¿Quién es Albert Capellas?

El técnico de Avinyó regresó al Barça el pasado mes de junio para implantar su filosofía futbolística en las categorías inferiores culés

Ha sonado en las últimas horas para dirigir temporalmente el conjunto azulgrana hasta que Xavi Hernández tome posesión, pero el escogido ha sido finalmente Sergi Barjuan

Albert Capellas, el probable interino antes de la llegada de Xavi Hernández | EFE

“En el fútbol siempre hay que tomar una decisión: que corra el balón o que corra el jugador. Ahí es donde empieza todo. Un fútbol más táctico-técnico o un fútbol más físico. Yo siempre prefiero lo primero. En el fútbol moderno se da mucha importancia al físico, y más ahora con el Big Data, pero este deporte es mucho más complejo que el simple hecho de correr”. Estas palabras de Albert Capellas (Avinyó, 1967) en una entrevista en ‘Marcadorint’ publicada a principios de junio, poco antes de que regresara al FC Barcelona para ejercer tareas de coordinación en categorías inferiores, permiten entender a la perfección el tipo de entrenador que ha sonado en las últimas horas para dirigir temporalmente el conjunto azulgrana hasta que Xavi Hernández tome posesión. Al final, el escogido ha sido Sergi Barjuan.

Capellas trabajó en el club culé desde 1999 hasta 2010, primero como segundo entrenador del filial y después con tareas de coordinación en el juvenil. Finalizó su primer ciclo en el Camp Nou en 2010, cuando Sandro Rosell asumió la presidencia. En los últimos once años ha adquirido mucha experiencia en los banquillos como segundo entrenador. Aunque entonces se comprometió con el Vitesse para ayudar al ‘Chapi’ Ferrer y el de Rubí fue destituido al final de la primera temporada, permaneció en el club neerlandés hasta 2014. Allí conoció a Peter Bosz, el míster que lo llevó Maccabi Tel Aviv primero (2016) y al Borussia Dortmund después (2017). Entre su periplo en Países Bajos y su etapa con Bosz, trabajó como asistente en el primer equipo del Brondby IF y como técnico de su conjunto sub-17.

Antes de aterrizar en la selección danesa sub-21 en 2019, con la que realizó un gran trabajo, probó la Superliga China como ayudante de Jordi Cruyff en el Chongqing Dangdai Lifan. En junio de 2021, hace apenas unos meses, se reencontró con él en el club de su corazón, al que no pudo decir que no, tras llegar a un acuerdo con la Federación de Fútbol de Dinamarca para rescindir el contrato que les unía. En los últimos meses, Albert Capellas ha tenido plenos poderes para implantar su idea de juego en can Barça. Está intentando ayudar al conjunto blaugrana a recuperar esa filosofía futbolística basada en la Masia que trasladó el ‘Més que un club’ a los terrenos de juego, una de las prioridades de la junta directiva de Joan Laporta para volver a lucir su modelo genuino. "Soy un gran defensor del fútbol base de los clubes, creo que el jugador formado en casa te da siempre un plus", declaró hace unos años a SPORT.

En la misma entrevista en 'Marcadorint', Albert Capellas fue cuestionado por el juego de posición. Le pidieron una definición. Su respuesta no puede dejar más claro que su perfil tendrá consecuencias positivas en la Ciutat Esportiva en el medio plazo: “El juego de posición está basado en tres pilares: posición, posesión y presión. La posición no solo se refiere al espacio que ocupamos en el campo, sino a la forma con que ocupamos ese espacio. La posesión siempre debe tener un porqué, ya sea para generar superioridades o para buscar el momento oportuno para acelerar. La última 'p' hace referencia al ‘pressing’. Cuando perdemos el balón queremos recuperarlo lo más pronto posible porque se genera un caos; el equipo rival no está organizado, no está bien abierto, sino que suele estar muy focalizado en reconquistarlo... y ese es el mejor momento para hacerle daño”.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil