Sport.es Menú

Alarma en la Masía por los métodos de Pep Segura

Ariedo Braida, Pep Segura y Robert Fernández, por este orden, en la grada del Mini durante un partido
Ariedo Braida, Pep Segura y Robert Fernández, por este orden, en la grada del Mini durante un partido | M. Casanovas

Fue uno de los fichajes fundamentales en el proceso electoral, una incorporación conceptual. Una figura encaminada a marcar la filosofía del origen de todo: La Masia. Pep Segura, con amplia experiencia en el fútbol base, fue asignado en 2015 como secretario técnico del Área Fútbol Formativo Profesional

Había pasado por el Barça de la mano de Llorenç Serra Ferrer y después por la Academia del Liverpool donde descubrió otro fútbol, que le marcó. A su vuelta al Barça, apenas ha podido impregnar su sello por la sanción de la FIFA y ahora es cuando se empieza a notar su mano.
Segura es metódico y extremadamente profesional. Cuida todos los detalles, aunque su libro de estilo choca con la manera en la que ha funcionado el club en las últimas décadas hasta el punto de tener a buena parte de los entrenadores de la cantera preocupados por imponer un cambio en la gran piedra filosofal del club.

De gran influencia del fútbol inglés, Segura interviene en el plan de entrenamientos. Los técnicos se sorprendieron, por ejemplo, que recomendara entrenar a los equipos centros y remates de cabeza toda una semana. En el Barça la prioridad ha sido perfeccionar el juego de posición y la técnica individual. La idea de Segura fue mirada cierto recelo.

La apuesta por el fútbol directo es decidida e incluso hay quien denuncia la presencia de un estudio suyo en el que demuestra que el fútbol directo es más efectivo que el ‘tiqui-taca’.

La preocupación es mucho más creciente en cuanto a sus objetivos en la captación de futbolistas. Los técnicos de la cantera ya están confeccionando sus plantillas para la próxima campaña. Ya tienen en mente los jugadores que seguirán o descartarán, pero queda el cupo de fichajes para los dos juveniles y el filial, que son los conjuntos que están bajo su responsabilidad. Y aquí entra en juego Segura.

A los técnicos de la casa les ha llamado la atención que los primeros nombres apuntados como posibles refuerzos encajan con un perfil distinto al habitual. “Ante todo queremos buenos jugadores, esa siempre ha sido la prioridad”, es la reflexión que se hace desde la casa. Con Segura todo son incógnitas. Trabaja en la estricta discreción y da pocas pistas, pero se intuye que sus fichajes no se centrarán en jugadores con una pulida técnica, sino que deben tener un componente físico importante. “Parece que iremos un poco hacia el estilo Premier”, es otro de los comentarios que se escucha por la Ciutat Esportiva.

En todo caso, de cadetes hacia abajo, las categorías que controlan Jordi Roura y Aureli Altimira, se sigue con la misma idea que impulsó Cruyff, siguieron Guardiola y Tito Vilanova y que ha convertido el Barça en un club singular. Roura y Altimira explicaron en una entrevista a SPORT recientemente que “la llave del club está en el Fútbol 7”. Es decir, en los niños que aprenden a jugar en espacios reducidos y tocar el balón con criterio.

En verano se verán las decisiones. Pep Segura marcará una línea que puede cambiar el estilo del Barça. Una innovación que solo el tiempo dictará si es el más conveniente para forjar los cimientos del club, pero que en estos momentos inquieta a los entrenadores del fútbol base.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil