Andrés Iniesta, un mago convertido en candidato al Balón de Oro

Esther Blasco

Andrés Iniesta vuelve a aspirar a coronarse como mejor jugador del mundo. Hace dos años, acarició el Balón de Oro con la punta de los dedos, después de que un gol suyo en la final de Johannesburgo convirtiera a la selección española en campeona del mundo. Sin embargo, sus goles decisivos, su clase y su toque magistral de balón no sirvieron para desbancar a Leo Messi en las votaciones.

El juego del azulgrana siempre ha sido objetivo del elogio por parte de los amantes del fútbol. No obstante, esa lluvia de aplausos no se ha traducido en un reconocimiento internacional explícito en forma de premios individuales. Fiel a la filosofía de “lo mejor está siempre por llegar”, no es algo que le haya preocupado especialmente al jugador, de 28 años. En 2012, por fin, han empezado a llegar los premios.

No solo es uno de los aspirantes al Balón de Oro, sino que probablemente nunca estuvo tan cerca de ser el elegido como en esta ocasión. Sus avales son evidentes. Fue escogido mejor jugador de la Eurocopa, que ganó con la selección, y poco después la UEFA lo nombró mejor jugador del año de todas las competiciones europeas por delante de Messi y Cristiano Ronaldo.

Coincidiendo con sus diez años en el primer equipo del Barça, su recta final en este 2012 está siendo de escándalo. Solo hace falta tomar como referencia las últimas actuaciones, en las que el canterano ha vuelto a jugar en la teórica posición de extremo. Frente al Spartak, por ejemplo, en un escenario tan notorio como la Champions, el manchego dio la vuelta al mundo después de una jugada en la que driblaba a tres jugadores en menos de un metro cuadrado. Son jugadas como esta, las que han puesto el mundo del fútbol a los pies de este mago del balón.

SIGUE TODA LA INFORMACIÓN DEL ANUNCIO DE LOS TRES FINALISTAS AL BALÓN DE ORO 

 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil