Albert Puig: ''Ansu Fati lo tiene todo para ser de los mejores del mundo''

Puig, clave en los fichajes de Ansu Fati o Riqui Puig, repasa el presente y futuro de algunos canteranos azulgranas en SPORT

El que fue coordinador de La Masía durante 4 años, vive su segunda temporada al frente del Albirex Niigata, donde intenta implementar el modelo Barça

Albert Puig durante un partido de la temporada pasada del Albirex Niigata
Albert Puig durante un partido de la temporada pasada del Albirex Niigata  | sport.es

Carlos López

Albert Puig Ortoneda (Cambrils, 1968) es uno de los culpables de que hoy podamos disfrutar de la calidad y el talento de Ansu Fati, Riqui Puig o Ilaix Moriba en el Barça. Y no solo eso. Puig también fue el encargado de fichar a otras tantas jóvenes promesas como Thiago Alcántara, Dani Olmo o Takefusa Kubo que ahora despuntan lejos de la disciplina azulgrana. 

Tras cinco años como entrenador de las categorías inferiores, dio el salto y se convirtió en el director de La Masía, donde cerró un innumerable número de fichajes que ya están dando sus frutos al Barça y a los clubes de toda Europa. Tras un desgaste brutal, dejó el puesto cuatro años después para, con el fútbol como ‘excusa’, viajar alrededor del mundo con su mujer y su hija. Domènec Torrent le dio la oportunidad de que fuera su segundo entrenador durante una temporada en el New York City y tras foguearse en la MLS, cambió Estados Unidos por Japón para coger las riendas del Albirex Niigata, de la Segunda División japonesa. Una temporada después, Albert Puig atiende a SPORT para repasar la actualidad azulgrana y explicar cómo ha implantado el juego de posición en Japón.

¿Cómo surgió la oportunidad del Albirex?

Domènec Torrent me abrió las puertas al mundo profesional y cuando fui con él, el mes antes de acabar, le dije que me gustaría probar e irme al continente asiático. Quería vivir la cultura del respeto que había en Japón. Llamé a la persona que nos trajo a Takefusa Kubo y le dije si había alguna opción. A la semana me dijo que había un presidente interesado, vino a Nueva York (donde estaba con Torrent) y a las dos semanas llegamos a un acuerdo para la próxima temporada.

La temporada pasada el equipo terminó undécimo, lejos de los puestos de ascenso, ¿qué valoración hace del primer año en Japón?

El primer año fue muy duro por la adaptación a un fútbol diferente -como es el japonés- y a un club que debía cambiar todo el estilo de juego. Y también por el Covid, ya que estuvimos cuatro meses parados y tuvimos que jugar toda la Liga en cinco meses, con un partido cada tres días. Este año no había 'playoffs' y solo subían los dos primeros. Hasta el final estuvimos en la parte de arriba, pero perdimos los últimos cinco y bajamos hasta la mitad de la tabla. Aun así, la afición estaba muy contenta con el fútbol que hicimos y decidimos renovar con el equipo.

Óscar Hernández, el que era su segundo, se ha incorporado al equipo técnico de Mascherano en Argentina, ¿cómo vivió su salida?

Ha sido una baja muy importante. Empezó en el mundo profesional conmigo el año pasado y se fue adaptando poco a poco e hizo un gran trabajo en la estrategia a balón parado y en la coordinación de los entrenamientos. Salió esta gran oportunidad de ir a la selección argentina y estar al lado de Javier Mascherano -probablemente un técnico de futuro- y yo fui el primero que le motivé para que no la dejase escapar.

¿Cuál es el principal objetivo del equipo para esta temporada?

El principal objetivo es el ascenso, pero yo creo que el club y la afición han entendido que primero hay crear una base con el nuevo modelo de juego e ir partido a partido. Para mí es más importante crear una base muy sólida que garantice el futuro en este estilo.

¿Ha podido aplicar el modelo Barça y el juego de posición en el Albirex?

Costó, pero hicimos un cambio muy importante. Los meses de agosto, septiembre y octubre hicimos un juego muy atractivo que gustó mucho. Un juego posicional y ofensivo que consiguió marcar una tendencia aquí en Japón, donde el fútbol suele ser un poco más directo.

Albert Puig inicia su segunda temporada en el Albirex

| Sport.es

¿Cómo se tomó la salida del Barça?

Fue una decisión propia. Fui coordinador del 2010 al 2014, pero fue un desgaste muy fuerte y apenas podía pasar tiempo con mi hija. Además, en ese momento no estaba de acuerdo con las direcciones del director deportivo y llamé al presidente (por entonces Bartomeu) para comunicarle que decidía abandonar el club. Creí que lo mejor era apartarme. A partir de ahí, le comuniqué a mi mujer y mi hija la idea de viajar por el mundo, trabajando en el fútbol y conociendo diferentes culturas y continentes.

En una entrevista en el ‘Què t’hi jugues’ de la SER afirmó que varias precandidaturas contactaron con usted para volver a integrarle en el organigrama, sin embargo, decidió declinar las ofertas porque afirmaba no tener la fuerza suficiente. ¿Es una decisión definitiva?

Definitivo en la vida nunca hay nada, pero en el momento actual sí, estoy en Japón y quiero seguir aquí. Fue una reflexión muy personal en un momento en el que estaba viendo si renovar o no. Me pregunté si me veía otra vez haciendo el esfuerzo que hice en aquel momento y honestamente me di cuenta de que no.

Con 18 años, Ansu Fati es uno de los futbolistas más prometedores y además, ya está instaurado en la primera plantilla del Barça. ¿Hasta dónde cree que puede llegar su proyección en un futuro?

Espero que a la máxima. Estamos hablando de un jugador que lo tiene todo para llegar a ser de los mejores del mundo. Ya lo es, pero evidentemente tiene que formarse y evolucionar mucho más. Nadie tiene la varita mágica para decir si lo podrá conseguir, pero tiene todo el potencial para ser un referente durante los próximos años.

Ilaix Moriba ya ha debutado con el primer equipo con tan solo 18 años, ¿cree que podrá llegar a ser importante en un futuro?

Ni con el mismo Xavi o Iniesta con 18 o 19 años se podía saber hasta dónde podían llegar. Ilaix tiene unas cualidades enormes, Riqui las tiene, Jandro Orellana o Nico González las tienen o algunos de los que se han ido, como Carles Pérez o Marc Cucurella también las tenían. Pero de aquí a cinco años no podemos llegar a saber quien habrá llegado más lejos, ya que hay muchos factores que influyen en eso. Nadie puede saber si Ilaix va a llegar sí o sí al primer equipo.

¿Qué diferencias y similitudes ve entre Ansu e Ilaix?

Ilaix es más jugador de medio campo, con más control de partido, de equipo y Ansu es un talento puro en cuanto a imaginación y a un fútbol vertical y eléctrico. Son dos jugadores distintos con mucho nivel. Ambos destacaban mucho en sus edades, pero no utilizando su aspecto físico sino que hacían uso de su aspecto técnico y táctico. Esto es lo que les ha hecho llegar hasta aquí.  

¿Cómo ve la más que probable vuelta de Eric García?

Con mucha ilusión. Eric es un barcelonista de pro y es un chico que está muy involucrado con el club. Además, es un gran central con una muy buena salida de balón y mucho liderazgo. Para mí, sería una gran alegría y más a nivel personal.

Albert Puig junto a los exazulgranas Eric García y Adrián Bernabé

| sport.es

Me gustaría que habláramos de la figura de Jandro Orellano, que está rindiendo a un gran nivel en el B. ¿Cree que podría llegar a ser el sustituto ideal de Sergio Busquets?

Jandro es un muy buen jugador. Fue el último fichaje que hice antes de marcharme. Me lo recomendaba mucho Franc Artiga, por entonces entrenador del Cadete B, cuando él jugaba en el Espanyol de Infantil. Lo vi en el campo del Reus y me gustó mucho cómo ve el fútbol, su talento y su organización y distribución del equipo. Tiene un gran talento organizativo y ojalá la suerte y las lesiones le acompañen porque el potencial lo tiene. 

¿Cómo ve el caso de Riqui Puig? ¿Cree que debería salir cedido?

El de Riqui es un caso muy particular. Para mí ojalá se le den más oportunidades a Riqui y a todos los de la casa para que crezcan dentro del Barcelona. Él es el que decide si se ve creciendo más dentro del entorno barcelonista, en el primer equipo, o necesita salir para volver mucho más fuerte.

El Barça fichó este verano a Trincao, sin embargo, desde su llegada apenas ha arrancado y su aportación al equipo ha sido mínima. Teniendo en cuenta esto, ¿dónde cree que quedan Álex Collado y Konrad de la Fuente?

No por hablar de Álex y Konrad hay que desprestigiar a otros jugadores que vienen de fuera. Lo que siempre diré es que hay que potenciar a los jugadores de casa. Ambos tienen muchas virtudes y se debe aprovechar más su talento. Lo que hay que hacer es traer perfiles que no tienes en la Masía o jugadores de altísimo nivel y dar muchas oportunidades a los jugadores de casa. Ese es el camino correcto. 

¿Qué puede aportar un jugador de las categorías inferiores con respecto a uno de fuera?

La implicación. Cuando juegas para el club que quieres haces lo que sea para defender su camiseta. El factor implicación siempre es mucho más grande que el de un jugador que viene de fuera, que es un profesional que hace bien su trabajo, pero nunca tendrá la implicación sentimental de un jugador que viene desde abajo. Este es un factor muy importante y más tratándose del Barcelona. 

Por último, Albert Puig ha realizado un pequeño test de 'los más' de La Masía.

¿El más talentoso? Ansu Fati, Brahim Díaz y Seung woo Lee.

¿El más habilidoso? Brahim Díaz.

¿El más competitivo? Eric García.

¿El mejor? No sabría decir uno exactamente, ha habido muchos.

¿El más humilde? Adama Traoré.

¿El más trabajador? Sergi Samper.

¿El más luchador? Sergi Palencia.

¿El que tenía más aptitudes físicas? Adama Traoré.

¿El más inteligente en el terreno de juego? Riqui Puig.

¿El que tenía más visión de juego? Jandro Orellana.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil