Alves, de principio a fin

Alves, de principio a fin

Si ya resultaba complicado adivinar una alineación del Barça, ahora Josep Guardiola ha añadido otro nivel de dificultad al puzzle, y es saber con qué dibujo afrontará el Barça el encuentro.

El 4-3-3 con el que se suele dibujar al 'Pep Team' ya era un punto de partida más que flexible, que iba variando durante el transcurso del juego en función de la movilidad y polivalencia de la mayor parte de los futbolistas blaugrana.

La llegada de Cesc Fàbregas y su fulgurante entrada en el once inicial ha sido quizás la consecuencia más vistosa. Pero, sin duda, la llave del entramado está en la posición que ocupa Dani Alves. Tampoco es algo realmente nuevo. El brasileño es un futbolista de largo recorrido, que da abasto a toda la banda derecha. En ataque ya se transformaba casi en un extremo; y en defensa obligaba a que Xavi, Busquets y Puyol o Piqué se multiplicaran en las coberturas por la derecha. Ahora, cuando se ha situado como extremo en ausencia de Pedro o Villa, Alves ha demostrado que puede rendir en la punta. Y, sobre todo, sembrar la duda en Víctor Goncharenko: ¿El Barça jugará con el 4-3-3 o el 3-4-3?