aunque Valverde insiste que, de momento, siguen en dinámica de primer equipo.

Es uno de los grandes retos del Txingurri: la gestión de Ansu Fati hasta final de temporada. Un tema complejo que genera debate en el club. La buena noticia es que el jugador conoce su realidad y sabe que le puede tocar jugar en el B. De momento, nadie se atreve con las previsiones con un crío que ha tirado la puerta del primer equipo contra todo pronóstico. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil