Aleix Vidal, el Guadiana del Barça de Valverde

Ha participado en la mitad de los partidos del Barça y solo ha jugado una cuarta parte de los minutos

Ha jugado más como extremo que como defensa y ha pasado desde titular a cambio para perder tiempo, según el momento

Aleix Vidal marcó ante el Madrid uno de sus goles más importantes como azulgrana | LALIGA

El río Guadiana es conocido por la leyenda que asegura que aparece y desaparece a lo largo de su curso por España y Portugal, debido a que es difícil precisar su nacimiento. Pues bien, la trayectoria de Aleix Vidal esta temporada, más que al recorrido de una motaña rusa se asemeja a la de este río ibérico.

Aleix Vidal sigue entrando y saliendo de la alineación del Barça de manera abrupta. ¿Puede ser el Barça-Leganés el partido para que el carrilero catalán regrese a la alineación de Ernesto Valverde?

Valverde, de manera sorprendente recuperó a Aleix como alternativa en la delantera al tener cubierto el lateral derecho con Sergi Roberto y Nelson Semedo. Las lesiones de Dembélé y Paco Alcácer le facilitaron las cosas hasta el fichaje de Coutinho y Vidal parece haber regresado al ostracismo al que lo condenó Luis Enrique mediada la temporada 2015/16.

Pese a todo, repasar las estadísticas de Aleix Vidal demuestra la poca continuidad que ha tenido el catalán en este curso 2017/18, en la línea de pasadas campañas. Sobre 49 partidos oficiales del Barça, ha participado en la mitad (24), pero sólo ha jugado 1.019 de 4.410 minutos posibles (23%).

Esta es su hoja de servicios:

PJ TIT SUP MINS G AS
Champions 4 1 3 112 0 0
Liga 14 4 10 440 1 2
Copa 5 5 0 377 1 2
Supercopa 1 1 0 90 0 0
TOTAL 24 11 13 1.019 2 4

Diez indiscutibles

El calendario aprieta a un Barça que no quiere perder comba en la Liga pero que el martes tiene que certificar el pase a las semifinales de la Champions.

Ernesto Valverde tiene ahora casi toda la plantilla a su disposición, pero el núcleo duro del once inicial está más que definido y solo las lesiones le llevan a unas rotaciones mínimas, casi siempre más motivadas por el matiz táctico que quiere darle al equipo que a relevar a sus 'pretorianos'.

Hay diez indiscutibles (Ter Stegen, Sergi Roberto, Piqué, Umtiti, Alba, Busquets, Rakitic, Iniesta, Messi y Suárez) y todo indica que si Coutinho hubiera llegado el pasado verano, habría cerrado el equipo.

El resto de la plantilla se reparten esa plaza restante, las que se originan por las lesiones, los minutos finales de los partidos y esos partidos en los que Valverde necesita dar un respiro a esos titulares habituales.

Los Guadianas

Ha sido esa undécima posición la que ha permitido a algunos jugadores tener rachas de titularidad. Deulofeu, Denis Suárez, Paco Alcácer o Dembélé tuvieron su momento. Incluso André Gomes... y Aleix Vidal.

Hasta que finalmente fueron engullidos por el banquillo. Como dice la leyenda que la tierra se traga al Guadiana. El mérito de Valverde ha sido conseguir mantener mínimamente enchufados a estos jugadores.

Valverde le hizo salir un minuto ante el Real Madrid en la Liga (0-3) o ante el Sporting CP en la Champions (0-1) para perder tiempo. Le ha dado casi media hora en los dos partidos contra el Chelsea pero desapareció ante la Roma; Ha sido titular en cinco partidos importantes de la Copa pero no contó en el duelo de vuelta de las semifinales contra el Valencia...

Profesionalidad

De puertas hacia fuera, la actitud de Aleix es irreprochable. Ni una queja y siempre que ha jugado, en la posición que sea, ha demostrado un compromiso y unas ganas a la altura del resto de compañeros, más allá de que tuviera que jugar en una demarcación más o menos favorable para él.

Incluso fue el capitán del Barça en la Supercopa de Catalunya contra el Espanyol, liderando a un buen número de jugadores que se jugaban en ese partido demostrar que tiene un lugar bajo el sol blaugrana.

¿Vuelve a ser su momento el Barça-Leganés? Valverde no da nada por ganado y ni la Liga ni el récords de partidos invicto no está cerrado. Veremos.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil